Magdalenas de la abuela Araceli

Araceli Montes, es una fiel amiga de El Tigre y le encanta preparar recetas de repostería junto con su familia. En esta ocasión haces us magdalenas tradicionales en compañía de su nieta que es la que nos hace llegar las fotos para que veamos lo bien qué han pasado el rato. Han tenido el gusta de compartir la receta con todos. ¡Gracias chicas, es un placer!

Ingredientes:

4 huevos

1 yoghurt

Una medida y media de yoghurt de aceite de girasol

Pizca de canela

Ralladura de limón

400 gr de harina

2 medidas de yoghurt de azúcar

3 sobres dobles de gaseosa El Tigre

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC

Separamos las yemas de las claras

Batimos las claras, sin llegar a montarlas. Añadimos las yemas y seguimos batiendo.

Añadimos el yoghurt, el azúcar, la canela, la ralladura de limón, el aceite y removemos todo bien.

Añadimos la gaseosa y removemos y vamos añadiendo la harina poco a poco, hasta tener una masa uniforme.

Dejamos reposar durante 5 minutos y luego vertemos en los moldes que llevaremos al horno durante 15 o 20 minutos.

Bizcocho de corazón para San Valentín

Hoy es un día especial, se respira AMOR por todas partes, las redes están inundadas de fotos de corazones en distintas recetas. ¡Nos encanta! Nosotros no podíamos ser menos y queríamos hacer una receta sencilla para que podáis hacer rápidamente al llegar a casa. Hemos adaptado la receta clásica de bizcocho de yoghurt 1,2,3, ¡qué nuca falla!

Ingredientes:

3 huevos

1 yoghurt de fresa

1 medida de yoghurt de aceite de girasol

2 medidas de yoghurt de azúcar

3 medidas de yoghurt de harina

3 sobres dobles de gaseosas El Tigre

Elaboración:

Precalentar el horno a 200ºC.

Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que doblen su volumen y la mezcla haya blanqueado un poquito.

Añadimos el aceite y el yoghurt y seguimos batiendo.

Tamizamos la harina y el gasificante y vamos añadiendo a la mezcla poco a poco hasta que obtengamos una masa homogénea y ligera.

Vertemos en el molde con forma de corazón y al horno. Como nuestro molde era pequeñito lo hemos tenido 15-20 minutos en el horno a 180 ºC. Lo mejor es que estés pendientes y cuando lo veas dorado lo saquéis.

Tarta casera de manzana

Hola amigos, sabemos que os encanta cuando compartimos recetas de otros amigos reposteros. Esta semana tenemos para vosotros la tarta o bizcocho de manzana que ha preparado la buscadora de internet.

Nos cuenta que esta receta es una adaptación de la que hacía su madre así que además tiene esa otra parte que tanto nos gusta, el relevo generacional en la cocina. No hay nada que nos guste ver más, nos encanta que las recetas vayan pasando de generación en generación, evitando que se pierdan. ¡Es genial!

Tomad nota de los ingredientes y, ¡al ataque!

Ingredientes:

5 manzanas Golden (sobre un kilo)

3 huevos medianos

200 gramos de azúcar (un vaso de azúcar)

100 ml de aceite de girasol

80 gramos de harina

La raspadura de un limón

Una cucharada sopera de mermelada de melocotón o albaricoque

1 sobre de gaseosa el Tigre

Elaboración:

Lo primero que hacemos es pelar todas las manzanas y dejar una o dos para adornar y que partiremos a gajos finos, nosotras hemos dejado sólo una. El resto las dejamos a cuartos ya sin piel ni corazón en un plato.

Preparación modo tradicional:

Rallamos las manzanas con un rallador y lo mezclamos con los huevos que estarán batidos previamente. Se mezclan todos los ingredientes salvo la mermelada: huevos, manzana, harina, azúcar, aceite, raspadura de limón y gaseosas, hasta que quede todo bien integrado.

Preparación en robot de cocina:

Si nos ayudamos de un robot de cocina podemos hacer un “to pa dentro” y echar las manzanas, la raspadura del limón, el aceite, los huevos, el azúcar, la harina y las gaseosas, lo programamos durante 30 segundos a velocidad 5, sin temperatura. Ya tendríamos la masa lista.

Parte común:

Ponemos el horno a calentar a 180 grados calor abajo. Una vez que tenemos la masa lista, ya sea con robot o sin él, lo ponemos en un molde redondo, rectangular o como nos guste más y lo adornamos con las manzanas poniéndolas por encima, nosotras hemos puesto pocos gajos, pero esto es a gusto de cada uno. Cuando esté el horno listo metemos la tarta y la dejamos durante 20 minutos. Mientras cogemos un tarro y ponemos la cucharada de mermelada con un dedo de agua y mezclamos bien. Pasado este tiempo (20 minutos), que estará a medio hacer, la sacamos y pintamos con un pincel por encima de la manzana con esta mezcla de la mermelada, y lo volvemos a dejar otros 20 minutos poniendo el calor arriba y abajo en el horno.

Cuando haya estado dentro un total de 40 minutos cogemos un palillo y comprobamos que esté hecha, hay que tener en cuenta que esta tarta es muy jugosa, por lo que debe salir húmedo el palillo pero sin masa.

Por arriba tiene que quedar dorado, en la foto se ve un poco oscuro por el flash, pero está en su punto. Y el corte mirad qué pinta, textura jugosa y que entra de maravilla:

Os animamos a que probéis a hacerla y nos contéis el resultado, seguro que os sorprenderá, porque no es la típica tarta de manzana con hojaldre, es tan suave que hasta a los niños les gustará. También os comentamos que podéis sustituir el azúcar por panela o cualquier endulzante sin problemas y estará igual de rica.

Roscos fritos de huevo con gaseosas El Tigre

Hoy estamos encantados de compartir esta receta con todos vosotros. Nuestra amiga Paka Vega de Escúzar, Andalucía, nos ha permitido compartir estos roscos, tan especiales para ella, con todos los amigos de Gaseosas El Tigre. Las medidas que anotamos están pensadas, aproximadamente, para 4 personas.

Ingredientes:

3 huevos

1 yogur natural (el envase nos servirá de vaso medidor)

1 vaso de azúcar

1 vaso de aceite de oliva

Ralladura de un limón

3 sobres de gaseosas El Tigre

850 gramos de harina

Elaboración:

Separamos las yemas de las claras de los tres huevos. Después mezclamos, en un bol, las 3 yemas con el azúcar. Una vez mezcladas, se les añade el yogur natural, el aceite y la ralladura del limón. Montamos las clara a punto de nieve y añadimos a la mezcla.

A continuación, se tamizan los sobres de gaseosilla El Tigre y la harina, y volvemos a mezclar. Una vez obtenida la masa, se deja reposar en el frigorífico durante un periodo de tiempo de 30 minutos. Por último,  se forman los roscos y se fríen en abundante aceite de girasol, a fuego medio.

Como veis en la imagen, para la presentación, podemos espolvorear con azúcar al gusto nuestros ricos roscos de huevo.

Paka Vega, muchas gracias por enviarnos la receta, ¡estamos deseando probarla!

Bizcocho de soletilla

Ya sabéis que al equipo de Gaseosas El Tigre nos encanta las recetas más tradicionales. El bizcocho de soletilla es un bizcocho que se llama tradicionalmente de muchas maneras. Bizcocho de soletilla, lenguas de gato o melindres. Son unos bizcochitos muy blanditos que se suelen utilizar como base de tartas frías como el Tiramisú. Llevavamos tiempo queriendo hacerlos porque resultan deliciosos y es una merienda perfecta para los más pequeños de la casa.

Como base de tartas funcionan muy bien pero solos también están riquísimos y si los acompañamos con una taza de chocolate caliente ¡mejor!. Los ingredientes son sencillos y muy básicos y en nada los tienes preparados.

Ingredientes:

2 huevos

100 gramos de mantequilla pomada

125 gramos de harina

1 sobre doble de gaseosa de repostería El Tigre

150 gramos de azúcar glas

Una cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC y forramos la bandeja con papel vegetal o papel de horno.

En un bol batimos los huevos, añadimos la mantequilla en pomada y batimos. Añadimos el azúcar glas y seguimos mezclando.

Añadimos la esencia de vainilla que le da un sabor riquísimo.

Tamizamos la harina junto con la gaseosa de El Tigre y lo añadimos a la masa. Mezclamos bien hasta obtener una masa espesa y homogénea.

Metemos la masa en una manga pastelera y vamos haciendo formas alargadas. Debemos dejar espacio entre una y otra porque si no en el horno se juntarán (si os ocurre no pasa nada porque una vez fríos podéis separarlos sin problema).

Metemos en el horno durante 15 minutos. En el momento que vais que los extremos se están dorando ya podéis apagar el horno porque estos bizcochitos se caracterizan por ser de color clarito.

Dejáis enfriar y ya los tenéis, listos para comer. ¡Están deliciosos!