Este delicioso postre es originario de la ciudad de Toru?, hermosa ciudad medieval y donde nació Nicolás Copérnico.

Es algo parecido a un pan de jengibre, con muchos siglos de tradición porque su preparación data del siglo XIII. Es un producto que se vende o regala como souvenir y tiene infinidad de formas y presentaciones.

Es una receta un tanto laboriosa, sin embargo, el resultado merece la pena. Todos sus ingredientes son muy saludables y con la variedad de especias, le añades propiedades muy beneficiosas para el organismo. Además, como siempre le hemos añadido nuestro gasificante libre de alérgenos, convertirá nuestras galletas en un auténtico “manjar de dioses”.

¡Por cierto! Una de las variedades más populares, es la de chocolate… Ciertamente, “lo tienen todo”.

Los ingredientes son bastantes y además muy variados pero, sin duda no te arrepentirás…

Para la masa necesitaremos:

100 gramos de miel

120 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.

130 gramos de azúcar en polvo

2 huevos enteros

350 gramos de harina de vaso de harina de trigo

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

1 cucharada de Pan de Jengibre

1 cucharadita de cacao en polvo (opcional)

Seguro que te has preguntado ¿qué es el Pan de Jenjibre? Ahí va la solución…

 

Ingredientes para la elaboración del Pan de Jenjibre:

20 gramos de jengibre seco.

15 gramos de clavo.

15 gramos de pimienta negra.

10 gramos de nuez moscada.

50 gramos de corteza de canela.

20 gramos de semillas de cardamomo.

5 gramos de anís.

Es necesario moler todos los ingredientes en un molinillo o con un mortero.

Y ¡listo! Ya tenemos el Pan de Jenjibre preparado para añadir a la masa.

Y para los adornos:

Chocolate líquido.

Nueces.

Almendras en copos.

Coco.

¡Vamos con la preparación!

· Mezcla todos los ingredientes y amasa hasta que consigas una consistencia elástica.

Corta en trozos de unos 2 cm, y despliega la masa con un rodillo hasta conseguir un grosor de unos 3 mm.

Recorta en diferentes formas o, según los moldes que tengas (corazones, estrellas, redondas, etc…). Colócalas en una fuente de horno y sobre papel de hornear.

Precalienta el horno a 180º y hornea las pastas durante unos 10 minutos.

Transcurrido el tiempo, retira del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla. Reserva.

Decora con chocolate derretido, con golosinas y con lo que queráis, todas están riquísimas…
– Verás como los peques de la casa se apuntan a la decoración, es la parte más divertida… –

 

ultramarinos

Si hacemos un repaso a las últimas décadas, vemos cómo los cambios sociológicos, demográficos y económicos han ido variando nuestra forma de consumir. Si hace un par de décadas nos encontrábamos con la estampa familiar en el hipermercado, niños llenando el carrito de la compra a base de impulsos y el hábito era llenar la despensa como si un apocalipsis zombi esperara detrás de la esquina, hoy en día, esa fotografía ilustra una pareja, a lo sumo, que se mueva ligera por el súper y que en diez minutos ha resuelto el trámite de la compra.Y por un ticket medio de 20€. Es este cambio en la forma de hacer la compra el que ha hecho resurgir a las pequeñas tiendas o mercados de barrio, que son los que atraen ahora al ciudadano ocupado.

De la mano de El Observatorio de Cetelem, que desde 1997 viene publicando informes en nuestro país que analizan el comportamiento y los hábitos de compra de los ciudadanos españoles, nos ha  llegado un dato interesante para el pequeño comercio, para esa tienda de barrio de toda la vida.

Es bien conocido el impacto que los hipermercados y las grandes cadenas produjeron a este tipo de comercio.  Pues bien, a pesar de de que los consumidores siguen prefiriendo en su gran mayoría las grandes tiendas a las tiendas tradicionales, la diferencia en porcentaje de compra va disminuyendo, y de un año para otro, se ha reducido en 7 puntos.

La reactivación de la economía es uno de los pilares en los que se apoyan estos datos. De un lado, cercanía, amabilidad, confianza y calidad son las bazas que juegan a favor de las tiendas de barrio; por el contrario, precio, variedad y el hecho de poder realizar toda la compra en el mismo lugar son los puntos fuertes de las grandes superficies.

Toda esta serie de cambios en los hábitos será una constante, más aún después de la irrupción del e-commerce y la digitalización. La incidencia de las nuevas tecnologías tanto en la forma de comprar como de consumir, es bastante notable. Y aunque el porcentaje de españoles que llena la despensa a través de la red es todavía menor, sobre todo comparado con sus países vecinos, la tendencia no deja lugar a dudas. Poco a poco se va difuminando la brecha entre cliente de tienda física y cliente de tienda online, y al final, el cliente será el nuevo canal.

bagel

Realmente suena genial pero, si no lo has probado nunca te preguntarás: ¿qué es exactamente un bagel?

Estas curiosas rosquillas de pan, originarias de la ciudad de “Cracovia” , Polonia, se popularizaron en toda la comunidad judía y más tarde, llegaron hasta las panaderías de Londres. Hoy en día, están extendidas en todo el mundo, especialmente por Estados Unidos.

Efectivamente, este desayuno típicamente neoyorkino, podemos comerlo a cualquier hora del día. Con relleno dulce o salado, va bien con todo. Además, lo preparas en un minuto y ya tienes tu tentempié para la oficina.

Sólo recorriendo un par de calles de la Gran Manzana, puedes encontrar infinidad de sitios donde tomarlos.

Os cuento un secreto que quizás a un americano no le agradaría demasiado… los puedes encontrar ¡hasta en la sopa!

Bromas aparte, todos están riquísimos.

¿Te animas a prepararlos? Aunque ya los hayáis probado, todos sabemos que en casa siempre sabe mejor…

Ingredientes (saldrán unos 9-10 bagels).

Para preparar la masa:

500 gramos de harina de fuerza.

310 cc. agua tibia.

25 ml de aceite de girasol.

1 ½  cucharada de azúcar

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal.

Para el glaseado:

1 huevo.

1 cucharada de agua.

Semillas de sésamo o de amapola.

bagel-el-desayuno-de-los-neoyorkinos-1

Y ahora pasamos a la elaboración…

· En un bol grande, mezcla la harina, la sal, el azúcar y los sobres de gasificante. Deja un hueco en el centro.

· A continuación, añade el aceite y el agua (recuerda que debe estar tibia), en el centro del cuenco y sigue mezclando, hasta que la masa no esté pegajosa.

· En una superficie limpia, esparce un poco de harina, coloca toda la masa encima y comienza a amasar con brío  hasta que quede sin grumos y elástica durante unos 12-15 minutos. Déjala reposar, tapada con un paño, unos 10 min.

· Divide la masa en 9 o 10 porciones (según veas), y forma unas bolitas con cada trozo. Amasa cada uno por separado unos minutos más.

· Para dar forma a los bagel, haz una bola con cada porción y con un rodillo pequeño (o con el dedo), haces un agujero en cada uno de ellos. Colócalos sobre una bandeja ligeramente untada de mantequilla y reserva.

· Para conseguir una uniforme y fina corteza, debemos pasarlos vuelta y vuelta por una sartén sin aceite y con fuego mínimo.

· Aparte, coloca una cazuela al fuego con agua y una pizca de sal. Cuando hierva, introduce los bollitos unos 7 minutos, dándoles una vuelta. Conviene no amontonarlos en la olla, mejor pocos cada vez. Coloca sobre papel absorbente y vuelve a disponerlos en la bandeja de horno engrasada.

· Bate el huevo y después pinta toda la superficie. Decora con las semillas a tu gusto y hornea 30 minutos a 190º. Deja enfriar.

Sólo queda abrirlos por el centro y ponerles el relleno que más os guste a todos, dulce o salado…

bagel-el-desayuno-de-los-neoyorkinos-5

magdalena

¡Hola, hola!

compartimos con vosotros nuestra receta estrella, Magdalenas de toda la vida pero… le hemos añadido un toque especial, el chocolate nos encanta y si encima es el de toda la vida pues más. Toma nota es sencillo y sabrosísimo.

Al final de la receta te damos unos trucos para conseguir la magdalena perfecta.

Ingredientes:

210 gramos de harina de repostería

2 sobres dobles de gaseosas El Tigre

una pizca de sal

una pizca de canela

ralladura de limón

3 huevos

175 gramos de azúcar

60 gramos de leche

190 gramos de aceite de girasol o aceite de oliva suave (tipo Arbequina)

Cuadraditos de chocolate Nestlé

 

Elaboración de la receta:

En un bol batimos los huevos con el azúcar. Batimos bien para meter bastante aire a la mezcla y que nos queden más esponjosas. Vertemos la leche, la pizca de sal y el aceite y mezclamos. En otro bol, tamizamos la harina y el gasificante El Tigre. Añadimos la pizca de canela y la ralladura de limón y mezclamos.

Introducimos en un mismo bol las dos masas y vamos mezclando hasta obtener una crema homogénea y fina y reservamos como mínimo una hora. Puede estar en nevera hasta el día siguiente para conseguir mayor esponjosidad.

Por último, rellenamos los moldes hasta una altura de 3/4, introducimos una porción de chocolate en cada molde y espolvoreamos con azúcar y canela. Introducimos en el horno precalentado a 210º durante 15 minutos y listas.

 

Los trucos del tigre:

Utilizar moldes rígidos. Si no tenemos la típica bandeja para hacer varias magdalenas a la vez, podemos utilizar las flaneras de aluminio de toda la vida. Meteremos los moldes de papel en cada una de las flaneras y rellenamos con la masa. Este truco nos ayudará a conseguir el copete de la magdalena. Normalmente si solo utilizamos el molde de papel, suelen quedarse planas.

Dejar reposar la masa, puede ser una hora o dejarla preparada para el día siguiente. Conseguiremos que las burbujas de aire hagan subir el volumen de la magdalena y una mayor esponjosidad.

Los ingredientes, mejor a temperatura ambiente.

No te pases con el azúcar, puede resecar la masa.

La harina que utilices en esta receta que sea especial de repostería.

Bate mucho los huevos para añadir aire a la masa. Puedes optar por separar las claras de las yemas y montarlas a punto de nieve.

El aceite tiene que ser suave para que no enmascare demasiado el sabor de la magdalena.

Lo más importante, utiliza gaseosas El Tigre, es gasificante alimenticio sin química y sin gluten y lo mejor, que son de toda la vida por lo que tienen mucha experiencia en esto de impulsar las masas. En concreto 101 años de historia y experiencia ;).

original

El día 9 de noviembre se celebra el Día Internacional del Inventor, con intenciones tales como recordar a aquellas personas cuyos inventos cambiaron la vida de tantos y que se siguen utilizando hoy en día. Hay cierto consenso entre los historiadores a la hora de admitir que las primeras creaciones del ser humano fueron los utensilios para el procesado de comida o la caza. También hay cierto consenso a la hora de elegir los más relevantes de la época prehistórica: la ropa y la rueda.

En el mundo de los inventos aparecen personajes fascinantes e historias curiosas. Por ejemplo, la rivalidad de dos de los inventores más conocidos, Edison y Tesla, que llevó al estadounidense a electrocutar incluso a un elefante a principios del s.XX con tal de demostrar que la corriente alterna de Tesla era peligrosa.

Paradojas de la vida, los hay que han muerto “utilizando” su invento. Ese es el caso de Bogdanov, que descubrió las transfusiones de sangre y murió al realizarse una a sí mismo. También es conocido el caso de Marie Curie, fallecida por los efectos de la radiación.

Otra de las grandes ironías es el motivo por el que se desconoce quién inventó las famosas bocas de incendio tan comunes en las calles americanas, ya que las patentes fueron quemadas por un incendio.

En cualquier caso, lo que tienen en común todos los inventores es que son gente que trabajan por sacar adelante sus ideas. Este es otro de los motivos por los que el día 9 celebramos el Día del Inventor, para fomentar que las personas persigan sus propias ideas.

