Hoy cocinamos otra de las recetas maravillosas de la repostería tradicional española. El pastel de almendra es un bizcocho típico de Barbastro, Huesca. Es un bizcocho sin harina por lo que es apto para las personas intolerantes al gluten. Cuando el bizcocho estaba en el horno ha subido bastante pero al sacarlo ha bajado. Si alguno de los que nos leéis sabéis algo al respecto de esta receta, por favor arrojad luz sobre ello. Porque no sabemos si hemos hecho algo mal o el resultado final es así. En cualquier caso, está buenísimo y repetiremos en alguna ocasión más.

Ingredientes:

4 huevos

200 gr de azúcar

1 sobre doble de gaseosa de repostería El Tigre como gasificante

200 gr de almendra molida

Pizca de sal

Elaboración:

Precalentamos el horno 165ºC.

Separamos las claras de las yemas.

Batimos las claras junto con 100 gramos de azúcar y el sobre doble de gaseosa de repostería El Tigre hasta conseguir un bonito merengue.

Batimos las yemas junto con 100 gramos de azúcar y una pizca de sal.

Mezclamos yemas con claras con movimientos envolventes.

Tamizamos las almendras molidas sobre la mezcla y mezclamos.

Vertemos la mitad de la masa en un molde cuadrado.

Horneamos durante 20 minutos a 165ºC.

Sécanos y sobre la masa horneada echamos el resto de masa cruda.

Bajamos el horno a 155ºC.

Metemos el molde otro 20 minutos.

Dejamos enfriar y cortamos en cuadrados o rectángulos para servir.

Esta receta de galletas de huevo caseras nos llega desde Calatayud. La hemos hecho y nos ha gustado tanto que no nos hemos podido resistir. Hoy la compartimos con vosotros. En aspecto nos recuerdan a los bizcochos de soletilla pero se quedan más crujientes. Al menos a nosotros se nos han quedado con una textura crujiente deliciosa. pero no nos entretenemos más y os dejamos ingredientes e instrucciones de elaboración.

Ingredientes:

3 huevos

75 gramos de azúcar

100 gramos de harina

1 sobre doble de gaseosa de repostería El Tigre como gasificante

Elaboración:

Precalentamos el horno a 170ºC.

Separamos las claras de las yemas.

Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.

Batimos las yemas junto con el azúcar.

Añadimos el sobre de gaseosa a las yemas y batimos.

Tamizamos la harina sobre la yema de huevo y mezclamos.

Vamos añadiendo la clara en diferentes tandas y removiendo con una espátula con movimientos envolventes.

Con la ayuda de una manga pastelera (puedes utilizar una bolsa de congelado a la que le cortes la punta), disponemos la masa en la bandeja de horno sobre un papel vegetal.

Horneamos durante 20 minutos, si los quisiéramos más blanditos hay que sacarlos un poco antes.