Primeros 10 finalistas de #lavueltadeltigre

lagos de covadonga

La Vuelta comenzaba desde Ourense el sábado 20 de agosto con una contrareloj por equipos decidida por milésimas, ya que dos equipos, Sky y Movistar entraban en meta en el mismo segundo. En nuestra Vuelta particular, #lavueltadeltigre, también por milésimas se decidía el primero de los 21 finalistas, Claudio Estrela.

 

Con la segunda etapa llegaba el primer esprint y cambio de líder, Meersman llegaba antes que nadie y Kiatkowski pasó a ocupar el primer puesto de la general. Nuestro esprint, muy disputado, lo ganaba Carmen López Ortiz, una enamorada del norte y su gente.

 

La tercera etapa tenía la meta en el Mirador de Ézaro, ideal para los amantes de la naturaleza y la fotografía, unas vistas impresionantes, donde el equipo Movistar dio un recital y el español Rubén Fernández pasó a liderar la tabla general. También con unas vistas maravillosas, en primera línea de playa, nos pedía estar nuestra siguiente finalista, Olga Cubel Nácher.

 

Con la llegada de La Vuelta y #lavueltadeltigre a Coruña nos pusimos meláncolicos, y en esta cuarta etapa nos imaginamos disfrutando del Camino de Santiago, igual de claro lo tuvo Isa M. Sala, que pasó a ser la cuarta finalista. En esto de las bicis, el maillot rojo fue a parar al colombiano Atapuma, después de una carrera entretenida.

 

La Vuelta se mantenía en Galicia, esta vez entre Viveiro y Lugo, Gianni Meersman repetía victoria en la quinta etapa, pero Atapuma se mantenía como líder. Los piropos que nos dedicó Lara Ferreira le hicieron justa finalista en esta ocasión.

 

Los Cañones del Sil fueron los protagonistas en la sexta etapa de La Vuelta, aunque sin cambios en lo que respecta a la carrera, sí pudimos conocer a un nuevo finalista, Luis Gemelo, con un plan que incluía a Los Suaves.

 

Después de una semana, se dejaba atrás Galicia y se entraba en Castilla y León, con un final complicado en Zamora. Gregorio Arévalo, con su propuesta de las cuevas de Valporquero, ocupaba el puesto como séptimo finalista para el gran sorteo final. La carrera terminó sin cambios en la general.

 

El ascenso a La Camperona marcó la siguiente etapa, la octava, y el más fuerte fue Nairo Quintano, que se convertía en el nuevo líder de la carrera. Luis Gemelo se convertía en nuevo líder de nuestra particular carrera también, todas sus sugerencias le llevaron a repetir triunfo.

 

Un viejo conocido de La Vuelta, el Alto del Naranco, era testigo de la victoria del español David de la Cruz, ganaba etapa y se colocaba el maillot rojo de líder. Lucas Martínez lanzaba una pregunta, y aquí está la respuesta en forma de noveno clasificado para llevarse el premio final, una cena para dos personas en un buen restaurante de su provincia.

 

Antes del primer día de descanso, llegaba el clásico ascenso a los Lagos de Covadonga, una de las etapas más míticas de esta carrera y que volvía dos años después. El tiempo acompañó, y nos dejó unas imágenes espectaculares. Esa misma opinión tiene Lourdes Bueso Castillo, que se colocó como décima finalista.

 

El martes, descanso en Oviedo para los corredores y también descanso para nuestros seguidores. Ya están selecciandos los primeros 10 finalistas, pero a La Vuelta, que se vuelve a poner en marcha hoy, aún le queda la mitad del recorrido. Sigue participando y consigue un pase para el gran sorteo final.

 

¡Una gran cena para dos puede ser tuya!

Continuará….

Pancake al estilo Holandés

Cuando pensamos en Amsterdam, nos viene a la cabeza el “Barrio Rojo” y los “Coffee Shop” pero, la realidad es que se podría definir como una de las ciudades europeas con más multiculturalidad y una variada gastronomía. Entre sus especialidades se encuentran los panqueques, llamados Pannenkoeken, con un abanico de ingredientes distintos que te deja con la boca abierta.

Hay que resaltar que su máxima son los quesos que combinan en una gran variedad de platos o simplemente solos… En Holanda, “siempre” encuentras una excusa para comer queso a cualquier hora del día. Vamos a realizar los típicos panqueques de la zona, con algunos quesos variados, dándoles el aspecto esponjoso al que nos hemos habituado en todos nuestros platos con nuestro gasificante “El Tigre”.  Seguro que has probado más de uno pero, no puedes perderte la textura que adquiere esta variedad de tortita con este producto que cumple la función de impulsor químico, pero sin fosfatos. Esperamos que disfrutes preparando este sencillísimo plato, tan sabroso como rápido de preparar.

Los ingredientes para la masa son:

· 250 gramos de harina

· 250 ml de agua tibia (también puedes utilizar leche)

· 2 huevos

· 1 cucharadita de soda “El Tigre”

· Una pizca de sal

· Una cucharada de aceite o mantequilla.

Y para el relleno…

· Mezcla de quesos holandeses rallados. (Gouda, Edam, Maasdam y Old Amsterdam). Puedes variar según preferencias.

· Jamón Cocido, tocino ahumado o cualquier otro embutido.

· Un poco de orégano.

Vamos con la preparación:

· Bate la harina con el agua (o leche) tibia y añade una cucharadita de soda. La textura debe ser bastante líquida.

· Prepara una sartén antiadherente y píntala con unas gotas de aceite y con la ayuda de un pincel.

· En una sartén antiadherente, echamos unas gotas de aceite y las extendemos con un papel de cocina por toda la superficie.

· Cuando esté bien caliente, vierte la mezcla con un cucharón como medida y extiéndela por toda la superficie de la sartén.

· Incorpora el resto de ingredientes bien distribuidos y cuando la masa empiece a despegarse de la superficie, le das la vuelta.

(Es muy importante que la sartén esté en perfectas condiciones de antiadherencia, si no es así podría acabar en un desastre esparcido por toda la cocina).

· Repite el procedimiento hasta acabar con la mezcla. Puedes servirlas extendidas o con forma de rollito…

Recuerda que puedes prepararlas con ingredientes también dulces. Comerlas en el desayuno, merienda o para un almuerzo rápido…

Sírvelas bien calentitas, ¡están riquísimas!

Sonríe con El Tigre

¿Sabías que el bicarbonato es uno de los remedios más eficaces para el blanqueamiento dental? Es el principal ingrediente en todas las pastas dentífricas que se comercializan hoy en día. Ayuda a combatir la acumulación de sarro, neutraliza el PH de la boca, elimina el mal aliento y devuelve a tus dientes su blancura natural.

Así que, ¿por qué no usarlo en casa?

Con un cepillado minucioso puedes borrar ciertas manchas de tus dientes y además posee importantes propiedades antisépticas que eliminan algunas clases de parásitos y hongos. Si lo aplicas a tu cepillo dental, desinfectarás tanto el cepillo como tu boca. Pero, no lo uses junto a la pasta de dientes; podrías aumentar su efecto abrasivo y dañar tus dientes.

¿Cómo lo utilizo?

Ingredientes:

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

2 cucharaditas de sal marina.

1 cucharada de cáscara de limón.

Unas gotas de vainilla (opcional).

Mezcla todos los ingredientes y tritura para pulverizar la cáscara de limón. Puedes conservarlo en un pequeño envase hermético y disfruta de un cepillado totalmente natural cuantas veces quieras. Asegúrate de enjuagar bien después del cepillado, especialmente por los cítricos, ya que, pese a la mezcla, puede quedarse una sensación ligeramente ácida.

Y tú ¿Lo habías probado antes?

Pan árabe o Pan de Pita y gasificante El Tigre

pita

El pan árabe o pan de Pita es una variedad de pan cocido en las paredes del horno, de consumo en el mediterráneo oriental y, especialmente en los países árabes. Una de sus características, es plano y hueco en el centro, lo que permite ponerle el relleno que más te apetezca. Además, es muy bajo en grasas y puede comerse para acompañar cualquier tipo de plato. Aunque, hay que ser sincero…Si lo pruebas recién horneado, ¡te derrites! Está delicioso, no necesita nada más.

Su nombre procede del griego moderno y se traduce como, “pastel” o “pan”. En esta ocasión lo vamos a preparar con nuestra Agua de Soda Salina “El Tigre”. Este compuesto, excepcionalmente, contiene en el mismo sobre, el gasificante (bicarbonato sódico) y el acidulante (ácido tartárico). El ácido tartárico es un conservante natural que se usa en la industria alimentaria como corrector de la acidez en vinos. En este caso es perfecto para el resultado que buscamos en nuestro Pan de Pita.

Los ingredientes que necesitamos son:

600 gramos de harina

300 ml de agua

un vaso de aceite de oliva Virgen

1 sobre de gaseosa “El Tigre”

1 cucharadita de sal

Y comenzamos con la elaboración:

Vierte todos los ingredientes en un cuenco grande y amasa unos 10-12 minutos, hasta que se despegue de manera fácil del recipiente. Reserva unos 30 minutos. Transcurrido el tiempo, extiende la mezcla en una superficie, limpia y seca. Divides en porciones del tamaño de una pelota de tenis. Dales forma redondeada y plana. Enharínalos levemente por la superficie, cubre con un paño seco y deja reposar unos pocos minutos.

Introduce los panecillos en el horno con la bandeja precalentada a 220ºC, unos 10-12 minutos. El propio calor de la placa sellará la superficie de los panes y, a los pocos minutos, el agua del interior se convertirá en vapor de agua al no poder salir (por el sellado), lo que provocará que el pan se hinche formando una bola hueca. Retira del horno apenas comience a dorarse. Si sobran, puedes congelarlos y cuando los necesites, bastará con un golpe de horno. Sólo queda rellenarlo al gusto o utilizarlo, como acompañamientos de vuestros platos favoritos. Te mostramos algunas ideas.

¿Qué te ha parecido? Más fácil y rápido imposible…

 

Con Pollo y verduras al horno…

 

Con atún, espinacas frescas y tomate…

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 14.12.36

Pita con verduras salteadas y queso fresco…

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 14.12.46

O sencillo como este, jamón York braseado al horno y queso…

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 14.12.56

Y, ¡a disfrutar del verano!

El Tigre pedalea para participar en La Vuelta 2016

Hace tan solo unos meses que tomamos el paso de adaptarnos a la nueva era digital. Estábamos algo nerviosillos pero hemos dado los pasos firmes y estamos muy contentos por ello. Era una decisión muy importante y, la verdad, estamos muy agradecidos. Sois muchos los que nos habéis acompañado en esta bonita aventura. Así que, por la buena acogida que ha tenido en las redes sociales nuestro proyecto digital y porque sabemos que os encantan los juegos de El Tigre, os proponemos un nuevo concurso.

Vuelva del Tigre - Oficial-04

La Vuelta a España, junto al Tour de Francia y al Giro de Italia, es una de las tres Grandes Vueltas del ciclismo y tuvo su primera edición en 1935, aunque fue a partir de 1955 cuando se empezó a disputar anualmente. En la edición de este año contará con 21 etapas, y el pistoletazo de salida será el próximo 20 de agosto. Participar en el sorteo, que será el 12 de septiembre, es muy sencillo; y la recompensa es una cena para dos personas en un restaurante de alto nivel. Solo has de seguir los siguientes pasos:

Al incio de cada una de las 21 etapas publicaremos en nuestra página de Facebook una pequeña imagen y una descripción de la misma, únicamente tenéis que ser fans de nuestra página de Facebook, comentar la publicación y mencionar a un amigo. Al final del día el comentario más ingenioso y divertido será seleccionado para entrar en el sorteo final, que se realizará el 12 de septiembre entre los 21 seleccionados (uno por etapa).

Podéis participar tantas veces como queráis y en tantas etapas como queráis. Solo tenéis que estar atentos a la imagen y a la pregunta diaria y decidir a qué amigo mencionáis. Podéis comentar en una o en todas! SUERTE!!

Aquellos que quieran acompañarnos durante #LaVueltadelTigre y ganar una cena para dos personas pueden ver las bases legales del concurso pinchando en este link #Lavueltadeltigre 

 

Increíble brazo de gitano de chocolate

Brazo de Gitano

¿Empezamos por explicar de dónde viene el nombre de este delicioso postre? Cuenta la leyenda que, desde principios del siglo XIX y hasta mediados del XX, pasaban por las pastelerías unos caldereros, en su mayoría de etnia gitana, ofreciendo sus servicios. Tras pagar los arreglos de calderas, peroles y ollas, los pasteleros les empezaron a regalar los recortes que sobraban de los pasteles del día. Los enrollaban en una plancha de bizcocho. “Cuando se marchaban con su cilindro de recortes apoyado en el brazo, los operarios del obrador comentaban: ‘Qué bien va el pastel en el brazo del gitano’. Se popularizó tanto, que se comenzaron a hacer expresamente y se quedaron con el nombre de brazo de gitano”, narra el presidente del Gremi de Pastisseria de Barcelona, Joan Turull i Estatuet.

De momento, lo que interesa es la realización, que admite muchos rellenos (incluso salados) y que sin duda a todos les encantará. Nosotros hoy vamos a prepararlo de chocolate y trufa, por supuesto con Gaseosas El Tigre.

En primer lugar, los ingredientes que necesitamos:

Para la masa:

6 huevos

100 gr. de azúcar

100 gr. de harina

1 sobre doble de gaseosa “El Tigre”.

1 pellizco de sal

1 cucharada de vainilla

Y para el relleno:

400 gr. de nata para montar

400 gr. de chocolate fondant

25 gr. de mantequilla

25 gr. de azúcar glass

Y ahora ya estamos preparados para preparar la masa y su relleno.

Para la masa

  • Separa las yemas de las claras y bate (las claras) con la vainilla, la mitad del azúcar y una pizca de sal hasta que estén a punto de nieve. Reserva.
  • A continuación, bate la yemas con el resto del azúcar hasta quedar espumoso.
  • Añade a la mezcla las claras, muy lentamente, para que no pierdan su punto.
  • Mezcla la harina con el sobre de gaseosa “El Tigre” y tamiza. Incorpórala a la mezcla y sigue removiendo hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.
  • En una bandeja de horno, con papel y untado en aceite, extiende toda la masa y hornea durante 10 minutos a 180º, hasta que esté dorada.
  • Transcurrido el tiempo, sácala de horno y, con sumo cuidado, vuélcala sobre un paño de tela y separa el papel de hornear. Envuelve la masa junto con el paño y formando un rollo. Deja enfriar.

Para el relleno:

  • Pon un cazo con 300 ml de agua al fuego y cuando hierva añade el chocolate fondant.
  • Cuando esté fundido, añade la mantequilla y remueve bien. Conserva caliente, al baño Maria.
  • Monta la nata y añádele el azúcar glass hasta que esté completamente integrado.
  • A continuación, añade aproximadamente 150 gr. del chocolate fundido y mezcla bien. Ya tenemos la trufa preparada.
  • Desenrolla el bizcocho (debe estar frío) y vierte la trufa por encima, dejando libre un pequeño espacio al final, y procede a enrollarlo bien.
  • Pon el rollo relleno sobre una rejilla y cúbrelo con el resto del chocolate, por encima y por los lados.
  • Con una púa o un peine, puedes hacerle un dibujo como el de la foto, o incluso adornarlo con fideos de colores o lo que más os guste. Reserva en el frigorífico.

¿Has probado el Brazo de Gitano de chocolate? 2

Sírvelo con un poco de nata y te aseguro que tendrás que prepararlo en más ocasiones.

¡Les va a encantar!

 

Ultramarinos, qué lugares (II)

ultramarinos

De la misma manera que hay productos de toda la vida, también quedan todavía algunos de esos locales que son el emblema de un barrio. Un par de meses atrás, nos metíamos en la despensa del más antiguo de España, que fue fruto del amor entre un francés y una señora oscense. También el amor está detrás de la historia de otra pequeña tienda de comestibles en la ciudad de Málaga.

Mari Carmen Rodríguez, además de mucha sensibilidad y un trato exquisito con la clientela, tenía un despacho de huevos de gran éxito en Málaga, en el Centro Histórico. Zoilo Montero era un joven sevillano que llegó a Málaga siendo un chiquillo de 14 años para empezar a repartir comestibles en bicicleta. Trabajaba en una pequeña tienda familiar en Málaga, en el Centro Histórico. Así se conocieron.

A mediados del siglo pasado, tras terminar el servicio militar, Zoilo aprovechó la oportunidad y se hizo con la tienda. “Vino uno que quería traspasarla y me dije, para eso me la quedo yo”. Así fue como Ultramarinos Álvarez, gestionado por diferentes familiares durante años y conocido como Florido antes de la guerra, pasó a llamarse Ultramarinos Zoilo, actual nombre del conocido negocio que da a la Iglesia de Santiago, donde fue bautizado Picasso.

ultramarinos zoilo color

Se trata de una de esas pequeñas tiendas de toda la vida en las que, en cuanto pones un pie dentro, no quieres salir. Es como si te hipnotizara el orden y la gran cantidad de productos expuestos. Allí dentro está todo “bien colocadito”, porque “toda la vida se ha hecho así y porque es lo que le gusta al público”. “Aunque yo lo que quiero es que compren, y no que les guste” confiesa Zoilo entre risas.

En este tipo de tiendas se cuida mucho el producto local, y en este caso, se le da mucha preferencia al producto de Málaga. Como el salchichón de Málaga, que es un salchichón blando. O las pasas, higos secos o borrachuelos, que tanto gustan a nuestro protagonista. Él sin embargo, recomienda el Chorizo de Ronda, “que es riquísimo”, y que se puede tomar tal como viene, asarlo un poco o echarlo a unas lentejas. “De todas formas está exquisito”.

 

-¡Seguro que sí Zoilo. Además, después de una comida copiosa, como estas que dices, siempre podemos tomar una gaseosilla El Tigre para quedar como nuevos! Ya sabéis, lo que no se arregla con gaseosilla el Tigre es mortal de necesidad.

 

Bizcocho integral de plátano y pepitas de cacao

¿Has probado alguna vez la combinación del chocolate con el plátano? 

¡Es delicioso! Cuando prepares esta receta, todos disfrutaran de un desayuno o merienda sin grasas hidrogenadas, conservantes y otras sustancias que componen la bollería industrial. Además, con “El Tigre” disfrutarás de un producto totalmente libre de alérgenos y sin riesgo de contaminación cruzada.

Si habías pensado en cocinar este dulce, te sorprenderá la facilidad y lo rápido que se prepara.

Es un tipo de bizcocho con un sabor intenso a plátano, que mezclado con las pepitas de cacao, combina a la perfección. El plátano es un alimento altamente nutritivo y muy rico en azúcares y también en minerales como el potasio, hierro, magnesio y betacaroteno, muy bajo en sodio. Y también vitaminas A, E y C. Una fruta muy indicada para los niños, pero también para los no tan niños…

El cacao es un alimento muy digestivo y antioxidante, gracias a su riqueza en flavonoides. Rico en grasas, manganeso, zinc y vitaminas del grupo B. Es neuroprotector, con lo cual mejora el flujo cerebral, por tanto es ¡excelente para estudiantes!

Este bizcocho es muy típico de la repostería anglosajona, lo llaman pan de plátano o “banana bread”.

Vamos con los ingredientes:

Antes que nada, asegúrate de sacar los ingredientes que estén en la nevera una media hora antes, de esta forma todos estarán a la misma temperatura.

190 gr harina integral (avena, espelta, trigo, centeno…)

120 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

90 gramos de pepitas de cacao ecológico.

120 gramos de azúcar moreno integral.

3 plátanos (ó 4 si son pequeños)

3 huevos

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal.

Ahora nos disponemos a comenzar con su preparación:

  • Precalienta el horno a 180º.
  • Separa las claras de las yemas y bate a punto de nieve. Reserva.
  • En un bol, mezcla la mantequilla, el azúcar y las yemas.
  • Añade a la mezcla anterior, la harina y el sobre doble de gasificante “El Tigre”.
  • Cuando esté todo bien mezclado añade las claras poco a poco, para que no bajen.
  • En un recipiente pequeño, mezcla las pepitas de cacao con un poco de harina y añade un poco de leche hasta cubrir todo. Con las pepitas humedecidas, conseguirás que no todas queden en el fondo del bizcocho.
  • Aplasta bien los plátanos con un tenedor y añádelos también. Añade a la mezcla las pepitas de chocolate.
  • Engrasa el molde con mantequilla, vierte dentro toda la pasta y mezcla suavemente con una espátula.
  • Hornea unos 30-40 minutos vigilando cuando empiece a dorar. Pincha con un palillo de madera, si sale completamente seco, el bizcocho ya está listo. Sácalo del horno y deja enfriar.
  • Cuando esté frío, desmolda, corta en rebanadas y espolvorea con azúcar glass (opcional). Realmente no lo necesita, ¡así está riquísimo!

Tal y como has podido comprobar, es una receta muy fácil de preparar. Además, es magnífico para que los más peques de la casa se habitúen a comer fruta de una forma divertida.

También puedes ponerle una cobertura de chocolate, se convertirá en una ¡magnífica tarta de cumpleaños! ¡A disfrutar!

 

Cosas que no sabías de los mojitos

mojito

Un trifinio, aunque pueda parecer el nombre de un cóctel, es un punto geográfico donde se juntan las fronteras terrestres de tres países. Pese al nombre raro, no se trata de algo inusual, de hecho China tiene 14 y Rusia 12, y en el mundo se intuye que hay algo más de 150, pero es un buen punto de partida para hablar del mojito. En la ciudad uruguaya de Bella Unión se forma una de estas triples fronteras, es más, recibe este nombre porque es el lugar donde se encuentran el río Cuareim y el río Uruguay, en la frontera de este país con sus vecinos brasileños y argentinos.

En esta pequeña localidad, que forma parte del departamento que lleva el nombre de uno de los mayores héroes nacionales del país (Artigas), llegó al mundo, en algún momento a mediados del siglo XVI, un corsario llamado Silvio Suárez Díaz, que no sabemos qué tal era con la espada ni cómo manejaba el timón, pero que por lo que cuentan, fue el primero que preparó la versión inicial del cóctel que reina las fiestas estivales y que hoy conocemos como mojito.

