,

Panecillos sin gluten con El Tigre

¡Hola, hola!

Uno de los puntos fuertes de nuestro producto es que es libre de gluten así que hoy compartimos con todos vosotros una receta en honor a todos los celiacos amigos de El Tigre.

Es verdad que el pan se hace con levadura fresca y que hay que dejar fermentar , etc. Pero una gran amiga, Conchi, nos habló de unos panecillos sin gluten y justamente se hacían con gasificante así que, nos pusimos manos a la obra y probamos la receta. La verdad es que no está nada mal, así que todos aquellos que sufran celiaquía les aconsejamos que prueben esta receta porque es fácil y muy rica. Además con nuestro gasificante podéis estar tranquilos porque es #glutenfree. Todos nuestros productos están exentos de gluten, así como de los 14 alérgenos que contempla la legislación europea, sin que quepa la posibilidad de contaminación cruzada o trazas de ninguna otra materia prima. Además, por su uso como sal de frutas digestiva puede reducir la acidez en el embarazo y combatir el ardor de estómago.

Gracias Conchi por tu receta.

Ingredientes: 

250 gramos de harina sin gluten Gallo para múltiples usos

1 sobre doble de gaseosa El Tigre

187 mililitros de leche templada

1 cucharada de sal

Elaboración:

Mezclamos con el robot de cocina en un bol, la harina sin gluten, el gasificante El Tigre  y la sal. Cuando lo tengamos mezclado hacemos un hueco en el centro y poco a poco vamos vertiendo la leche.

Amasamos todo bien hasta obtener una masa homogénea y sin grumos y dejamos reposar 30 minutos.

Nos humedecemos las manos y vamos haciendo bollos con la masa y colocándolos en la bandeja de horno, sobre un papel vegetal. Deja reposar otros 30 minutos.  Haz unos cortes en la parte superior e introduce en el horno precalentado a 200º durante 25 minutos.

Sácalos y déjalos enfriar sobre una rejilla. Para finalizar puedes espolvorear con harina sin gluten por encima para dar esa sensación más rústica.

Cake de jamón y queso con Thermomix y El Tigre

¡Buenos días! Desde que ha llegado el calor nos apetece estar menos tiempo en la cocina y buscamos recetas fáciles de hacer, de esas que se quedan listas y preparadas y en cualquier momento de apetito puedes hincar el diente.

Esta receta la hicimos por primera vez para llevar a una fiesta de amigos en la que cada uno llevaba un plato diferente y la verdad, es que fue todo un éxito. El aspecto es muy bueno pero el sabor es increíble. Estamos más acostumbrados a las masas dulces pero este cake salado te sorprenderá. Además para los más peques de la casa es fantástico incluso para una cena rápida. Un trocito de cake de jamón y queso junto con unas verduritas asadas o hervidas y tienes una cena perfecta y supercompleta.

 

Los ingredientes que necesitas son :

70 gramos de aceitunas rellenas de anchoa

200 gramos de jamón york

3 huevos

130 gramos de aceite de girasol

150 gramos de leche entera

150 gramos de queso emmental

150 gramos de harina de repostería

1 sobre doble de gaseosa El Tigre

media cucharadita de sal

La preparación es muy sencilla tanto si tienes Thermomix como si no. Primero os cuento como la hemos hecho nosotras con nuestra ayudante de cocina y luego  os contamos la versión sin Thermomix.

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde rectangular con papel vegetal para poder desmoldar más fácilmente.

Metemos las aceitunas en el vaso de la thermomix y programamos 3 segundos, velocidad 4. Una vez picadas las reservamos. A continuación, metemos el jamón y le damos 1 segundo de turbo y reservamos. Por último, rallamos el queso con 5 segundos a velocidad 8 y reservamos de nuevo.

Introducimos en el vaso los huevos, el aceite y la leche y batimos 15 segundos velocidad 6. Agregamos la harina, el sobre doble de gaseosa El Tigre y la sal y volvemos a programar 4 segundos, velocidad 2.

Por ultimo, incorporamos las aceitunas, el jamón y el queso y mezclamos 4 segundos a velocidad 3.

Vertemos en el molde y horneamos durante 50 minutos a 180 º.

Si no tienes Thermomix, ¡tranquilo! porque todas las recetas se pueden adaptar, aquí te contamos cómo.

Pica las aceitunas con la ayuda de un cuchillo, ralla el queso emmental con un rallador, de los de toda la vida, y pica el jamón con la ayuda de un cuchillo o una tijera.

En un bol echa los huevos, la leche y el aceite y lo mezclas con la batidora, añades la harina y el sobre doble de gasificante, añades la sal, y vuelves a batir para que no se queden grumos. Finalmente incorpora las aceitunas, el jamón y el queso, y mezclas con ayuda de una espátula.

Finalmente viertes en el molde y horneas 50 minutos a 180º.

 

Muffins de chocolate

Hola, hola amigos.

Hoy compartimos con vosotros una de esas recetas que no podemos esperar a que se enfríe para degustarla y es que… cuando algo lleva chocolate nos derretimos, y si encima lo lleva por partida doble, como son estos muffins, no dejamos ni las migas.

La elaboración es muy rápida, así que ahí estábamos delante del horno, mirando por la ventanita y esperando, y de repente, pi, pi, pi, el horno nos avisa de que el tiempo de cocción se ha completado.  ¡Qué maravilla!¡Qué aroma tan delicioso! Buenos no os hacemos esperar más, ahí va la receta y sus ingredientes.

Ingredientes:

115 gramos de mantequilla

150 gramos de chocolate negro para fundir

150 gramos de chips de chocolate

325 gramos de harina

3 huevos

180 gramos de leche

Dos sobres dobles de gaseosa El Tigre

125 gramos de azúcar  moreno

 

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es derretir la mantequilla junto con el chocolate negro en un cazo y a fuego lento para que no se nos queme. Para facilitar el proceso es recomendable trocear finamente el chocolate.

Precalentamos el horno a 180 º.

Vertemos la mezcla de chocolate y mantequilla en un bol y añadimos el azúcar. Batimos enérgicamente con la ayuda de las varillas, añadimos los tres huevos y volvemos a batir con las varillas.

Posteriormente, añadimos la harina y el gasificante El Tigre y removemos para integrar bien los ingredientes. En este paso obtenemos una masa muy espesa, no te preocupes, añadimos la leche y volvemos a batir hasta que se quede una masa homogénea. Por último, echamos los chips de chocolate y con la ayuda de una espátula removemos bien para que se queden repartidos por toda la masa.

En una bandeja especial para muffins ponemos los envoltorios y vertemos la masa. Llevamos al horno durante 25 minutos y listo.

 

Esperamos que os animéis a hacer estos riquísimos muffins y los disfrutéis.

Bizcocho de naranja con Thermomix y El Tigre

Bizcocho de Naranja Gaseosas El TIgre

Hace ya tiempo que queríamos hacer una receta con la ayuda de nuestra Thermomix. Realmente es una experta en la repostería y consigue unas masas muy esponjosas y ligeras. Nos hemos decidido por un clásico, el bizcocho de naranja. Es una receta muy sencilla, solemos tener todos los ingredientes necesarios en casa y, lo más importante, el bizcocho resulta delicioso.

Con la ayuda de nuestro amigo El Tigre y la batidora de la thermomix, conseguiremos una textura espectacular, esponjosa y muy agradable al paladar.

Os animamos a probarla ya, eso si, ¡adiós operación bikini! … es un vicio y no podréis parar.

 

Los ingredientes son básicos, es raro que no los tengas en casa, así que en cualquier momento puedes hacer este rico bizcocho y sorprender a familia y amigos.

Ingredientes:

1 naranja de zumo  sin pelar, partida en cuartos

250 gramos de azúcar

3 huevos grandes

100 gramos de aceite de girasol

130 gramos de nata líquida para montar

250 gramos de harina de repostería

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

1 pellizco de sal

Preparación:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Echamos la naranja con piel y cortada en cuartos en el vaso de la thermomix, añadimos los tres huevos e incorporamos el azúcar. Programamos la thermomix 3 minutos, temperatura 37º y velocidad 5.

Añadimos el aceite y la nata de montar y programamos 5 segundos a velocidad 4.

Incorporamos la harina, los dos sobres dobles de gaseosa El Tigre y el pellizco de sal. Programamos 15 segundos a velocidad 3.

Antes de verter la masa en el molde os recomendamos poner un papel vegetal y así es más fácil desmoldar una vez esté frío.

Echamos una generosa capa de azúcar por encima y lo metemos en el horno durante 35-40 minutos a 180 º. Cuando acabe el horneado y haya perdido calor, podemos desmoldar y servir.

¡Ya tenemos listo nuestro bizcocho de naranja! Esperamos que os encante tantísimo como a nosotros.

Bizcocho

 

Churros

Churros con Gaseosas El Tigre

Hoy os presentamos como elaborar Churros con Gaseosas “El Tigre” y endulzar tu desayuno o merienda en un periquete:

 

INGREDIENTES:

1Kg de harina

1 Litro de leche o agua.

2 Sobres doble de gaseosas “El Tigre” (10gr.)

Aceite

Sal

 

PREPARACIÓN:

 

Ponemos a calentar la leche con una pizca de sal, Cuando esté bien caliente (más de 50º ) le añadimos la harina poquito a poco, los 2 sobres de gaseosas “El Tigre” y lo removemos muy bien y despacio, para que  espese y así obtener una masa homogénea.

Una vez que tenemos  la masa, la meteremos en una manga pastelera (si no tenemos utilizamos una bolsa y le hacemos un corte en una esquina) y freír en una sartén con el aceite bien caliente.
Vamos sacando los churros poco a poco y los colocamos en un plato con papel de cocina para que chupe el aceite sobrante y servimos calentitos.

 

Churros con Gaseosas El Tigre

Churros con Gaseosas El Tigre

 

Pan Tigre de Holanda

pan

Sí, habéis leído bien. En Holanda hay una especialidad de pan que lleva nuestro mismo nombre, ¡asombroso! ¿Verdad?

Se trata de un pan muy joven que empezó a cocinarse en el año 1970 y cuyo nombre viene asociado al aspecto de su corteza, como puede apreciarse. Toma este aspecto gracias a la cobertura hecha con una pasta de harina de arroz que al hornear se quebranta y se abre.

Tiene un sabor incomparable a cualquier otro pan, con una mezcla dulce y algo picante, por uno de sus ingredientes, el aceite de sésamo. En el interior, una miga muy jugosa con un singular sabor.

Además, “El Tigre” y su gasificante nos van a echar una mano. Su efecto efervescente dentro de la masa, no necesita tiempo de leudado porque su acción es inmediata. En cuanto entra en el horno y toma contacto con el calor se produce la reacción dentro de la masa.

¿Habías visto un pan más singular?

Ingredientes para la masa:

400 gramos de harina

150 ml de leche tibia

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

Una pizca de sal

30 ml de aceite de sésamo

Ingredientes para la cobertura:

100 gramos de harina de arroz

100 ml de agua tibia

1 sobre de gasificante “El Tigre”

10 gramos poco de azúcar

15 ml de aceite de sésamo

Una pizca de sal

Y seguimos con la elaboración…

  • En un recipiente grande, vierte la harina en forma de volcán y añade el resto de los ingredientes en el centro. Mezcla bien y coloca encima de una superficie plana, limpia y previamente espolvoreada con un poco de harina.
  • Amasa durante unos 10 minutos. La masa debería notarse suave y uniforme.
  • Posteriormente, divídela en cuatro partes iguales (unos 100 gr. aproximadamente cada uno) y después de amasar cada parte por separado forma unas bolas con ellas y reserva.
  • Ahora vamos a preparar la cobertura. En un bol mediano, pon todos los ingredientes y mezcla bien. Debería quedar una textura tipo puré. Cubre bien el recipiente y reserva en frio, unos 20 minutos.
  • Precalienta el horno a 220ºC
  • Remueve de nuevo un poco la cobertura y viértela por encima de cada una de las bolas de masa. Ayúdate de un pincel para que los bordes queden bien cubiertos.
  • Introducimos los panes en el horno a media altura e introduce un recipiente adecuado para el horno, con un poco de agua para mantener la humedad. Pasados unos 12 minutos, abre la puerta del horno ligeramente para liberar el vapor que se ha formado; vuelve a cerrar la puerta y baja la temperatura a 190º.
  • Sigue horneando y transcurridos unos 20 minutos, retira los panes del horno y colócalos en una rejilla para que enfríen.

Habrás podido observar que la masa se seca y se agrieta durante la cocción, creando un efecto en dos tonos que recuerda a la piel de un tigre.

Esperamos que a todos les guste esta variedad de pan tan original.

¡Qué aproveche!

Papaviejos de Almería

PAPAVIEJOS DE ALMERIA

¿Sabrías decirnos de dónde viene el nombre de Papaviejos?

Pues este curioso nombre es porque su principal ingrediente es la patata, ni más ni menos…

Es un dulce típico de Almería, unos bollos fritos muy esponjosos y que antiguamente se consumían el “jueves lardero” (último jueves antes de Semana Santa). Sin embargo, hoy en día podemos encontrarlos por la zona durante todo el año.

Cuenta la historia que, para las fiestas en las que debían agasajar a los comensales con dulces y en tiempos de escasez, se vieron en la necesidad de utilizar otros productos sustitutivos. Se implantó el uso de la patata como complemento para postres y dulces. En tiempos de hambruna, se sustituía la escasa harina existente por la patata.

Éste dulce es transmitido de generación en generación, por lo fácil que se elabora y sus ingredientes están en todas nuestras despensas habitualmente.

Es muy parecido al clásico buñuelo de viento pero mucho más jugosos por dentro. Están exquisitos solos o acompañados de un buen chocolate caliente.

Los ingredientes que necesitamos son de lo más sencillo.

350 gramos de patata

400 gramos de harina (peso aproximado)

500 ml de leche

5 huevos grandes

100 gramos de azúcar

2 sobres dobles de Gasificante “El Tigre”

Ralladura de limón

Una cucharadita de canela en polvo

Una pizca de sal

Aceite para freír (a tu elección, girasol u oliva suave)

Para el rebozado:

Azúcar

Canela en polvo

Para su preparación:

  • En primer lugar pela y lava bien las patatas. Procede a cocerlas. Después aplástalas con un tenedor y reserva.
  • En un recipiente pon, los huevos, la leche, el zumo de medio limón, la canela y el azúcar. Mezcla bien todos los ingredientes.
  • A continuación, y poco a poco, añades la harina, el gasificante y una pizca de sal, sin dejar de remover. Cuando tenga una consistencia espesa pero no dura, deja de añadir harina (ya habíamos comentado que la medida es relativa).
  • Pon una sartén honda con abundante aceite a calentar y añádele la corteza del limón.

Papaviejos de Almeria. 2

  • Toma una cuchara como medida y vas introduciendo en el aceite caliente. Procura no llenarla demasiado, podrían golpearse unos con otros. Dales la vuelta cuando estén dorados por abajo.
  • Cuando estén dorados por los dos lados, colócalos en una fuente con papel absorbente.
  • Prepara una mezcla con el azúcar y la canela y rebózalos bien.

La costumbre es comerlos templados pero, si se enfrían no te preocupes, están igual de deliciosos…

 

Bocaditos de setas Shiitake y jamón

croquetas

¿Quién podría resistirse a probar estos bocaditos con sorpresa?

Los bocaditos o croquetas son un plato muy apetitoso y recurrente, siempre te sacan de un apuro o un imprevisto.

Además, pueden hacerse con infinidad de sabores pero, hoy hemos pensado en un ingrediente muy especial…

¿Habías oído hables de las setas Shiitake?

Considerada “Elixir de la vida” desde hace más de 2000 años, esta seta de cultivo es originaria de Japón y China y posee muchas propiedades medicinales gracias al lentinano, un polisacárido que regenera las defensas del organismo frente a los virus y células cancerígenas. Además, mejora la circulación, disminuye el colesterol en sangre y cura resfriados. En definitiva, una auténtica joya para nuestra salud y también para nuestro paladar.

Bocaditos de setas Shiitake y jamón. 1

Cuando preparemos la mezcla para el rebozado, le añadiremos un sobre de gasificante “El Tigre”, nos ayudará para que queden más esponjosas y resalte su sabor natural. Además, es un producto exento de gluten.

Y si encima le añadimos jamón pues, ¡figúrate!

¿Qué ingredientes necesitamos?

250 gramos de setas Shiitake

150 gramos de jamón serrano

1 cebolla mediana

750 ml de leche

125 gramos de harina

2 huevos

3 dientes de ajo laminados (también puedes utilizar ajos tiernos)

1 sobre de gasificante “El Tigre”

Sal

Pimienta

Perejil o nuez moscada (opcional)

Aceite de oliva

Pan rallado

Bocaditos de setas Shiitake y jamón. 2

Primero prepararemos el relleno…

  • Lava las setas, escúrrelas y después pela y pica la cebolla.
  • En una sartén con aceite echa los ajos, la cebolla, las setas y rehoga a fuego lento hasta que esté cocinado, pero no dorado. A continuación, añade el jamón cortado a trocitos, la sal, un poco de pimienta y mezcla unos pocos minutos más.
  • Ahora es el momento de incorporar la harina. Sigue removiendo bien, hasta que queden bien incorporados todos los ingredientes.
  • A continuación, empieza a agregar la leche poco a poco y sin dejar de remover, hasta que esté formada la bechamel.
  • Retira del fuego y vierte toda la masa en una fuente grande y plana para que enfríe. Cúbrela y reserva en el frigorífico unas 12 horas mínimo.
  • Al día siguiente, retira la mezcla del frigo y preparamos la masa para el rebozado.
  • Bate las claras a punto de nieve y añade el sobre doble de gasificante “El Tigre”. Agrega las yemas y mezcla bien.
  • Confecciona los bocaditos con la ayuda de dos cucharas y después de pasarlas por la mezcla de huevo, las rebozas en pan rallado.

Ya están preparadas para freír en abundante aceite de oliva. Déjalas escurrir en papel absorbente y estarán ¡listas para comer!.

– Podréis disfrutar de un alimento nutritivo, con propiedades antienvejecimiento y con un alto contenido en fibra y vitaminas B y D2-

 

 

Pan de manzana y nueces

pan

Cuando unimos la fruta, los cereales, las proteínas y los lácteos, obtenemos ¡el desayuno perfecto! Es la comida más importante del día y debemos elegir los ingredientes más saludables.

La manzana y las nueces son perfectas para preparar una deliciosa receta de pan integral, que además contiene mucha fibra. Las nueces con su alto contenido en grasas saludables Omega 3, fibra, magnesio, calcio y vitaminas del grupo B, reúne las propiedades idóneas para rebajar el colesterol y reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Y además, esta fruta hidrata, reduce la retención de líquidos y previene los calambres. Además, cuenta con las del grupo E, conocidas por ser fuertes antioxidantes, entre otras muchas propiedades. El resultado, la combinación perfecta para comenzar el día con energía.

Nuestra receta de pan de manzana y nueces, cumple todos estos requisitos. Además le añadiremos un extra de esponjosidad y potenciaremos su sabor con nuestro gasificante “El Tigre” que, como siempre, será nuestro perfecto aliado.

Tendrás un desayuno muy completo y nutritivo.

Además es muy fácil de preparar y su sabor agradará a todos.

Los ingredientes necesarios son:

750 gramos de manzanas

500 gramos de harina

120 gramos de azúcar

150 gramos de nueces (peso aproximado una vez troceadas)

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

40 gramos de mantequilla

Una cucharadita de sal

Una pizca de canela en polvo (opcional)

Un vaso de agua

 

Y comenzamos con la preparación:

  • En primer lugar precalienta el horno a 180º.
  • Pela y trocea las manzanas en trocitos muy pequeños. Reserva en un recipiente.
  • A continuación, prepara un bol grande y vierte el azúcar, la harina, los dos sobres dobles de gasificante “el Tigre”, la canela y una pizca de sal. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.
  • Seguidamente, agrega los trocitos de manzana y las nueces troceadas. Sigue removiendo.
  • Prepara el molde que vayas a utilizar y úntalo con un poco de mantequilla. Vierte toda la masa y hornea unos 60 minutos manteniendo el horno a 180º.
  • Transcurrido el tiempo, puedes sacarlo del horno y deja que repose unos 20 minutos. A continuación desmolda y coloca sobre una rejilla hasta que esté totalmente frío.
  • Si quieres reservar, envuélvelo en film para que se mantenga tierno más tiempo.

 

Y ya tenemos nuestro pan de nueces y manzanas, un desayuno o merienda nutritivo y muy completo para toda la familia…

¿Has visto que fácil? Sírvelo acompañado de mantequilla y mermelada, ¡está delicioso!

 

Galletas de mantequilla con Gaseosas El Tigre

galletas

Las galletas de mantequilla son deliciosas y además, muy fáciles de preparar. Son ideales para un rico desayuno o merienda, para disfrutarlas en familia o con amigos y sobre todo para los peques de la casa.

También conocidas como danesas, todos las hemos probado alguna vez. ¡¿Recuerdas que venían en una lata?!

Puedes hacerlas en cualquier época del año y cortarlas de diferentes formas, en el mercado hay infinidad de moldes distintos.

Lo primero, vamos a ver los ingredientes que necesitamos:

350 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente).

2 huevos (a temperatura ambiente)

350 gramos de harina de repostería

  • 250 gramos de azúcar.

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”

Un poco de canela en polvo

1 pizca de sal

Empezamos con la preparación:

. En un recipiente grande ponemos la mantequilla y el azúcar. Bate con unas varillas hasta que quede una masa cremosa.

. A continuación, agrega los huevos y sigue batiendo hasta que quede todo bien mezclado.

. Tamiza la harina para que se filtren todos los grumos y añádela a la mezcla poco a poco. Agrega la canela (según preferencias) y el sobre doble de gasificante “El Tigre”.

. Sigue batiendo hasta que quede una masa totalmente homogénea y algo pegajosa.

. Coloca la masa en una superficie lisa y espolvoreada con harina (para que no se pegue). Sigue amasando con las manos y forma una bola.

. Cúbrela con papel de horno y con la ayuda de un rodillo, extiéndela bien. Deja reposar en el frigorífico una hora aproximadamente.

. Calienta el horno a 180º.

. Saca la masa de la nevera y estírala un poco más con el rodillo, hasta dejarla del grosor que te guste para las galletas (unos 6 – 8 milímetros) Retira el papel de encima.

. Con los moldes las vas cortando y colocando en la bandeja del horno, previamente cubierta con papel.

. Hornea unos 15 minutos. Si las galletas están un poco blandas no te asustes, cuando enfríen se quedaran con la textura perfecta. Colócalas en una rejilla. Si te gustan más dulces, puedes espolvorearlas con azúcar glass.

Y puesto que a todos nos vuelve locos el chocolate, puedes hacer unas cuantas cubiertas de chocolate, simplemente decoradas o hacerles divertidos acabados con formas de animales. A los peques les va a encantar…

Galletas de mantequilla. 2

. Funde un poco de chocolate al baño Maria y viértelo a tu gusto por encima de las galletas. Deja reposar a temperatura ambiente hasta que el chocolate quede compacto.

Y ¡listo!, no quedará ni una.