Entradas

Muffins de chocolate

Hola, hola amigos.

Hoy compartimos con vosotros una de esas recetas que no podemos esperar a que se enfríe para degustarla y es que… cuando algo lleva chocolate nos derretimos, y si encima lo lleva por partida doble, como son estos muffins, no dejamos ni las migas.

La elaboración es muy rápida, así que ahí estábamos delante del horno, mirando por la ventanita y esperando, y de repente, pi, pi, pi, el horno nos avisa de que el tiempo de cocción se ha completado.  ¡Qué maravilla!¡Qué aroma tan delicioso! Buenos no os hacemos esperar más, ahí va la receta y sus ingredientes.

Ingredientes:

115 gramos de mantequilla

150 gramos de chocolate negro para fundir

150 gramos de chips de chocolate

325 gramos de harina

3 huevos

180 gramos de leche

Dos sobres dobles de gaseosa El Tigre

125 gramos de azúcar  moreno

 

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es derretir la mantequilla junto con el chocolate negro en un cazo y a fuego lento para que no se nos queme. Para facilitar el proceso es recomendable trocear finamente el chocolate.

Precalentamos el horno a 180 º.

Vertemos la mezcla de chocolate y mantequilla en un bol y añadimos el azúcar. Batimos enérgicamente con la ayuda de las varillas, añadimos los tres huevos y volvemos a batir con las varillas.

Posteriormente, añadimos la harina y el gasificante El Tigre y removemos para integrar bien los ingredientes. En este paso obtenemos una masa muy espesa, no te preocupes, añadimos la leche y volvemos a batir hasta que se quede una masa homogénea. Por último, echamos los chips de chocolate y con la ayuda de una espátula removemos bien para que se queden repartidos por toda la masa.

En una bandeja especial para muffins ponemos los envoltorios y vertemos la masa. Llevamos al horno durante 25 minutos y listo.

 

Esperamos que os animéis a hacer estos riquísimos muffins y los disfrutéis.

Bizcocho de naranja con Thermomix y El Tigre

Bizcocho de Naranja Gaseosas El TIgre

Hace ya tiempo que queríamos hacer una receta con la ayuda de nuestra Thermomix. Realmente es una experta en la repostería y consigue unas masas muy esponjosas y ligeras. Nos hemos decidido por un clásico, el bizcocho de naranja. Es una receta muy sencilla, solemos tener todos los ingredientes necesarios en casa y, lo más importante, el bizcocho resulta delicioso.

Con la ayuda de nuestro amigo El Tigre y la batidora de la thermomix, conseguiremos una textura espectacular, esponjosa y muy agradable al paladar.

Os animamos a probarla ya, eso si, ¡adiós operación bikini! … es un vicio y no podréis parar.

 

Los ingredientes son básicos, es raro que no los tengas en casa, así que en cualquier momento puedes hacer este rico bizcocho y sorprender a familia y amigos.

Ingredientes:

1 naranja de zumo  sin pelar, partida en cuartos

250 gramos de azúcar

3 huevos grandes

100 gramos de aceite de girasol

130 gramos de nata líquida para montar

250 gramos de harina de repostería

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

1 pellizco de sal

Preparación:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Echamos la naranja con piel y cortada en cuartos en el vaso de la thermomix, añadimos los tres huevos e incorporamos el azúcar. Programamos la thermomix 3 minutos, temperatura 37º y velocidad 5.

Añadimos el aceite y la nata de montar y programamos 5 segundos a velocidad 4.

Incorporamos la harina, los dos sobres dobles de gaseosa El Tigre y el pellizco de sal. Programamos 15 segundos a velocidad 3.

Antes de verter la masa en el molde os recomendamos poner un papel vegetal y así es más fácil desmoldar una vez esté frío.

Echamos una generosa capa de azúcar por encima y lo metemos en el horno durante 35-40 minutos a 180 º. Cuando acabe el horneado y haya perdido calor, podemos desmoldar y servir.

¡Ya tenemos listo nuestro bizcocho de naranja! Esperamos que os encante tantísimo como a nosotros.

Bizcocho

 

Pan Tigre de Holanda

pan

Sí, habéis leído bien. En Holanda hay una especialidad de pan que lleva nuestro mismo nombre, ¡asombroso! ¿Verdad?

