Entradas

Sin gluten y para celíacos

gluten free

El único tratamiento eficaz para la Enfermedad Celiaca es una dieta sin gluten para toda la vida. El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como trigo, cebada, centeno y derivados y posiblemente avena. Carece de valor nutricional pero tiene un alto valor tecnológico. Es el responsable de la elasticidad de la masa de harina, confiriendo la consistencia esponjosa de panes y masas horneados.

Últimamente la frase “sin gluten pero no para celíacos” empieza a ser algo más que habitual. Resulta que ahora “sin gluten” es “sin gluten pero con matices”, y los matices son que si no puedes comer gluten, no es seguro para ti.

Todos nuestros productos están exentos de gluten, así como de los 14 alérgenos que contempla la legislación europea, sin que quepa la posibilidad de contaminación cruzada o trazas de ninguna otra materia prima. Además, por su uso como sal de frutas digestiva puede reducir la acidez en el embarazo y combatir el ardor de estómago.

Así que ya sabes, para tus recetas, mejor con El Tigre. Y si eres celíaco, no tienes de qué preocuparte.

el_tigre_aplicacion_producto_04-min

Recuerda que también puedes utilizarlo como refresco. Podría decirse que está libre de calorías, pues la cantidad de aporte calórico es sólo de 5 kCal por unidad de consumo.

Si estás sediento y lo que te apetece es un vaso refrescante de gaseosa, nuestra recomendación es utilizar un sobre doble por cada vaso de agua. También con sabor limón y sabor naranja.

Disfruta del aperitivo o tómalo después de una comida copiosa. ¡Cómo prefieras!

Tortilla de patata con un toque del Tigre

¿Conoces a alguien que no le guste la tortilla de patatas? Es el plato o tapa estrella de la cocina española, y la más consumida por los españoles. Se cocina en todas las casas, y nunca hay dos iguales. Además, se puede comer caliente o fría, ¡está igual de buena!

A casi todo el mundo le gusta la tortilla de patatas y es muy fácil de preparar pero, necesita algo de paciencia y mucho cariño. La tortilla de patatas o tortilla española se cocina de muchas maneras; dependiendo del corte de la patata, la cantidad de huevos que incorpores a la receta y si la condimentas más o menos.

Puede comerse como tapa, acompañada de pimientos verdes fritos o con lo que quieras poner y de cualquier salsa, mayonesa, allioli, salsa de tomate, etc.. ¡Todas están riquísimas!

En nuestro caso, junto con la patata le añadiremos cebolla, aceite, una pizca de sal y el sobre doble de gasificante “El tigre”, para darle un toque más especial; Resultará más esponjosa y jugosa. ¿Por qué no lo pruebas y nos cuentas el resultado?.

¡Vamos con las proporciones!

4 huevos

1/2 kg de patatas

1 cebolla 

Aceite de oliva

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal .

Y a continuación…

  • Pela las patatas, lávalas y córtalas en dados no demasiado grandes.
  • A continuación, procede de igual manera con la cebolla y reserva aparte.
  • Prepara una sartén con bastante aceite de oliva a calentar. Cuando haya alcanzado temperatura, incorpora las patatas para que se cocinen poco a poco.

  • En otra sartén, pon una cantidad moderada de aceite y pocha las cebollas a fuego muy lento. (No la queremos tostada, simplemente transparente).
  • Una vez estén listas las patatas, sácalas y colócalas en papel absorbente para que absorba el aceite sobrante. 

¡Nota importante! Las patatas deben estar entre fritas y cocidas.

  • En un recipiente, Batir los huevos con un poco de sal y la gaseosa “El Tigre”. Mezclar muy bien para que no queden grumos. 
  • Añade al huevo batido con la gaseosa “El Tigre” la patata y la cebolla. Mezcla bien pero no lo aplastes.
  • En una sartén con un poco de aceite a fuego medio, vierte la mezcla y pasados 3-4 minutos dales la vuelta con la ayuda de un plato para que cuaje bien por los dos lados. Recuerda que tienen que hacerse bien los bordes. Espera otros 3-4 minutos y coloca en un plato llano y grande.

¡Y ya tenemos lista la tortilla! Se van a chupar los dedos… 

Puedes servirla como aperitivo o acompañada con una buena carne o pescado. Y para una cena ligera… con un poco de pan con tomate.

 

Consejos para el verano

bicarbonato

¿No creerías que sólo sirve para hornear bizcochos verdad? Realmente tiene tantos usos y beneficios como, posiblemente, ningún otro producto.

