Azúcar invertido con gasificante El Tigre

azucar

Hoy no toca receta, pero vamos a hablar de ese gran desconocido que en ocasiones vemos en muchas de nuestras recetas de repostería, el azúcar invertido.

Lo podemos encontrar en multitud de productos, en los que la reacción química para conseguirlo se produce de manera involuntaria, al mezclar determinados alimentos. Un ejemplo sería cuando estamos preparando una mermelada, al mezclar el azúcar con el ácido del limón (que normalmente añadimos a esta preparación casera), provoca sin darnos cuenta la inversión del azúcar. Se rompe la sacarosa (o azúcar común de mesa) en los elementos básicos que la componen, glucosa y fructosa. Prepararlo en casa es muy sencillo, solo necesitamos unos pocos ingredientes.

. 400 gr. de azúcar blanquilla.

. 170 ml. de agua mineral embotellada (no usar agua del grifo).

. 1 sobre doble de gasificante “El Tigre”.

En un cazo, mezcla el azúcar con el sobre de ácido, el agua mineral, y mezcla bien. Pon el cazo en el fuego y lleva a ebullición pero sin dejar de remover suavemente. En el momento en que inicie el primer hervor, retira el cazo del fuego e introduce un termómetro de cocina en él. Déjalo atemperar durante unos 20 minutos, hasta que alcance 50ºC.

Controla la temperatura y cuando llegue a unos 50-60ºC saca el termómetro y añades a la mezcla el sobre de gasificante. Se formará una espuma espesa y blanca. Deja reposar hasta que la espuma se diluya completamente y obtengamos una mezcla amarillenta y transparente. Vierte la mezcla en un recipiente hermético y deja enfriar por completo.

¡Ya tenemos nuestro azúcar invertido listo!

Conserva en un lugar fresco, seco y a temperatura ambiente. Se mantendrá hasta 6 meses si lo cierras hermético después de cada uso. La principal característica del azúcar invertido es su alto poder endulzante. Es hasta un 30% superior al de cualquier azúcar. Deberás sustituir una parte del azúcar que nos indique la receta por azúcar invertido, dependiendo del tipo de producto que prepares. Conseguirás un sabor más dulce con menos cantidad de azúcar.

Puedes utilizarlo de manera habitual en tus preparaciones, te sorprenderá la diferencia. Las masas y panes serán más esponjosos y se mantendrán tiernos más tiempo. Los helados quedarán más cremosos. En la elaboración de panes y repostería aumenta la fermentación de las masas porque la levadura digiere mejor la glucosa y la fructosa por separado que la sacarosa en sí misma.

2 comentarios
  1. margarita sáez gonzálvez
    margarita sáez gonzálvez Dice:

    Hace años que compro por correo una caja de gaseosas azul que uso para distintas elaboraciones de repostería como gasificante. Prefiero usar su producto que la clásica levadura royal.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =