Bitterballen, el snack de la cocina holandesa

Bitterballen

Es un plato tradicional de Holanda que podemos encontrar en todos los bares y pubs. Esta tapa se llaman en holandés bittergarnituur, cuya traducción es algo así como “guarnición para lo amargo”. Lo amargo sería una bebida alcohólica y la guarnición podría ser, unos cremosos tacos de queso gouda, algo de embutido local y naturalmente, las deliciosas bitterballen, que es el aperitivo favorito de los holandeses.

Habitualmente se preparan con carne de vacuno de primera calidad, entre otros ingredientes y, hoy las vamos a cocinar este con nuestro producto estrella “El Tigre”. El gasificante le aportará un extra de esponjosidad al rebozado, manteniendo los sabores intactos.

Los ingredientes se combinan y se refrigeran antes de cocinar para que los elementos que forman el bitterballen queden bien incorporados. Tienen forma redonda (de 3 a 5 cm de diámetro) y se suelen servir en un ramekin, un pequeño bol y con unas gotas de mostaza.

Ingredientes:

400 gr. de carne cocida en tiras

100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (tipo pomada)

150 gr. de harina

700 ml de caldo de vaca

30 gramos de cebolla picada.

1 cucharada de perejil picado

400 gr. de carne cocida en tiras

Sal

Pimienta

Nuez moscada

Para el empanado o rebozado:

50 gr. de harina

2 huevos batidos

50 gr. de pan rallado

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”.

Bitterballen, el snack de la cocina holandesa. 2

¿Dispuesto para la elaboración?

· En una cazuela al fuego, vierte la harina junto con la mantequilla y remueve hasta que consigas una pasta bien espesa.

· Seguidamente, vas añadiendo el caldo muy lentamente sin dejar de remover y hasta que absorba todo el líquido. Sigue cociendo a fuego lento unos minutos más.

· A continuación, añades la cebolla picada, el perejil y la carne cortada en finas tiras hasta que se transforme en una masa espesa y homogénea.

· Llegados a este punto, vierte toda la mezcla en una bandeja grande y plana. Cubre con film y guarda en el frigorífico de 6 a 8 horas mínimo.

Transcurrido el tiempo, retira y reserva.

¡Y ahora viene el rebozado!

· Primero bate las dos claras de huevo. En un bol aparte, vierte la harina, las yemas de huevo, el pan rallado y el sobre doble de gasificante “El Tigre” y remueve bien. Después incorporas las claras y el perejil picado.

· Con la ayuda de una cuchara como medida, toma porciones de la masa reservada en la bandeja y báñala por completo en la mezcla del bol.

· Fríe las bitterballen de cuatro en cuatro hasta que estén doradas. Deja reposar unos minutos en papel absorbente y sirve.

Puedes acompañarlas con un poco de mostaza y, por supuesto, con unas crujientes patatas fritas. Tal y como hacen en Holanda – 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *