Entradas

Pan Tigre de Holanda

pan

Sí, habéis leído bien. En Holanda hay una especialidad de pan que lleva nuestro mismo nombre, ¡asombroso! ¿Verdad?

Se trata de un pan muy joven que empezó a cocinarse en el año 1970 y cuyo nombre viene asociado al aspecto de su corteza, como puede apreciarse. Toma este aspecto gracias a la cobertura hecha con una pasta de harina de arroz que al hornear se quebranta y se abre.

Tiene un sabor incomparable a cualquier otro pan, con una mezcla dulce y algo picante, por uno de sus ingredientes, el aceite de sésamo. En el interior, una miga muy jugosa con un singular sabor.

Además, “El Tigre” y su gasificante nos van a echar una mano. Su efecto efervescente dentro de la masa, no necesita tiempo de leudado porque su acción es inmediata. En cuanto entra en el horno y toma contacto con el calor se produce la reacción dentro de la masa.

¿Habías visto un pan más singular?

Ingredientes para la masa:

400 gramos de harina

150 ml de leche tibia

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

Una pizca de sal

30 ml de aceite de sésamo

Ingredientes para la cobertura:

100 gramos de harina de arroz

100 ml de agua tibia

1 sobre de gasificante “El Tigre”

10 gramos poco de azúcar

15 ml de aceite de sésamo

Una pizca de sal

Y seguimos con la elaboración…

  • En un recipiente grande, vierte la harina en forma de volcán y añade el resto de los ingredientes en el centro. Mezcla bien y coloca encima de una superficie plana, limpia y previamente espolvoreada con un poco de harina.
  • Amasa durante unos 10 minutos. La masa debería notarse suave y uniforme.
  • Posteriormente, divídela en cuatro partes iguales (unos 100 gr. aproximadamente cada uno) y después de amasar cada parte por separado forma unas bolas con ellas y reserva.
  • Ahora vamos a preparar la cobertura. En un bol mediano, pon todos los ingredientes y mezcla bien. Debería quedar una textura tipo puré. Cubre bien el recipiente y reserva en frio, unos 20 minutos.
  • Precalienta el horno a 220ºC
  • Remueve de nuevo un poco la cobertura y viértela por encima de cada una de las bolas de masa. Ayúdate de un pincel para que los bordes queden bien cubiertos.
  • Introducimos los panes en el horno a media altura e introduce un recipiente adecuado para el horno, con un poco de agua para mantener la humedad. Pasados unos 12 minutos, abre la puerta del horno ligeramente para liberar el vapor que se ha formado; vuelve a cerrar la puerta y baja la temperatura a 190º.
  • Sigue horneando y transcurridos unos 20 minutos, retira los panes del horno y colócalos en una rejilla para que enfríen.

Habrás podido observar que la masa se seca y se agrieta durante la cocción, creando un efecto en dos tonos que recuerda a la piel de un tigre.

Esperamos que a todos les guste esta variedad de pan tan original.

¡Qué aproveche!

Bocaditos de setas Shiitake y jamón

croquetas

¿Quién podría resistirse a probar estos bocaditos con sorpresa?

Los bocaditos o croquetas son un plato muy apetitoso y recurrente, siempre te sacan de un apuro o un imprevisto.

Además, pueden hacerse con infinidad de sabores pero, hoy hemos pensado en un ingrediente muy especial…

¿Habías oído hables de las setas Shiitake?

Considerada “Elixir de la vida” desde hace más de 2000 años, esta seta de cultivo es originaria de Japón y China y posee muchas propiedades medicinales gracias al lentinano, un polisacárido que regenera las defensas del organismo frente a los virus y células cancerígenas. Además, mejora la circulación, disminuye el colesterol en sangre y cura resfriados. En definitiva, una auténtica joya para nuestra salud y también para nuestro paladar.

Bocaditos de setas Shiitake y jamón. 1

Cuando preparemos la mezcla para el rebozado, le añadiremos un sobre de gasificante “El Tigre”, nos ayudará para que queden más esponjosas y resalte su sabor natural. Además, es un producto exento de gluten.

Y si encima le añadimos jamón pues, ¡figúrate!

¿Qué ingredientes necesitamos?

