Galletas de mantequilla con Gaseosas El Tigre

galletas

Las galletas de mantequilla son deliciosas y además, muy fáciles de preparar. Son ideales para un rico desayuno o merienda, para disfrutarlas en familia o con amigos y sobre todo para los peques de la casa.

También conocidas como danesas, todos las hemos probado alguna vez. ¡¿Recuerdas que venían en una lata?!

Puedes hacerlas en cualquier época del año y cortarlas de diferentes formas, en el mercado hay infinidad de moldes distintos.

Lo primero, vamos a ver los ingredientes que necesitamos:

350 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente).

2 huevos (a temperatura ambiente)

350 gramos de harina de repostería

  • 250 gramos de azúcar.

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”

Un poco de canela en polvo

1 pizca de sal

Empezamos con la preparación:

. En un recipiente grande ponemos la mantequilla y el azúcar. Bate con unas varillas hasta que quede una masa cremosa.

. A continuación, agrega los huevos y sigue batiendo hasta que quede todo bien mezclado.

. Tamiza la harina para que se filtren todos los grumos y añádela a la mezcla poco a poco. Agrega la canela (según preferencias) y el sobre doble de gasificante “El Tigre”.

. Sigue batiendo hasta que quede una masa totalmente homogénea y algo pegajosa.

. Coloca la masa en una superficie lisa y espolvoreada con harina (para que no se pegue). Sigue amasando con las manos y forma una bola.

. Cúbrela con papel de horno y con la ayuda de un rodillo, extiéndela bien. Deja reposar en el frigorífico una hora aproximadamente.

. Calienta el horno a 180º.

. Saca la masa de la nevera y estírala un poco más con el rodillo, hasta dejarla del grosor que te guste para las galletas (unos 6 – 8 milímetros) Retira el papel de encima.

. Con los moldes las vas cortando y colocando en la bandeja del horno, previamente cubierta con papel.

. Hornea unos 15 minutos. Si las galletas están un poco blandas no te asustes, cuando enfríen se quedaran con la textura perfecta. Colócalas en una rejilla. Si te gustan más dulces, puedes espolvorearlas con azúcar glass.

Y puesto que a todos nos vuelve locos el chocolate, puedes hacer unas cuantas cubiertas de chocolate, simplemente decoradas o hacerles divertidos acabados con formas de animales. A los peques les va a encantar…

Galletas de mantequilla. 2

. Funde un poco de chocolate al baño Maria y viértelo a tu gusto por encima de las galletas. Deja reposar a temperatura ambiente hasta que el chocolate quede compacto.

Y ¡listo!, no quedará ni una.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − Ocho =