Se trata de un pan muy joven que empezó a cocinarse en el año 1970 y cuyo nombre viene asociado al aspecto de su corteza, como puede apreciarse. Toma este aspecto gracias a la cobertura hecha con una pasta de harina de arroz que al hornear se quebranta y se abre.

Tiene un sabor incomparable a cualquier otro pan, con una mezcla dulce y algo picante, por uno de sus ingredientes, el aceite de sésamo. En el interior, una miga muy jugosa con un singular sabor.

Además, “El Tigre” y su gasificante nos van a echar una mano. Su efecto efervescente dentro de la masa, no necesita tiempo de leudado porque su acción es inmediata. En cuanto entra en el horno y toma contacto con el calor se produce la reacción dentro de la masa.

¿Habías visto un pan más singular?

Ingredientes para la masa:

400 gramos de harina

150 ml de leche tibia

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

Una pizca de sal

30 ml de aceite de sésamo

Ingredientes para la cobertura:

100 gramos de harina de arroz

100 ml de agua tibia

1 sobre de gasificante “El Tigre”

10 gramos poco de azúcar

15 ml de aceite de sésamo

Una pizca de sal

Y seguimos con la elaboración…

  • En un recipiente grande, vierte la harina en forma de volcán y añade el resto de los ingredientes en el centro. Mezcla bien y coloca encima de una superficie plana, limpia y previamente espolvoreada con un poco de harina.
  • Amasa durante unos 10 minutos. La masa debería notarse suave y uniforme.
  • Posteriormente, divídela en cuatro partes iguales (unos 100 gr. aproximadamente cada uno) y después de amasar cada parte por separado forma unas bolas con ellas y reserva.
  • Ahora vamos a preparar la cobertura. En un bol mediano, pon todos los ingredientes y mezcla bien. Debería quedar una textura tipo puré. Cubre bien el recipiente y reserva en frio, unos 20 minutos.
  • Precalienta el horno a 220ºC
  • Remueve de nuevo un poco la cobertura y viértela por encima de cada una de las bolas de masa. Ayúdate de un pincel para que los bordes queden bien cubiertos.
  • Introducimos los panes en el horno a media altura e introduce un recipiente adecuado para el horno, con un poco de agua para mantener la humedad. Pasados unos 12 minutos, abre la puerta del horno ligeramente para liberar el vapor que se ha formado; vuelve a cerrar la puerta y baja la temperatura a 190º.
  • Sigue horneando y transcurridos unos 20 minutos, retira los panes del horno y colócalos en una rejilla para que enfríen.

Habrás podido observar que la masa se seca y se agrieta durante la cocción, creando un efecto en dos tonos que recuerda a la piel de un tigre.

Esperamos que a todos les guste esta variedad de pan tan original.

¡Qué aproveche!

Pan de manzana y nueces

pan

Cuando unimos la fruta, los cereales, las proteínas y los lácteos, obtenemos ¡el desayuno perfecto! Es la comida más importante del día y debemos elegir los ingredientes más saludables.

La manzana y las nueces son perfectas para preparar una deliciosa receta de pan integral, que además contiene mucha fibra. Las nueces con su alto contenido en grasas saludables Omega 3, fibra, magnesio, calcio y vitaminas del grupo B, reúne las propiedades idóneas para rebajar el colesterol y reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Y además, esta fruta hidrata, reduce la retención de líquidos y previene los calambres. Además, cuenta con las del grupo E, conocidas por ser fuertes antioxidantes, entre otras muchas propiedades. El resultado, la combinación perfecta para comenzar el día con energía.

Nuestra receta de pan de manzana y nueces, cumple todos estos requisitos. Además le añadiremos un extra de esponjosidad y potenciaremos su sabor con nuestro gasificante “El Tigre” que, como siempre, será nuestro perfecto aliado.

Tendrás un desayuno muy completo y nutritivo.

Además es muy fácil de preparar y su sabor agradará a todos.

Los ingredientes necesarios son:

750 gramos de manzanas

500 gramos de harina

120 gramos de azúcar

150 gramos de nueces (peso aproximado una vez troceadas)

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

40 gramos de mantequilla

Una cucharadita de sal

Una pizca de canela en polvo (opcional)

Un vaso de agua

 

Y comenzamos con la preparación:

  • En primer lugar precalienta el horno a 180º.
  • Pela y trocea las manzanas en trocitos muy pequeños. Reserva en un recipiente.
  • A continuación, prepara un bol grande y vierte el azúcar, la harina, los dos sobres dobles de gasificante “el Tigre”, la canela y una pizca de sal. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.
  • Seguidamente, agrega los trocitos de manzana y las nueces troceadas. Sigue removiendo.
  • Prepara el molde que vayas a utilizar y úntalo con un poco de mantequilla. Vierte toda la masa y hornea unos 60 minutos manteniendo el horno a 180º.
  • Transcurrido el tiempo, puedes sacarlo del horno y deja que repose unos 20 minutos. A continuación desmolda y coloca sobre una rejilla hasta que esté totalmente frío.
  • Si quieres reservar, envuélvelo en film para que se mantenga tierno más tiempo.

 

Y ya tenemos nuestro pan de nueces y manzanas, un desayuno o merienda nutritivo y muy completo para toda la familia…

¿Has visto que fácil? Sírvelo acompañado de mantequilla y mermelada, ¡está delicioso!

 

Galletas de mantequilla con Gaseosas El Tigre

galletas

Las galletas de mantequilla son deliciosas y además, muy fáciles de preparar. Son ideales para un rico desayuno o merienda, para disfrutarlas en familia o con amigos y sobre todo para los peques de la casa.

También conocidas como danesas, todos las hemos probado alguna vez. ¡¿Recuerdas que venían en una lata?!

Puedes hacerlas en cualquier época del año y cortarlas de diferentes formas, en el mercado hay infinidad de moldes distintos.

Lo primero, vamos a ver los ingredientes que necesitamos:

350 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente).

2 huevos (a temperatura ambiente)

350 gramos de harina de repostería

  • 250 gramos de azúcar.

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”

Un poco de canela en polvo

1 pizca de sal

Empezamos con la preparación:

. En un recipiente grande ponemos la mantequilla y el azúcar. Bate con unas varillas hasta que quede una masa cremosa.

. A continuación, agrega los huevos y sigue batiendo hasta que quede todo bien mezclado.

. Tamiza la harina para que se filtren todos los grumos y añádela a la mezcla poco a poco. Agrega la canela (según preferencias) y el sobre doble de gasificante “El Tigre”.

. Sigue batiendo hasta que quede una masa totalmente homogénea y algo pegajosa.

. Coloca la masa en una superficie lisa y espolvoreada con harina (para que no se pegue). Sigue amasando con las manos y forma una bola.

. Cúbrela con papel de horno y con la ayuda de un rodillo, extiéndela bien. Deja reposar en el frigorífico una hora aproximadamente.

. Calienta el horno a 180º.

. Saca la masa de la nevera y estírala un poco más con el rodillo, hasta dejarla del grosor que te guste para las galletas (unos 6 – 8 milímetros) Retira el papel de encima.

. Con los moldes las vas cortando y colocando en la bandeja del horno, previamente cubierta con papel.

. Hornea unos 15 minutos. Si las galletas están un poco blandas no te asustes, cuando enfríen se quedaran con la textura perfecta. Colócalas en una rejilla. Si te gustan más dulces, puedes espolvorearlas con azúcar glass.

Y puesto que a todos nos vuelve locos el chocolate, puedes hacer unas cuantas cubiertas de chocolate, simplemente decoradas o hacerles divertidos acabados con formas de animales. A los peques les va a encantar…

Galletas de mantequilla. 2

. Funde un poco de chocolate al baño Maria y viértelo a tu gusto por encima de las galletas. Deja reposar a temperatura ambiente hasta que el chocolate quede compacto.

Y ¡listo!, no quedará ni una.

 

Bizcochitos de canela y jengibre

Bizcochito

Este tubérculo que hoy le añadiremos, jengibre, lo convierte en un postre muy particular…

No es excesivamente dulce pero, con el intenso aroma y sabor del jengibre combinado con la canela, no le faltará ningún otro aditivo.