250 gramos de setas Shiitake

150 gramos de jamón serrano

1 cebolla mediana

750 ml de leche

125 gramos de harina

2 huevos

3 dientes de ajo laminados (también puedes utilizar ajos tiernos)

1 sobre de gasificante “El Tigre”

Sal

Pimienta

Perejil o nuez moscada (opcional)

Aceite de oliva

Pan rallado

Bocaditos de setas Shiitake y jamón. 2

Primero prepararemos el relleno…

  • Lava las setas, escúrrelas y después pela y pica la cebolla.
  • En una sartén con aceite echa los ajos, la cebolla, las setas y rehoga a fuego lento hasta que esté cocinado, pero no dorado. A continuación, añade el jamón cortado a trocitos, la sal, un poco de pimienta y mezcla unos pocos minutos más.
  • Ahora es el momento de incorporar la harina. Sigue removiendo bien, hasta que queden bien incorporados todos los ingredientes.
  • A continuación, empieza a agregar la leche poco a poco y sin dejar de remover, hasta que esté formada la bechamel.
  • Retira del fuego y vierte toda la masa en una fuente grande y plana para que enfríe. Cúbrela y reserva en el frigorífico unas 12 horas mínimo.
  • Al día siguiente, retira la mezcla del frigo y preparamos la masa para el rebozado.
  • Bate las claras a punto de nieve y añade el sobre doble de gasificante “El Tigre”. Agrega las yemas y mezcla bien.
  • Confecciona los bocaditos con la ayuda de dos cucharas y después de pasarlas por la mezcla de huevo, las rebozas en pan rallado.

Ya están preparadas para freír en abundante aceite de oliva. Déjalas escurrir en papel absorbente y estarán ¡listas para comer!.

– Podréis disfrutar de un alimento nutritivo, con propiedades antienvejecimiento y con un alto contenido en fibra y vitaminas B y D2-

 

 

Receta de panecillos de hamburguesa con El Tigre

Receta pan

¡Las hamburguesas están de moda!

Cada vez hay más restaurantes que incluyen las hamburguesas gourmet. Atrás han quedado aquellos tiempos, en que este plato era sinónimo de fast-food o comida basura. Hoy en día, este popular bollo americano viene en muchas de las cartas de los mejores restaurantes de nuestro país y del resto del mundo. A día de hoy, afortunadamente las cosas han cambiado y se ha convertido en uno de los pequeños placeres gastronómicos más apetitosos y equilibrados que además, suele gustar a todos.

En “El Tigre” somos conscientes de esta nueva tendencia y, hemos desarrollado una receta para elaborar estos deliciosos panecillos de manera fácil y con ingredientes naturales.

Añadiendo nuestro gasificante, exento de gluten y que en vez de fosfatos como impulsor químico, utiliza bicarbonato y ácido cítrico para esponjar la masa; ¡es imposible fallar con la receta! Además, con algo de imaginación, tu plato será inigualable.

Y si utilizas carnes y verduras de primera calidad junto con algún otro ingredientes tipo foie o quesos, dejarás a tus comensales con la boca abierta…La variedad de componentes que puedes añadir, ¡es infinita!

Receta pan de hamburguesa el tigre 1

Hoy en día, las preferencias por la comida sana, han provocado importantes cambios hasta convertir este plato, en un irresistible placer gastronómico.

Vamos a comprobar en primer lugar, cuáles son los ingredientes que necesitamos para la masa:

500 gr. de harina de fuerza.

120 ml de leche entera templada

125 ml. de agua

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

1 huevo

15 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)

7 gramos de sal

25 ml de aceite de oliva virgen extra

Semillas de sésamo

Y a continuación, vamos con la preparación:

  • Precalienta el horno a 210º.
  • En un bol grande y con la ayuda de una espátula, mezcla la harina con la sal y los dos sobres dobles de gasificante “El Tigre”. Mezcla bien.
  • A continuación, añade la leche (recuerda que debe estar templada) y el aceite. Después de remover bien todos los ingredientes, vierte la masa en una superficie lisa y ligeramente espolvoreada con harina.
  • Incorpora la mantequilla (que esté blanda para poder moldearla bien) y con las manos, amasa unos 10 minutos o hasta que notes una textura elástica y que no se te pegue en las manos.
  • Haz una bola con la mezcla y divídela en pequeñas porciones de unos 90 o 100 gramos cada una.
  • De nuevo, haz unas pequeñas bolas con cada uno de los trozos y colócalos en una bandeja de horno cubierta de papel tipo vegetal.
  • Bate el huevo y con un pincel pinta toda la superficie de los bollos. Espolvorea bien con las semillas de sésamo.
  • Baja la temperatura hasta los 200º y hornea unos 20 minutos.
  • Transcurrido el tiempo, deja enfriar sobre una rejilla. Ahora ya puedes abrirlos para proceder al relleno y congelar, los que no vayas a utilizar de forma inmediata.

Para conseguir una buena hamburguesa es muy importante la calidad de la carne, limpiando las partes duras y todos los cartílagos que pueda tener. Puedes mezclar de la carne con otros ingredientes, cebollino, taquitos de queso o un poco de foie y alguna salsa, entre otros.

Y de relleno de estos esponjosos bollitos recién horneados, imagina… ¡A la altura del mejor chef!

¡Y muy importante también! Puedes preparar unas mini hamburguesa que, sin duda triunfarán en las fiesta de cumpleaños de los peques.

Receta pan de hamburguesa el tigre 2

Buñuelos de calabacín y langostinos

Algunos todavía podemos recordar, los buñuelos que nos hacía la abuela y que nos sabían a gloria…

En esta ocasión, los vamos a preparar con calabacín y langostinos, un contraste de sabores que hace las delicias de cualquier paladar.

Para el rebozado, como siempre nos ayudará “El Tigre”, para que salgan más esponjosos y delicados al gusto. Al añadir nuestro sobre doble de gasificante, aportarás al plato una textura muy agradable y sin variar en absoluto el sabor de los ingredientes.

Los langostinos son una fuente de valiosas propiedades nutricionales. Contienen muy pocas calorías y son muy ricos en vitaminas (B3, B12, B9 y E) y minerales (magnesio, selenio, hierro y sodio).

Esta receta es un aperitivo muy rico y fácil de preparar, ideal para una reunión de amigos o una comida informal.

Vamos a ver cuáles son los ingredientes que necesitamos para la preparación de esta rica receta y pongámonos manos a la obra.

1 calabacín grande (o dos pequeños)                                                                  

2 cebollas medianas                                                                                                

6 langostinos grandes                                                                                          

150 gramos de harina                                                                                              

2 diente de ajo (picado)                                                                                            

6 langostinos grandes                                                                                          

75 gramos de que queso Feta (puede ser también un queso blanco fresco)                                            

Un poco de perejil                                                                                                 

50 ml. de leche                                                                                                          

50 ml. de agua                  

1 huevo

Una pizca de sal y de pimienta                                       

1 sobres doble de gasificante “El Tigre”                                                     

Aceite de oliva o girasol para freír.

Para la elaboración:

  • Después de lavarlos, ralla los calabacines y añade un poco de sal, el ajo y el perejil muy picado. La sal hará que vayan soltando el agua.
  • A continuación, pela y pica las cebollas muy finas. En una sartén con aceite caliente, cocínala hasta que esté blanda. Retira del fuego y deja reposar.
  • Limpia los langostinos y quitales el intestino (éste sale muy fácilmente).

langostinos

  • Bate el huevo hasta que haga espuma.
  • Escurre bien el calabacín y coloca en un bol junto con los langostinos, la cebolla y el huevo. Mezcla bien.
  • Añade la harina, el sobre doble de gasificante “El Tigre”, el queso rallado, la sal y la pimienta. Mezcla bien para que se integren bien todos los ingredientes. 
  • A continuación, añade el agua y la leche sin dejar de remover. La masa debe quedar ligera pero no liquida. (La cantidad de líquido puede ser variable, dependiendo del agua que suelte el calabacín. Es aconsejable ir añadiendo, según veas que lo requiere la mezcla).
  • Deja reposar unos minutos mientras se calienta el aceite donde los vas a freír. Si no tienes freidora, prepara una sartén con bastante profundidad, el aceite tiene que cubrir por completo los buñuelos.
  • Cuando el aceite esté bien caliente, y con la ayuda de una cuchara para helado, ves introduciendo la masa en forma de bolas y separadas para que no se peguen unos con otros.
  • Cuando comiencen a flotar ya puedes darles la vuelta, para que queden bien dorados por todos los lados.
  • Retira y coloca en papel absorbente para que suelte todo el aceite sobrante.

Sírvelos calentitos acompañado de una buena ensalada o, como aperitivo con un vino blanco seco.

¡Sin duda, triunfarás!

