Bicarbonato y dientes

Bicarbonato

Desde tratamientos de belleza, pasando por la limpieza del hogar, hasta usos medicinales. El bicarbonato sódico es uno de los productos estrella, el ingrediente rey de buena parte de trucos y remedios caseros. Es el principal ingrediente en todas las pastas dentífricas que se comercializan hoy en día. Ayuda a combatir la acumulación de sarro, neutraliza el PH de la boca, elimina el mal aliento y devuelve a tus dientes su blancura natural.

Cepillarse los dientes con bicarbonato con el objetivo de blanquearlos es una práctica muy extendida. Con un cepillado minucioso puedes borrar ciertas manchas. Además puedes aprovechar también otras propiedades antisépticas, incluso para desinfectar también el cepillo de dientes.

Su índice de abrasividad (RDA, Relative Dentin Abrasivity) es de 7 sobre 100, un valor realmente bajo si lo comparamos con el de otros productos de higiene oral que podemos encontrar en farmacias y supermercados.

Cepillarse los dientes con bicarbonato no supone un riesgo elevado de abrasividad para el esmalte, al menos como factor aislado. Debemos tener en cuenta que existen otros factores que influyen en la abrasividad del cepillado, como la técnica, el tiempo que empleemos, la presión que apliquemos, etc.

Bicarbonato

¿Cómo utilizarlo?

Ingredientes:

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

2 cucharaditas de sal marina.

Unas cuantas gotas de zumo de limón (También valdrán unas gotas de agua).

Unas gotas de vainilla (opcional).

En una taza pequeña, mezcla la mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua o limón y asegúrate de que tenga la consistencia de una pasta. Puedes conservarlo en un pequeño envase hermético y disfrutar de un cepillado totalmente natural cuantas veces quieras.

Asegúrate de enjuagar bien después del cepillado, especialmente por los cítricos como el limón, que es un alimento ácido.

 

¿Cómo actúa el bicarbonato de sodio en el cuerpo?

El bicarbonato sódico es un compuesto sólido cristalino de color blanco y disoluble en agua. Una mezcla salina con propiedades tanto ácidas como básicas y que actúa como tampón químico. Su fórmula química es NaHCO3 y se puede encontrar como mineral en la naturaleza o producirse artificialmente.

Se trata de una sustancia química que puede reaccionar con pequeñas cantidades de ácido, ayudando a prevenir los cambios en el pH (donde éste es una medida de solución de acidez).

Para mantener sana la salud celular y torrente sanguíneo, es muy importante que el pH permanezca relativamente constante.

Nuestro cuerpos aloja gran cantidad de bacterias y hongos que viven, crecen y sobreviven cordialmente cuando nos alimentamos y vivimos de forma saludable. Sin embargo, pueden convertirse en algo maligno cuando alteramos su hábitat. Esta perturbación puede ser debida al consumo desmesurado de azúcares o hidratos de carbono, o por la ingesta de aguas contaminadas, medicamentos, etc.

El equilibrio del pH es clave para disfrutar de una buena salud, es muy importante identificar si hay peligro de acidez elevada para no poner en riesgo nuestra salud.

El pH mide la alcalinidad de una sustancia (de 0 a 14). Si el pH es 7, se considera neutro. Cuando es superior a 7 es alcalina pero, si por el contrario es inferior, se convierte en ácida. La medida perfecta, para que nuestro organismo trabaje correctamente, está en mantenerlo entre el 7,35 y el 7,45. De esta manera conseguimos tener un pH equilibrado.

Los malos hábitos alimenticios y el estilo de vida poco saludable, son a menudo los causantes de este desequilibrio. Si es más ácido que alcalino, puede provocar que el cuerpo deje de eliminar toxinas y se produzca una mala absorción de los nutrientes.

Por este motivo, es importante tomar medidas al respecto y buscar la forma de alcalinizar nuestro cuerpo para equilibrarlo.

¿Sabías que el bicarbonato de sodio es una opción estupenda para alcalinizar tu cuerpo?

Cuando el nivel de acidez de nuestro cuerpo es elevado es más propenso a enfermar y contraer patologías crónicas como la diabetes, artritis, alergias u osteoporosis entre otras. Al alterarse el pH la sangre reacciona y puede ocasionarnos algunas molestias como, dolor de cabeza, problemas digestivos, un descenso de mineralización en las uñas, el cabello, etc.

El bicarbonato de sodio nos ayuda a equilibrar los niveles”. Cuando practicamos algún ejercicio físico, nuestro cuerpo nos pide más oxígeno del que habitualmente tenemos y , como respuesta quemamos ácido láctico produciéndose un desequilibrio del pH en las células musculares, descendiendo a niveles más bajos de lo normal. Como resultado, los músculos pierden la habilidad de contraerse y recuperarse, provocando una fatiga y un dolor que, sin duda, todos hemos padecido.

El bicarbonato sódico tiene una concentración de pH de 8,4, siendo de gran ayuda para elevar los niveles y llevarlos al nivel neutro, 7. Tiene muy pocos efectos adversos y si muchos beneficios para los deportistas. Por supuesto, ¡siempre sin abusar!

– Una cantidad adecuada de bicarbonato de sodio tomada en el marco de una rutina de ejercicios apropiada, no solo es útil sino muy recomendable –

Aquí tenemos algunas otras recomendaciones:

· Aumenta el consumo de frutas y verduras, preferiblemente de hoja verde y cruda. Incluye en tu dieta los cereales, las algas y todos los alimentos de origen vegetal combinándolo con pequeñas porciones de alimentos de origen animal. Evita al máximo el consumo de fritos y alimentos procesados.

· Limpia tu hogar con productos naturales como el bicarbonato de sodio, el limón y el vinagre.

· Bebe diariamente un vaso de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Con la ayuda de “El Tigre”, nuestra vida cada día más fácil y saludable.

El tigre te ayuda a eliminar la acidez de tu salsa de tomate

conserva

El tomate contiene ácidos cítrico y málico, responsables de brindarle su sabor y acidez característica. A pesar de sus muchas excelentes propiedades para nuestra dieta, las salsas que elaboramos con tomate suelen provocar acidez. El tipo de tomate influye en gran manera,  algunas variedades tienen un grado de acidez más bajo que otras.

Lo ideal sería retirar todas las semillas pero, es una lata, pierdes mucho tiempo y sabemos que nunca nos sobra…y si por el contrario, tienes esa buena costumbre, pero hoy se te ha olvidado o no tienes tiempo suficiente, el tigre nos ha contado un secreto y queremos compartirlo contigo.

Basta con añadir una cucharadita de bicarbonato “El Tigre” para eliminar la acidez del tomate. Nuestro estómago contiene ácido clorhídrico, el encargado de descomponer los alimentos y obtener los nutrientes y desechos. Este es el proceso digestivo normal y que finaliza en la digestión. Sin embargo, en este proceso y con el revestimiento protector del estómago que evita la filtración de los ácidos, puede colarse alguno hacia el esófago y llegar hasta la garganta. Entonces es cuando se produce la “regurgitación ácida”, también conocido como gastritis que, si se mantiene mucho tiempo puede derivar en una úlcera o lesión estomacal grave.

Una simple acidez estomacal puede ser debida a varias patologías, sin embargo, el factor común, a menudo, es la alimentación. El tomate, entre otros productos… ¡es el que se lleva la palma!

 El tomate,  considerado tanto fruta como hortaliza, forma parte integrante de las dietas en todo el mundo y especialmente en la mediterránea. Le proporciona un gran impulso a nuestra salud, con un gran número de antioxidantes (se han demostrado eficientes para combatir las diferentes formas del cáncer), y una fuente de vitaminas y minerales. Además, ejerce un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares, mejora las infecciones del tracto urinario y previene la hipertensión.

Intenta, siempre que sea posible, comprar tomates que hayan madurado al sol y sin haber pasado por invernaderos. Su color y textura es diferente. Además, su aroma es mucho más intenso cuando ha madurado de forma natural. ¿Lo has notado?

También te proponemos un par de ideas para que no tengas que evitar su uso en tus platos favoritos:

Una fórmula para evitar la acidez en la salsa de tomate es pelar los tomates antes de triturarlos, ¡sin duda merece la pena! Pon agua a hervir en un cazo y prepara otro con agua helada. Lava los tomates y con un cuchillo hazles una hendidura para quitarles el pedículo. Sumerge los tomates en el agua hirviendo unos 40 segundos e inmediatamente y transcurrido este tiempo los pasas al agua helada para frenar la cocción y enfriarlos. Escurre bien. Procede a pelarlos y seguidamente ya puedes triturar.

A continuación, añade una cucharadita de bicarbonato sódico El Tigre a la mezcla de tomate y aceite y cuece a fuego muy lento.

dsc_7459

¡Y listo! Hemos utilizado ingredientes naturales y sanos, evitando productos envasados que, a menudo, vienen cargados de conservantes, colorante y aditivos. Si no tienes mucho tiempo, puedes hacer más cantidad y congelarlo en pequeños botes herméticos de cristal. De esta forma, siempre tendrás a mano “tu salsa de tomate casera”.

 

Bicarbonato y deporte

bicarbonato

La fatiga muscular causada por el ejercicio de alta intensidad se puede reducir mediante la ingesta de bicarbonato porque puede ayudar a equilibrar la acidosis causante de la fatiga y ayudar al cuerpo a recuperarse”.

Durante las prácticas deportivas y el ejercicio, especialmente de alta intensidad, los músculos requieren cierta cantidad de energía complementaria gracias a un proceso químico en el que el cuerpo convierte ciertos carbohidratos en ácido láctico, acumulándose este, dentro de las células musculares ocasionando la fatiga.

Para reducir esta cantidad de ácido láctico, el cuerpo libera su abastecimiento natural de carbonato e intenta neutralizar el efecto. A pesar de todo no es suficiente, al restringir esta cantidad de ácido debería aminorar la fatiga y el atleta poder acelerar la velocidad.

Esa sensación de “quemazón” muscular intensa impide seguir contrayendo los músculos con eficacia y la intensidad cae en picado, situación que se genera en aquellas disciplinas donde se requiere un esfuerzo de alto grado.

Una dosis de bicarbonato (entre 60-90 minutos previo a la competición) actúa como agente alcalinizante, reduce la acidez en sangre y, como resultado, retrasa la aparición de fatiga.

Estudios entre un grupo de atletas de élite, han demostrado mejoras significativas tanto en trabajo como en poder durante el ejercicio de alta intensidad de 60 segundos de duración. La ingesta de bicarbonato de sodio en la prueba experimental tuvo el efecto deseado de elevar los niveles sanguíneos de bicarbonato 60% por encima del valor de bicarbonato en reposo. Sin embargo, la mejora es más significativa en competiciones de corta duración, entre 1 y 7 minutos, carreras de 400 hasta 1500 metros, en la natación de 100 a 400 metros, el sprint en el ciclismo y algunos más como kayak, remo o canoa. En general, deportes con intervalos que requieran alta intensidad.

Investigaciones de la Universidad de Loughvorough, en el Reino Unido, concluyeron que el bicarbonato de sodio puede ayudar a mejorar las capacidades aeróbicas. En concreto, la investigación descubrió que en una competición de natación 9 nadadores que habían tomado bicarbonato de sodio mejoraron sus marcas.

Aunque estas mejoras parecen a simple vista insignificantes, para el atleta (estamos hablando de fracciones de segundo) en competición son consideradas un gran logro.

¿Sabes cuál es el mejor remedio para la infección urinaria?

¿Quién no habrá sufrido este tipo de molestia alguna vez?

Es el tipo de infección más común, que afecta al tracto urinario. La orina es el líquido que los riñones filtran del torrente sanguíneo. Ésta contiene sales, productos de desecho y habitualmente no contiene bacterias.

¿Qué provoca una infección en el tracto urinario?

Se puede producir cuando las bacterias o gérmenes que se encuentran en ocasiones en el tracto digestivo, entran en el riñón o la vejiga y se multiplican en la orina.Las infecciones urinarias son una de las molestias más desagradables que existen y también de las más frecuentes.

Si eres una de esas personas, propensa a las infecciones ya sabes que, el mejor remedio siempre es el consumo frecuente de agua. Cuando te hidratas bien, orinas más y eliminas bacterias.

El bicarbonato sódico,  lucha específicamente contra las infecciones del tracto urinario junto a los antibióticos que nos prescriba el médico.

La efectividad del mismo se debe a su capacidad para neutralizar la acidez de la orina y permite que la orina salga con fluidez y sin dolor.

Frecuentemente afecta a más mujeres que hombres, pero realmente nadie está exento de padecerlas. De hecho, es una de las causas más comunes en que los adolescentes visitan al médico.

¿Cómo tomarlo?

Agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio “El Tigre”en una taza de agua y bébelo.Puedes combinarlo con un poco de zumo de limón. Tómalo con prudencia, el bicarbonato de sodio puede alterar el equilibrio de la flora intestinal.

El jugo de arándanos evita las bacterias causantes de la infección y además tiene propiedades antibióticas.

La bromelina, es una enzima que se encuentra en la piña y también puede ayudar a curar la infección.

¿Hay algún consejo para evitar esta infección?

Bebe mínimo 2 litros de agua al día para la eliminación de las bacterias en la vía urinaria.

Toma vitamina C, mantendrá tu vejiga sana disminuyendo el grado de acidez de la orina, evitando la entrada de bacterias sumamente nocivas.

Usa siempre prendas íntimas de algodón para evitar el sudor y las rozaduras.

Lavar las toallas después de cada uso.

Intenta evitar el estrés, realmente ya sabes que te servirá para cualquier dolencia.

Reduce al máximo bebidas excitantes como el café o el té.

No pospongas ningún tipo de evacuación, sea urinaria o intestinal.

¿Podías imaginar todo lo que “El Tigre” puede hacer por ti?

Sonríe con El Tigre

¿Sabías que el bicarbonato es uno de los remedios más eficaces para el blanqueamiento dental? Es el principal ingrediente en todas las pastas dentífricas que se comercializan hoy en día. Ayuda a combatir la acumulación de sarro, neutraliza el PH de la boca, elimina el mal aliento y devuelve a tus dientes su blancura natural.

Así que, ¿por qué no usarlo en casa?

Con un cepillado minucioso puedes borrar ciertas manchas de tus dientes y además posee importantes propiedades antisépticas que eliminan algunas clases de parásitos y hongos. Si lo aplicas a tu cepillo dental, desinfectarás tanto el cepillo como tu boca. Pero, no lo uses junto a la pasta de dientes; podrías aumentar su efecto abrasivo y dañar tus dientes.

¿Cómo lo utilizo?

Ingredientes:

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

2 cucharaditas de sal marina.

1 cucharada de cáscara de limón.

Unas gotas de vainilla (opcional).

Mezcla todos los ingredientes y tritura para pulverizar la cáscara de limón. Puedes conservarlo en un pequeño envase hermético y disfruta de un cepillado totalmente natural cuantas veces quieras. Asegúrate de enjuagar bien después del cepillado, especialmente por los cítricos, ya que, pese a la mezcla, puede quedarse una sensación ligeramente ácida.

Y tú ¿Lo habías probado antes?

Consejos para el verano

bicarbonato

¿No creerías que sólo sirve para hornear bizcochos verdad? Realmente tiene tantos usos y beneficios como, posiblemente, ningún otro producto.

El bicarbonato de sodio, además de ser un remedio natural, no contamina el medio ambiente, lo que lo hace apto para ser utilizado como remedio casero.

Hoy te damos 6 ideas o soluciones para este verano:

¡Te van a encantar!

. Es un excelente exfoliante corporal: Mezcla una cucharada con tu gel de baño o diluye tres partes de bicarbonato por una de agua y masajea suavemente unos minutos. Aclara bien.

Este tratamiento es ideal para quitar piel seca o muerta. Mejora su aspecto, la deja más suave y limpia para que los aceites o cremas que apliques posteriormente penetren mejor.

. Extraordinario purificante para la piel. Después de un día intenso de calor estás exhausto. Prepárate un baño relajante. Añade unas cuantas cucharadas de bicarbonato sódico al agua para que la ablande. El bicarbonato purificará tu piel y la notarás mucho más suave y lisa.

. Como desodorante y freno para una sudoración excesiva. Sus propiedades son idóneas para preparar tu propio antitranspirable casero. Los desodorantes comerciales, en la mayoría de los casos con químicos sintéticos que pueden ser dañinos para la salud. Es un buen sustituto para evitar la exposición a muchos tóxicos: En un bote de spray (preferiblemente cristal), mezcla agua y zumo de limón a partes iguales y añade 100 gramos de Bicarbonato “El Tigre”. Conseguirás un olor fresco y natural y además, no deja mancha en la ropa. Es muy efectivo como desodorante ya que bloquea los olores y es ideal para pieles sensibles.

. Alivia el picor de las picaduras. Cuando te pica un insecto, ayúdate con este remedio casero: Mezcla un poco de agua tibia con una cucharadita de bicarbonato de sodio hasta formar una pasta densa y aplica la solución directamente sobre la zona afectada. Te aportará un alivio inmediato. Si persiste, deja que actúe unos 30 minutos más. Puedes poner alguna gasa encima para taparlo y que el bicarbonato se mantenga en contacto con la piel. Es una sustancia muy económica y de todos los remedios caseros que existen, el bicarbonato es el más rápido neutralizador para el desazón.

La mezcla con agua es clave para contrarrestar la reacción de la saliva inyectada por el mosquito y la abeja.

. Para aliviar las quemaduras de sol. Si te quemaste en la playa este verano, llena la bañera de agua “tibia” y vierte una taza de bicarbonato.

. Relaja los pies cansados. ¿Llevas todo el día caminando? Si tus pies están doloridos por el calor, añade una cucharada de bicarbonato de sodio por litro de agua y sumerge tus pies. Sentirás un gran alivio en pocos minutos.

. ¿Deshidratado por el calor? Nada mejor que tomar una bebida casera y refrescante en verano. Preparar una limonada deliciosa la Gaseosa de Limón “El Tigre” y agua fresca. Ayuda a neutralizar los ácidos y te aportará una energía extra.

El “Tigre” te desea, ¡un feliz verano!

,

Gaseosa en polvo y alpinismo

Antes de 1923 era solo una colina de apenas 500m sobre el nivel del mar. A partir del 13 de julio de ese año, cuando le colocaron las famosas nueve (realmente fueron 13) letras blancas, pasó a convertirse en una de las montañas más famosas y todo un símbolo para el cine. Sí, sabemos que nuestro producto es de película, pero no, hoy no queremos hablaros de cine. Hoy toca hablar de montañas y alpinismo.

Hace años ya que recibimos comentarios de muchos de nuestros amigos que se dedican a esto de la alta montaña, algunos incluso han paseado nuestro producto por el Everest o el Aconcagua, echándolo directamente sobre la nieve.

Es bien conocido que el agua constituye aproximadamente el 60% del peso corporal y que es, por tanto, indispensable para la vida. Durante la actividad del montañero es importante estar siempre bien hidratado. Ya sabéis, en la montaña hay que beber frecuente y abundantemente, ya que la sed no es un buen indicador de la deshidratación. También es conveniente que el agua proporcione las sales minerales que necesita nuestro organismo.

alpinismo

Nuestros sobres de gaseosa en polvo mineralizan el agua gracias a la mezcla de bicarbonato sódico y ácido cítrico, con lo que sumado a su ligereza y facilidad de transporte, convierte nuestros sobrecillos en unos buenos compañeros de ruta alpinista. Además siempre vienen bien por si algo nos ha sentado mal o nos da la temida ‘pájara’ a mitad del ascenso.

En cualquier caso, antes de mineralizar el agua es conveniente asegurarnos de que el agua que vamos a beber está desinfectada; tanto si se trata de derretir nieve como de agua de río. Hay varios métodos, desde el clásico cazo para hervir hasta las modernas pastillas potabilizadoras, pasando por el famoso truco de la lejía.

Facilitando la digestión de las legumbres

Muchos profesionales de la medicina ven en el bicarbonato de sodio, un complemento para muchos de nuestros tratamientos, una panacea muy asequible y práctica.

Todos sabemos que tomar un poco de bicarbonato, disuelto en agua, es el mejor remedio para ayudarnos en la digestión. Después de una comida copiosa, o de comer determinados alimentos, es bastante habitual sentir acidez y un malestar que podemos evitar tomando este compuesto que descompone las grasas y neutraliza el exceso de ácido.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando, además, esta comida está elaborada con legumbres?

Las legumbres son ricas en proteínas, hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales. Tienen un índice muy bajo en glucemia y un promedio de 300 calorías por cada 100 gramos, lo que convierte este plato en alimento altamente nutritivo. Pero, a pesar de todos los beneficios, a menudo es responsable de provocarnos hinchazón abdominal y gases. En ocasiones optamos por eliminarlos de nuestra dieta y es un grave error.

¿Cómo podemos evitar esta molestia?

El problema son los oligosacáridos, moléculas que no se digieren normalmente, se quedan acumuladas en el intestino grueso donde fermentan por las bacterias depositadas en el mismo (lo que hace que se sume el olor pestilente).

El truco más antiguo y a la vez más efectivo, es añadir una cucharada de bicarbonato “El Tigre” al agua de cocción y antes de incorporar las legumbres. Además, también ayudará a que la cocción sea más rápida.

Se han acabado esas situaciones incómodas después de un buen plato de judías pintas o garbanzos…

¡Pruébalo y ya nos contarás!

Bicarbonato de sodio contra el fuego

Este compuesto químico (NaHCO3), de color blanco y soluble en agua, tiene unas propiedades ácidas y básicas que al descomponerse produce CO2.

El bicarbonato tiene infinidad de propiedades y usos que jamás sospecharías.

La industria farmacéutica utiliza este producto en medicamentos efervescentes, la industria petrolera como antidetonante y la alimentaria como aditivo, sustancias que facilitan la conservación de los alimentos.

Es un producto barato y que está al alcance de cualquiera.

Pero, ¿cómo es posible que pueda enfrentarse al fuego?

La explicación es bastante sencilla; Al producirse las llamas y verter encima el bicarbonato, se produce dióxido de carbono desplazando el oxígeno, en lugar de propagarlo como hace éste.

En cuanto apagues el gas o la electricidad puedes proceder.

Retrocede un poco y echa un puñado de bicarbonato de sodio “El Tigre”, en la base de la llama para ayudar a apagar el fuego, enseguida se irá debilitando.

Por este motivo, es útil para pequeños incendios caseros, como es el caso si arde una sartén.

¡Bicarbonato de sodio para extinguir incendios! 2

Sin embargo, no es recomendable para incendios en superficies mayores puesto que, demasiado hidróxido de carbono es muy nocivo para el sistema respiratorio.

Cuando salieron al mercado los extintores de polvo químico, estaban provistos de bicarbonato sódico cuyo uso fue extendido por sus buenas propiedades extintoras. Actualmente existen cinco tipos básicos de polvos químico que se utilizan como agentes extintores.

¡Ya sabes! Ten siempre a mano bicarbonato sódico “El Tigre”, nunca se sabe cuando puedes necesitarlo…