El jengibre tiene muchos beneficios, vitaminas (B y C), minerales (calcio, fósforo, aluminio y cromo) y algunos ácidos esenciales.

Además, es un poderoso antioxidante compuesto por enzimas, como la proteasa y el zingibaína; al igual que algunos fitonutrientes (los nutrientes de los vegetales), como los flavonoides y los carotenos.

Al igual que nuestro bicarbonato “El Tigre”, es un remedio natural para aliviar el malestar gástrico, nos ayuda a combatir el estrés y tiene efectos antiinflamatorios.

¿Te imaginas unos bizcochitos con esta gran fuente de propiedades y, además potenciado con nuestro gasificante “El Tigre”?

Pues sí, el resultado es un dulce muy tierno, con un intenso sabor que, ¡sin duda, gustará a todos!

Estos son los ingredientes que precisamos:

300 gr de harina de trigo

50 gr de almendra polvo

35 gr de azúcar moreno

Una cucharadita de canela molida

Una cucharadita de ralladura de jengibre fresco y una de jengibre en polvo.

Una pizca de nuez moscada.  

Un sobre doble de gasificante “El Tigre”.

1 yogurt cremoso (tipo griego).

60 gramos de mantequilla.

2 huevos

Ralladura de un limón.

20 ml de aceite de oliva.

Una pizca de sal.

Vamos con la preparación paso a paso:

  • Engrasa un molde con un poco de mantequilla y precalienta el horno a 180º.
  • En un recipiente grande, añade la harina, la almendra en polvo, la canela, el jengibre (fresco y en polvo), la nuez moscada, el sobre doble de gasificante “El Tigre” y la sal. Mezcla todo bien. También puedes trocear muy pequeñito el jengibre.
  • En un cuenco aparte, bate los huevos, y seguidamente incorpora el azúcar, el yogurt, la mantequilla y el aceite. Mezcla suavemente.
  • Incorpora todo el contenido, en el recipiente con la masa seca y remueve bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Bizcochitos de canela y jengibre. 3

  • Vierte la mezcla en el molde engrasado, igualando bien la superficie.
  • Hornea unos 40 minutos. Pincha el centro del bizcocho con un palillo. Si sale limpio y seco, ¡está en su punto!
  • Desmolda y deja enfriar sobre una rejilla.
  • Espolvorea con azúcar glass y decora con unas ramitas de canela.

¡Que lo disfrutéis!

Nota: ¿Sabías que el jengibre junto con la canela, son dos de los afrodisíacos naturales más conocidos?

Crespillos de Pirineo. Saboreando Aragón.

Captura

Hoy os traemos un poquito de Aragón. Estos Crespillos de Pirineo son quizá los dulces más típicos de la zona del Valle de la Fueva, en pleno corazón del pirineo aragonés. Se trata de un postre de la antigüedad que se elaboraba en las casas el día 25 de marzo, día de la Encarnación, para propiciar la fecundidad de las oliveras.

La elaboración de los crespillos de Pirineo o, más conocidos como crespillos de Carnaval, es similar a la de los tradicionales buñuelos fritos. Pero además en Aragón existen otro tipo de crespillos cuya fama se extiende a lo largo y ancho de Aragón, son los Crespillos de Borraja, protagonistas en las fiestas populares de Barbastro. Pero a esto le dedicaremos otro capítulo. Hoy nos centramos en los crespillos de la Fueva que son sencillos, sabrosísimos y saben a Aragón.

 

Ingredientes:

4 huevos

50 gramos de azúcar

1 vaso de leche

6 cucharadas de harina

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

100 mililitros de aceite de oliva

 

images

Preparación:

En primer lugar separamos las yemas de las claras. En un cazo batimos las yemas y el azúcar hasta que veamos la mezcla un poco blanquecina. Poco a poco y sin dejar de mezclar vamos añadiendo primero la harina y después la leche hasta que consigamos una pasta de textura fina.

Por otro lado batimos las claras a punto de nieve, agregamos los dos sobres de gaseosa El Tigre y mezclamos ambas masas. Mezclamos bien hasta que esté todo bien integrado.


Con todo bien mezclado, ponemos a calentar el aceite en una sartén y con la ayuda de una cuchara iremos cogiendo porciones pequeñas de pasta. Sumergimos la cuchara con la masa en el aceite y dejamos la cuchara dentro hasta que la masa se suelte sola.

Cuando vemos que están doraditos los vamos sacando a una fuente y los vamos espolvoreando con azúcar.

 

El Tigre en María Lunarillos

receta

Hace poco, gozamos del privilegio de salir en una receta de Miriam en el principal espacio de referencia en lo que a repostería se refiere a nivel nacional. María Lunarillos nace en el año 2009 en forma de blog de recetas, de la mano de María, jiennensa de nacimiento pero tinerfeña de adopción, y a la que pocas cosas le gustan más que encender el horno cuando viene lluvia.

En 2012 se suma al proyecto Eduardo, y juntos ponen en marcha la tienda online, un proyecto muy ilusionante que en muy poco tiempo pasa de ser un mero hobby a convertirse en una profesión.

Hoy, muchas personas contribuyen a darle forma. Entre ellas se encuentra Miriam, traductora y química durante más de 15 años, que además es una gran aficionada a la cocina en general, y a la repostería en particular. Miriam comenta que esta afición le viene de familia, como a tantos otros. En su caso es por parte de madre y de abuela paterna. Esta misma afición es la que le aporta la ilusión para mantener su propio blog (El invitado de invierno). Incluso ha impartido algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid “La Cocina de Babette“.

La semana pasada Miriam nos obsequió con la  tradicional receta de bizcocho cuatro cuartos de chocolate, que recibe el nombre por su composición; un cuarto de huevos, un cuarto de harina, un cuarto de azúcar y un cuarto de mantequilla. Luego también lleva nuestras gaseosillas El Tigre para impulsar y algún que otro aroma. Además este también lleva una parte de chocolate, como su nombre indica.

 No os perdáis la receta completa, tiene un pinta espectacular.

receta-cuatro-cuartos-chocolate-5

Al final de la receta, podéis encontrar una breve descripción de las diferencias entre las gaseosillas y la levadura química. Así lo cuenta Miriam:

Todos los impulsores químicos o levaduras de repostería se componen de un ácido (o varios) y un álcali (o varios). Al juntarse en una masa con un líquido se produce una reacción entre ellos que desprende CO2, el gas que esponja los dulces.

Las gaseosas, como las de la marca Tigre, son el ejemplo más sencillo de impulsor: en uno de los sobres viene el ácido (ácido cítrico) y en el otro viene el álcali (bicarbonato sódico). Al igual que cuando ponemos bicarbonato en un dulce con otro ingrediente ácido, el efecto es inmediato y la masa normalmente no se debe dejar reposar porque corremos el riesgo de perder el efecto.

La levadura química tiene una composición algo más compleja, pues lleva un conjunto de ácido y álcali de efecto inmediato, al disolverse, pero también otros ácidos y álcalis que solamente se activan con el calor, al meter la masa en el horno. Además llevan otros compuestos para que los ingredientes activos no se humedezcan y pierdan su fuerza, etc.

En resumen, las gaseosas tienen un efecto inmediato y rápido en frío, mientras que la levadura química precisa del calor del horno para ejercer todo su efecto.

Tarta Guinness con El Tigre

guiness

La cocina actual nos ha acercado mucho a la repostería americana, parece que son unos artistas en esto de elaborar recetas irresistibles a la vista, y es que cada pastel, tarta o cake que pasa por delante de nuestros ojos, nos vuelve locos y nos abre el apetito sin pensarlo.

Hoy os traemos un trocito de New York con esta receta. Es la Tarta Guinness, una delicia de chocolate que no deja indiferente a nadie y que se convierte en exitazo cada vez que la sacas a una mesa llena de comensales.

Y sí, lleva cerveza. La cerveza negra es la que le dará ese color tan característico y diferente a cualquier otro bizcocho.