Bizcochitos de canela y jengibre

Bizcochito

Este tubérculo que hoy le añadiremos, jengibre, lo convierte en un postre muy particular…

No es excesivamente dulce pero, con el intenso aroma y sabor del jengibre combinado con la canela, no le faltará ningún otro aditivo.

El jengibre tiene muchos beneficios, vitaminas (B y C), minerales (calcio, fósforo, aluminio y cromo) y algunos ácidos esenciales.

Además, es un poderoso antioxidante compuesto por enzimas, como la proteasa y el zingibaína; al igual que algunos fitonutrientes (los nutrientes de los vegetales), como los flavonoides y los carotenos.

Al igual que nuestro bicarbonato “El Tigre”, es un remedio natural para aliviar el malestar gástrico, nos ayuda a combatir el estrés y tiene efectos antiinflamatorios.

¿Te imaginas unos bizcochitos con esta gran fuente de propiedades y, además potenciado con nuestro gasificante “El Tigre”?

Pues sí, el resultado es un dulce muy tierno, con un intenso sabor que, ¡sin duda, gustará a todos!

Estos son los ingredientes que precisamos:

300 gr de harina de trigo

50 gr de almendra polvo

35 gr de azúcar moreno

Una cucharadita de canela molida

Una cucharadita de ralladura de jengibre fresco y una de jengibre en polvo.

Una pizca de nuez moscada.  

Un sobre doble de gasificante “El Tigre”.

1 yogurt cremoso (tipo griego).

60 gramos de mantequilla.

2 huevos

Ralladura de un limón.

20 ml de aceite de oliva.

Una pizca de sal.

Vamos con la preparación paso a paso:

  • Engrasa un molde con un poco de mantequilla y precalienta el horno a 180º.
  • En un recipiente grande, añade la harina, la almendra en polvo, la canela, el jengibre (fresco y en polvo), la nuez moscada, el sobre doble de gasificante “El Tigre” y la sal. Mezcla todo bien. También puedes trocear muy pequeñito el jengibre.
  • En un cuenco aparte, bate los huevos, y seguidamente incorpora el azúcar, el yogurt, la mantequilla y el aceite. Mezcla suavemente.
  • Incorpora todo el contenido, en el recipiente con la masa seca y remueve bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Bizcochitos de canela y jengibre. 3

  • Vierte la mezcla en el molde engrasado, igualando bien la superficie.
  • Hornea unos 40 minutos. Pincha el centro del bizcocho con un palillo. Si sale limpio y seco, ¡está en su punto!
  • Desmolda y deja enfriar sobre una rejilla.
  • Espolvorea con azúcar glass y decora con unas ramitas de canela.

¡Que lo disfrutéis!

Nota: ¿Sabías que el jengibre junto con la canela, son dos de los afrodisíacos naturales más conocidos?

Bollos suizos, receta tradicional

bollos

Habitualmente llamados simplemente “Suizos”, su origen data de mediados del siglo XIX y son típicos de nuestra capital, Madrid. Empezaron a servirse en el mítico Café Suizo, lugar de encuentro y tertulias, tan típico de la época.

Se trata de un tipo de bollo, elaborado con una sencilla masa brioche y característico por su ranura superior rellena de azúcar en polvo y cristalizado.

Con forma de media esfera, son muy sencillos de preparar y no dan apenas trabajo. El resultado son unos exquisitos pastelitos de leche, que puedes comerlos solos, rellenos con algo dulce (chocolate, mantequilla o mermelada) o también, con ingredientes salados (Jamón York o cualquier otro fiambre).

Para su elaboración, hemos añadido nuestro gasificante para que adquiera una textura más esponjosa y, con una gran ventaja; se hornea inmediatamente después del amasado, sin tener que esperar los largos procesos de levados como en otros tipos de masas. Además, se prepara con ingredientes muy básicos y económicos.

bollos-suizos-receta-tradicional-2

500 gr de harina

120 gramos de azúcar

100 gr de mantequilla a temperatura ambiente

2 huevos

1 huevo más para pintar la masa

200 ml de leche

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

Una pizca de sal

1 huevo más para pintar la masa

Azúcar humedecido con unas gotas de anís para la cobertura.

¡Vamos con la preparación!

· En un bol grande añades la mantequilla, la harina, los huevos, la leche (templada), y los sobres de gasificante “el Tigre”. Mezcla bien.

· A continuación incorpora el azúcar, una pizca de sal y amasa hasta que adquiera una textura elástica con todos los ingredientes bien integrados. Si crees que lo requiere, puedes añadir un poco más de harina (con precaución), si hay demasiada podría perder esponjosidad.

· Después del amasado, separa en pequeñas porciones de aproximadamente unos 50 gramos. Forma unas pequeñas bolas y reserva en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal.

· Realiza un corte en la parte superior en cada uno de ellas, pinta toda la superficie con huevo batido y añade una porción (generosa) del azúcar ya humedecido con el anís, en cada una de la ranuras.

· En primer lugar hornea unos 5 minutos a 220º y a continuación, baja la temperatura a 200º. Retira pasados unos 7 u 8 minutos, o hasta que estén dorados.

· Deja enfriar sobre una rejilla…

bollos-suizos-receta-tradicional-3

Y ya tienes listos tus Suizos caseros, una deliciosa receta de lo más tradicional…

Y para los más peques, mini bollitos rellenos con lo que más les guste, dulce o salado. Sin duda, hará las delicias de todos.

Tarta de queso y chocolate al Baileys

tarta-de-queso

Esta deliciosa tarta de queso y chocolate, con el sabor dulzón de la Crema Irlandesa Baileys, será tu postre estrella. Verás cómo no quedan ni las migas.

Y que no se te olvide, ¡sólo apta para adultos!

A todos los adictos a los quesos, les encantará esta cremosa receta con una base de galletas Oreo, la mezcla de quesos y una gruesa capa de chocolate por encima. “El Tigre” le aportará la textura esponjosa perfecta que necesita, y a la que estamos siempre habituados gracias a su producto estrella, el sobre doble de gasificante.

Puedes probar con distintos tipos de chocolate, con leche, blanco…según prefieras. Hoy lo vamos a preparar con chocolate negro.

¡Está delicioso!

tarta-de-queso-y-chocolate-con-baileys-2

Los ingredientes para la base son:

Unas 20-24 galletas Oreo 

5 cucharadas de mantequilla sin sal y a temperatura ambiente.

Para el relleno de queso:

250 gramos de queso blanco en crema (tipo Philadelphia).

200 gramos de queso Mascarpone.

160 gramos de azúcar.

150 gramos de harina.

4 huevos.

30 gramos de mantequilla.

1 sobre doble gasificante “El Tigre”.

100 cc de crema irlandesa Baileys.

Una pizca de sal.

Y para la cobertura o ganache de chocolate:

175 cc de crema de leche.

300 gramos de chocolate negro.

Instrucciones

· Precalienta el horno a 200 grados.

· Tritura bien las galletas Oreo, mezcla con la mantequilla y vierte la pasta en un molde redondo. Hornea unos 8 minutos y deja enfriar.

· En un bol grande, mezcla los quesos con el azúcar, hasta que adquiera una textura suave.

· Incorpora la harina junto con el sobre doble de gasificante “El Tigre” y continúa mezclando hasta que todos los ingredientes estén totalmente incorporados. Añade los huevos, de uno en uno, junto con la crema irlandesa Baileys.

· Remueve hasta incorporar bien todos los ingredientes y vierte en el molde y sobre la base de galletas. Hornea unos 45-50 minutos.

· Cuando veas que la mezcla está ligeramente suelta por el centro, será el momento de retirar del horno y colocar en una rejilla para que enfríe.

tarta-de-queso-y-chocolate-con-baileys-3

¡Y ahora le toca el turno a la cobertura de chocolate!

· Pon a calentar un cazo y agrega el chocolate. Derretir a fuego lento hasta que esté bien diluido y sin grumos. A continuación agrega la crema de leche fría. Mezcla hasta unir en una masa espesa. Retira del fuego y, con la ayuda de una cuchara, vierte dos tercios por encima del pastel. Procura extenderlo bien para que la superficie quede lisa, y después reserva en el congelador unos 15 minutos, para que el chocolate se endurezca.

· A continuación, y cuando el chocolate empiece a endurecer, retira el pastel del frío y vierte el resto de la mezcla (previamente calentado de nuevo) por encima. Para que se vea brillante, deja primero enfriar a temperatura ambiente y seguidamente mételo en el frigorífico hasta que vayáis a comerlo.

Nota: Si lo prefieres, reserva el resto del chocolate hasta la hora del postre y viértelo en el último momento. Servirás una tarta de chocolate semi fría y muy esponjosa.