El bicarbonato de sodio, además de ser un remedio natural, no contamina el medio ambiente, lo que lo hace apto para ser utilizado como remedio casero.

Hoy te damos 6 ideas o soluciones para este verano:

¡Te van a encantar!

. Es un excelente exfoliante corporal: Mezcla una cucharada con tu gel de baño o diluye tres partes de bicarbonato por una de agua y masajea suavemente unos minutos. Aclara bien.

Este tratamiento es ideal para quitar piel seca o muerta. Mejora su aspecto, la deja más suave y limpia para que los aceites o cremas que apliques posteriormente penetren mejor.

. Extraordinario purificante para la piel. Después de un día intenso de calor estás exhausto. Prepárate un baño relajante. Añade unas cuantas cucharadas de bicarbonato sódico al agua para que la ablande. El bicarbonato purificará tu piel y la notarás mucho más suave y lisa.

. Como desodorante y freno para una sudoración excesiva. Sus propiedades son idóneas para preparar tu propio antitranspirable casero. Los desodorantes comerciales, en la mayoría de los casos con químicos sintéticos que pueden ser dañinos para la salud. Es un buen sustituto para evitar la exposición a muchos tóxicos: En un bote de spray (preferiblemente cristal), mezcla agua y zumo de limón a partes iguales y añade 100 gramos de Bicarbonato “El Tigre”. Conseguirás un olor fresco y natural y además, no deja mancha en la ropa. Es muy efectivo como desodorante ya que bloquea los olores y es ideal para pieles sensibles.

. Alivia el picor de las picaduras. Cuando te pica un insecto, ayúdate con este remedio casero: Mezcla un poco de agua tibia con una cucharadita de bicarbonato de sodio hasta formar una pasta densa y aplica la solución directamente sobre la zona afectada. Te aportará un alivio inmediato. Si persiste, deja que actúe unos 30 minutos más. Puedes poner alguna gasa encima para taparlo y que el bicarbonato se mantenga en contacto con la piel. Es una sustancia muy económica y de todos los remedios caseros que existen, el bicarbonato es el más rápido neutralizador para el desazón.

La mezcla con agua es clave para contrarrestar la reacción de la saliva inyectada por el mosquito y la abeja.

. Para aliviar las quemaduras de sol. Si te quemaste en la playa este verano, llena la bañera de agua “tibia” y vierte una taza de bicarbonato.

. Relaja los pies cansados. ¿Llevas todo el día caminando? Si tus pies están doloridos por el calor, añade una cucharada de bicarbonato de sodio por litro de agua y sumerge tus pies. Sentirás un gran alivio en pocos minutos.

. ¿Deshidratado por el calor? Nada mejor que tomar una bebida casera y refrescante en verano. Preparar una limonada deliciosa la Gaseosa de Limón “El Tigre” y agua fresca. Ayuda a neutralizar los ácidos y te aportará una energía extra.

El “Tigre” te desea, ¡un feliz verano!

La revolución del bicarbonato

la-revolucion

Como la vida misma, unos llegan y otros se van. En 1915, justo el año de la fundación de El Tigre, cerró la última fábrica de sosa Leblanc.

Nicolas Leblanc fue un químico francés encargado de dar el pistoletazo de salida a la revolución del bicarbonato a finales del siglo XVIII. Fue en 1791, y lo que hizo fue patentar un proceso por el que obtener artificialmente este producto. Más tarde otro químico, esta vez belga (Ernest Solvay), eliminó algunos de los problemas del método Leblanc y abarató el proceso.

Hasta entonces el bicarbonato, que se había convertido en un elemento de una importancia notable en según qué industrias (como la del papel, el vidrio o el jabón), únicamente se podía hallar en la naturaleza.

Se trata de un producto bien antiguo, tanto, que su uso se remonta a tiempos inmemoriales, y si rastreamos su pista podemos llegar navegando por el Nilo hasta el antiguo Egipto, a la época de pirámides, momias y faraones.

Ya en aquella época su utilidad era muy variada, desde su uso como producto de higiene personal hasta importante ingrediente en los procesos de momificación, pasando por la producción de cristal o detergente para el lavado de tejidos.

Esta versatilidad no se ha perdido con el paso de los siglos, y hoy en día estos mágicos polvos blancos sirven para una gran cantidad de cosas. Por aquí iremos descubriendo los trucos más curiosos y algún que otro experimento, así que aquellos que queráis aprovechar todas las bondades de El Tigre no os vayáis muy lejos, pues pronto traeremos novedades.