Ingredientes para la elaboración del bizcocho:

250 gramos de harina

75 gramos de cacao en polvo

400 gramos de azúcar

2 cucharaditas y media de bicarbonato El Tigre

250 mililitros de cerveza negra Guinness

250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

140 gramos de nata líquida para montar

2 huevos

1 cucharadita de vainilla líquida

 

Ingredientes para la elaboración del frosting:

300 gramos de queso de untar tipo Philadelphia

150 gramos de azúcar glass

350 gramos de nata líquida para montar

 

Paso a Paso:

En un bol mezclamos muy bien la harina, el cacao, el azúcar y el bicarbonato

En otro bol ponemos la cerveza y la mantequilla a temperatura ambiente y batimos hasta que esté bien integrado. Añadimos la nata, la vainilla y los huevos batidos y volvemos a mezclar con la ayuda de unas varillas.

Ahora poco a poco y sin dejar de remover vamos añadiendo la mezcla de harina, cacao, azúcar y bicarbonato que teníamos reservada e integramos todos los ingredientes bien.

Engrasamos el molde y vertemos la mezcla. Llevamos al horno precalentado a 180 ºC y horneamos durante 50 minutos aproximadamente.

Mientras nuestro bizcocho está en el horno podemos ir avanzando con el frosting. Para ello batimos el azúcar glass con el queso de untar y reservamos. Por otro lado montamos la nata que debe estar muy fría. Cuando tengamos la nata montada, ya podemos unirlo a la mezcla de azúcar y queso. Nos ayudaremos de una espátula y lo haremos con movimientos envolventes.

Para finalizar, desmoldamos el bizcocho horneado y frío y añadimos el frosting por encima. Es sorprendente y espectacularmente sabrosa. ¡No esperes más y manos a la masa!

 

Bollos suizos, receta tradicional

bollos

Habitualmente llamados simplemente “Suizos”, su origen data de mediados del siglo XIX y son típicos de nuestra capital, Madrid. Empezaron a servirse en el mítico Café Suizo, lugar de encuentro y tertulias, tan típico de la época.

Se trata de un tipo de bollo, elaborado con una sencilla masa brioche y característico por su ranura superior rellena de azúcar en polvo y cristalizado.

Con forma de media esfera, son muy sencillos de preparar y no dan apenas trabajo. El resultado son unos exquisitos pastelitos de leche, que puedes comerlos solos, rellenos con algo dulce (chocolate, mantequilla o mermelada) o también, con ingredientes salados (Jamón York o cualquier otro fiambre).

Para su elaboración, hemos añadido nuestro gasificante para que adquiera una textura más esponjosa y, con una gran ventaja; se hornea inmediatamente después del amasado, sin tener que esperar los largos procesos de levados como en otros tipos de masas. Además, se prepara con ingredientes muy básicos y económicos.

bollos-suizos-receta-tradicional-2

500 gr de harina

120 gramos de azúcar

100 gr de mantequilla a temperatura ambiente

2 huevos

1 huevo más para pintar la masa

200 ml de leche

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

Una pizca de sal

1 huevo más para pintar la masa

Azúcar humedecido con unas gotas de anís para la cobertura.

¡Vamos con la preparación!

· En un bol grande añades la mantequilla, la harina, los huevos, la leche (templada), y los sobres de gasificante “el Tigre”. Mezcla bien.

· A continuación incorpora el azúcar, una pizca de sal y amasa hasta que adquiera una textura elástica con todos los ingredientes bien integrados. Si crees que lo requiere, puedes añadir un poco más de harina (con precaución), si hay demasiada podría perder esponjosidad.

· Después del amasado, separa en pequeñas porciones de aproximadamente unos 50 gramos. Forma unas pequeñas bolas y reserva en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal.

· Realiza un corte en la parte superior en cada uno de ellas, pinta toda la superficie con huevo batido y añade una porción (generosa) del azúcar ya humedecido con el anís, en cada una de la ranuras.

· En primer lugar hornea unos 5 minutos a 220º y a continuación, baja la temperatura a 200º. Retira pasados unos 7 u 8 minutos, o hasta que estén dorados.

· Deja enfriar sobre una rejilla…

bollos-suizos-receta-tradicional-3

Y ya tienes listos tus Suizos caseros, una deliciosa receta de lo más tradicional…

Y para los más peques, mini bollitos rellenos con lo que más les guste, dulce o salado. Sin duda, hará las delicias de todos.