 

Pierniki. Las galletas de jengibre típicas de Polonia

 

Este delicioso postre es originario de la ciudad de Toru?, hermosa ciudad medieval y donde nació Nicolás Copérnico.

Es algo parecido a un pan de jengibre, con muchos siglos de tradición porque su preparación data del siglo XIII. Es un producto que se vende o regala como souvenir y tiene infinidad de formas y presentaciones.

Es una receta un tanto laboriosa, sin embargo, el resultado merece la pena. Todos sus ingredientes son muy saludables y con la variedad de especias, le añades propiedades muy beneficiosas para el organismo. Además, como siempre le hemos añadido nuestro gasificante libre de alérgenos, convertirá nuestras galletas en un auténtico “manjar de dioses”.

¡Por cierto! Una de las variedades más populares, es la de chocolate… Ciertamente, “lo tienen todo”.

Los ingredientes son bastantes y además muy variados pero, sin duda no te arrepentirás…

Para la masa necesitaremos:

100 gramos de miel

120 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.

130 gramos de azúcar en polvo

2 huevos enteros

350 gramos de harina de vaso de harina de trigo

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

1 cucharada de Pan de Jengibre

1 cucharadita de cacao en polvo (opcional)

Seguro que te has preguntado ¿qué es el Pan de Jenjibre? Ahí va la solución…

 

Ingredientes para la elaboración del Pan de Jenjibre:

20 gramos de jengibre seco.

15 gramos de clavo.

15 gramos de pimienta negra.

10 gramos de nuez moscada.

50 gramos de corteza de canela.

20 gramos de semillas de cardamomo.

5 gramos de anís.

Es necesario moler todos los ingredientes en un molinillo o con un mortero.

Y ¡listo! Ya tenemos el Pan de Jenjibre preparado para añadir a la masa.

Y para los adornos:

Chocolate líquido.

Nueces.

Almendras en copos.

Coco.

¡Vamos con la preparación!

· Mezcla todos los ingredientes y amasa hasta que consigas una consistencia elástica.

Corta en trozos de unos 2 cm, y despliega la masa con un rodillo hasta conseguir un grosor de unos 3 mm.

Recorta en diferentes formas o, según los moldes que tengas (corazones, estrellas, redondas, etc…). Colócalas en una fuente de horno y sobre papel de hornear.

Precalienta el horno a 180º y hornea las pastas durante unos 10 minutos.

Transcurrido el tiempo, retira del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla. Reserva.

Decora con chocolate derretido, con golosinas y con lo que queráis, todas están riquísimas…
– Verás como los peques de la casa se apuntan a la decoración, es la parte más divertida… –

 

Bizcocho integral de plátano y pepitas de cacao

¿Has probado alguna vez la combinación del chocolate con el plátano? 

¡Es delicioso! Cuando prepares esta receta, todos disfrutaran de un desayuno o merienda sin grasas hidrogenadas, conservantes y otras sustancias que componen la bollería industrial. Además, con “El Tigre” disfrutarás de un producto totalmente libre de alérgenos y sin riesgo de contaminación cruzada.

Si habías pensado en cocinar este dulce, te sorprenderá la facilidad y lo rápido que se prepara.

Es un tipo de bizcocho con un sabor intenso a plátano, que mezclado con las pepitas de cacao, combina a la perfección. El plátano es un alimento altamente nutritivo y muy rico en azúcares y también en minerales como el potasio, hierro, magnesio y betacaroteno, muy bajo en sodio. Y también vitaminas A, E y C. Una fruta muy indicada para los niños, pero también para los no tan niños…

El cacao es un alimento muy digestivo y antioxidante, gracias a su riqueza en flavonoides. Rico en grasas, manganeso, zinc y vitaminas del grupo B. Es neuroprotector, con lo cual mejora el flujo cerebral, por tanto es ¡excelente para estudiantes!

Este bizcocho es muy típico de la repostería anglosajona, lo llaman pan de plátano o “banana bread”.

Vamos con los ingredientes:

Antes que nada, asegúrate de sacar los ingredientes que estén en la nevera una media hora antes, de esta forma todos estarán a la misma temperatura.

190 gr harina integral (avena, espelta, trigo, centeno…)

120 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

90 gramos de pepitas de cacao ecológico.

120 gramos de azúcar moreno integral.