A finales del s. XVI y en alta mar, cualquier problema te tortura. Muchas fueron las tripulaciones que se echaron a perder por la calma chicha, que es esa otra quietud, la que no cura la fatiga, la que no abre espacios a la meditación, la que desespera. Y en esa época, mal que nos pese, todavía no podíamos ofrecer una gaseosilla El Tigre a estos amables caballeros, así que el pirata bellaunionense se las apañó para repartir a sus hombres un brebaje a base de aguardiente diluido en un poco de agua, algo de limón para combatir el escorbuto, unas hierbas aromáticas, tipo menta, y el toque dulce del azúcar que ayudaba a digerir la pócima.

Pero fue otro pirata, Francis Draque, que se labró algo más de fama, quien lo acabó popularizando hasta bautizarlo como ‘Draquecito‘. Un siglo después, con la producción de ron mejor refinado y tras haber conseguido una mayor calidad, este sustituyó al aguardiente.

Luego ya llegó lo de Cuba, Ernest Hemingway y la leyenda de La Bodeguita del Medio, pero eso es otro cantar. También con los años y la moda llegaron las distintas versiones; con fresa, con coco, que si con un poco de vodka, ahora lo quiero light, etc. Lo que no cambia nunca es lo de añadir soda, y por si no lo sabías, con las nuestras sabe mucho mejor. Prueba a preparar este cóctel con un sobrecillo de gaseosa El Tigre, ¡verás cuántas burbujas!

Tortilla de patata con un toque del Tigre

¿Conoces a alguien que no le guste la tortilla de patatas? Es el plato o tapa estrella de la cocina española, y la más consumida por los españoles. Se cocina en todas las casas, y nunca hay dos iguales. Además, se puede comer caliente o fría, ¡está igual de buena!

A casi todo el mundo le gusta la tortilla de patatas y es muy fácil de preparar pero, necesita algo de paciencia y mucho cariño. La tortilla de patatas o tortilla española se cocina de muchas maneras; dependiendo del corte de la patata, la cantidad de huevos que incorpores a la receta y si la condimentas más o menos.

Puede comerse como tapa, acompañada de pimientos verdes fritos o con lo que quieras poner y de cualquier salsa, mayonesa, allioli, salsa de tomate, etc.. ¡Todas están riquísimas!

En nuestro caso, junto con la patata le añadiremos cebolla, aceite, una pizca de sal y el sobre doble de gasificante “El tigre”, para darle un toque más especial; Resultará más esponjosa y jugosa. ¿Por qué no lo pruebas y nos cuentas el resultado?.

¡Vamos con las proporciones!

4 huevos

1/2 kg de patatas

1 cebolla 

Aceite de oliva

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal .

Y a continuación…

  • Pela las patatas, lávalas y córtalas en dados no demasiado grandes.
  • A continuación, procede de igual manera con la cebolla y reserva aparte.
  • Prepara una sartén con bastante aceite de oliva a calentar. Cuando haya alcanzado temperatura, incorpora las patatas para que se cocinen poco a poco.

  • En otra sartén, pon una cantidad moderada de aceite y pocha las cebollas a fuego muy lento. (No la queremos tostada, simplemente transparente).
  • Una vez estén listas las patatas, sácalas y colócalas en papel absorbente para que absorba el aceite sobrante. 

¡Nota importante! Las patatas deben estar entre fritas y cocidas.

  • En un recipiente, Batir los huevos con un poco de sal y la gaseosa “El Tigre”. Mezclar muy bien para que no queden grumos. 
  • Añade al huevo batido con la gaseosa “El Tigre” la patata y la cebolla. Mezcla bien pero no lo aplastes.
  • En una sartén con un poco de aceite a fuego medio, vierte la mezcla y pasados 3-4 minutos dales la vuelta con la ayuda de un plato para que cuaje bien por los dos lados. Recuerda que tienen que hacerse bien los bordes. Espera otros 3-4 minutos y coloca en un plato llano y grande.

¡Y ya tenemos lista la tortilla! Se van a chupar los dedos… 

Puedes servirla como aperitivo o acompañada con una buena carne o pescado. Y para una cena ligera… con un poco de pan con tomate.