3 plátanos (ó 4 si son pequeños)

3 huevos

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal.

Ahora nos disponemos a comenzar con su preparación:

  • Precalienta el horno a 180º.
  • Separa las claras de las yemas y bate a punto de nieve. Reserva.
  • En un bol, mezcla la mantequilla, el azúcar y las yemas.
  • Añade a la mezcla anterior, la harina y el sobre doble de gasificante “El Tigre”.
  • Cuando esté todo bien mezclado añade las claras poco a poco, para que no bajen.
  • En un recipiente pequeño, mezcla las pepitas de cacao con un poco de harina y añade un poco de leche hasta cubrir todo. Con las pepitas humedecidas, conseguirás que no todas queden en el fondo del bizcocho.
  • Aplasta bien los plátanos con un tenedor y añádelos también. Añade a la mezcla las pepitas de chocolate.
  • Engrasa el molde con mantequilla, vierte dentro toda la pasta y mezcla suavemente con una espátula.
  • Hornea unos 30-40 minutos vigilando cuando empiece a dorar. Pincha con un palillo de madera, si sale completamente seco, el bizcocho ya está listo. Sácalo del horno y deja enfriar.
  • Cuando esté frío, desmolda, corta en rebanadas y espolvorea con azúcar glass (opcional). Realmente no lo necesita, ¡así está riquísimo!

Tal y como has podido comprobar, es una receta muy fácil de preparar. Además, es magnífico para que los más peques de la casa se habitúen a comer fruta de una forma divertida.

También puedes ponerle una cobertura de chocolate, se convertirá en una ¡magnífica tarta de cumpleaños! ¡A disfrutar!

 

Tortilla de patata con un toque del Tigre

¿Conoces a alguien que no le guste la tortilla de patatas? Es el plato o tapa estrella de la cocina española, y la más consumida por los españoles. Se cocina en todas las casas, y nunca hay dos iguales. Además, se puede comer caliente o fría, ¡está igual de buena!

A casi todo el mundo le gusta la tortilla de patatas y es muy fácil de preparar pero, necesita algo de paciencia y mucho cariño. La tortilla de patatas o tortilla española se cocina de muchas maneras; dependiendo del corte de la patata, la cantidad de huevos que incorpores a la receta y si la condimentas más o menos.

Puede comerse como tapa, acompañada de pimientos verdes fritos o con lo que quieras poner y de cualquier salsa, mayonesa, allioli, salsa de tomate, etc.. ¡Todas están riquísimas!

En nuestro caso, junto con la patata le añadiremos cebolla, aceite, una pizca de sal y el sobre doble de gasificante “El tigre”, para darle un toque más especial; Resultará más esponjosa y jugosa. ¿Por qué no lo pruebas y nos cuentas el resultado?.

¡Vamos con las proporciones!

4 huevos

1/2 kg de patatas

1 cebolla 

Aceite de oliva

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal .

Y a continuación…

  • Pela las patatas, lávalas y córtalas en dados no demasiado grandes.
  • A continuación, procede de igual manera con la cebolla y reserva aparte.
  • Prepara una sartén con bastante aceite de oliva a calentar. Cuando haya alcanzado temperatura, incorpora las patatas para que se cocinen poco a poco.

  • En otra sartén, pon una cantidad moderada de aceite y pocha las cebollas a fuego muy lento. (No la queremos tostada, simplemente transparente).
  • Una vez estén listas las patatas, sácalas y colócalas en papel absorbente para que absorba el aceite sobrante. 

¡Nota importante! Las patatas deben estar entre fritas y cocidas.

  • En un recipiente, Batir los huevos con un poco de sal y la gaseosa “El Tigre”. Mezclar muy bien para que no queden grumos. 
  • Añade al huevo batido con la gaseosa “El Tigre” la patata y la cebolla. Mezcla bien pero no lo aplastes.
  • En una sartén con un poco de aceite a fuego medio, vierte la mezcla y pasados 3-4 minutos dales la vuelta con la ayuda de un plato para que cuaje bien por los dos lados. Recuerda que tienen que hacerse bien los bordes. Espera otros 3-4 minutos y coloca en un plato llano y grande.

¡Y ya tenemos lista la tortilla! Se van a chupar los dedos… 

Puedes servirla como aperitivo o acompañada con una buena carne o pescado. Y para una cena ligera… con un poco de pan con tomate.