Este es el caso de Hedy Lamarr, una actriz que se convirtió en la primera mujer en protagonizar un desnudo y simular un orgasmo en la historia del cine. Pero además, fue una inventora que contribuyó en la primera versión del espectro ensanchado, que décadas después daría lugar a la tecnología WiFi y Bluetooth. No adquirió fama adicional o dinero por su invento, más allá de la fama obtenido por sus papeles en el cine, pero hoy en día sigue siendo un ejemplo de lo que un inventor debe ser; alguien que trata de hacer realidad una idea propia. La fecha de su nacimiento es el 9 de noviembre. Y no, no es una casualidad que se haya escogido ese día para representar a todos los inventores.

Queda poquito para la celebración de Hallowen y muchos de vosotros, sobre todo los que tenéis niños pequeños correteando por casa, estaréis buscando recetas para hacer estos días y sorprender a vuestros comensales. Hemos hecho una búsqueda por los blogs más creativos en repostería y la verdad que nos dejan alucinados con su arte repostero.

En alguna de ellas veréis que utilizan gasificante para repostería como las gaseosas El Tigre y, otras, están elaboradas con levadura, pero ya sabéis que podéis adaptarlas y sustituir la levadura por los sobres de gaseosilla a los que estáis acostumbrados. Si no sabéis que cantidad de gasificante echar para sustituir la levadura pincha aquí, como véis el tigre piensa en todo y ya nos lo cuenta en su web.

Tarta fantasma de Chocolate de Kanela y limón

En Kanela y limón, Cristina es la artista y nos sorprende con una receta sencilla pero realmente bonita y apetitosa. A veces es dificil tematizar las recetas y conseguir este aspecto tan elegante pero ella lo consigue con cada una de las tartas que elabora. Pincha en la imagen para ver la receta paso a paso.

 

Bizcocho de Calabaza y Chocolate de la Cosas Golosas de Teresa

Teresa en su página de facebook nos recomienda un bizcocho de calabaza con corazón de chocolate en forma de calabaza. Y aunque ella utiliza levadura ya sabéis que podéis adaptar la receta con vuestros sobrecillos de gasesosa El Tigre. Si pincháis en la imagen tendréis el paso a paso de cómo elaborar el bizcocho.

14595573_1799723496940356_113769552344552231_n

Cosas Golosas de Teresa

 

Cupcakes terroríficos de buttermilk de Objetivo Cupcake

Nuestra amiga Alma Obregón en su blog, Objetivo Cupcake, demuestra una vez más su creatividad en la decoración de los cupcakes y es que, si hay alguien realmente experto en el arte del cupcake, es ella. Con esta receta conseguiréis dar un toque de color a vuestras meriendas temáticas de Hallowen.

Tarta de Philadelphia y Chocolate de La Receta de la Felicidad

Esta receta es muy sencilla, como dice Sandra en su blog parece cosa de brujas porque se hace en media hora y no necesita ni horno ni cocción. Así que, ¿qué mejor momento que jugar a las brujas que en el día de hallowen?

6285718911_bc7ee95d3b_o

La Receta de la Felicidad

Tarta de chocolate con naranja

Hoy nos hemos levantado ilusionados y agradecidos. La verdad es que es un placer poder contar con todo vuestro apoyo, todos los días recibimos muestras de cariño y nosotros estamos encantados de ver vuestros comentarios y sugerencias. Nos encanta cuando recibimos una nueva receta o algún truco o remedio casero con nuestras gaseosillas. Desde aquí os damos las gracias y os invitamos a que sigáis haciéndolo.

Hace unos días, una fiel seguidora y amiga del tigre, Stefanie Soeters, se ponía en contacto con nosotros porque había descubierto algo. Ella se había propuesto hacer una de las recetas que proponemos al dorso de nuestros envases de gaseosas y cuando estaba con las manos, literalmente, en la masa, le surgió alguna duda y se dispuso a mejorarla.

Lo mejor de todo, que cuando finalizó tuvo el gran detalle de anotarnos aquellos pasos que mejorarían nuestra receta y hemos decidido adaptar y compartir con vosotros nuestra mejor versión de la Tarta de Chocolate y Naranja.

Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre” (10 grs.)

3 naranjas

1 vaso de leche

210 gr. de azúcar

6 huevos

300 gr. de harina

1 cucharada de gelatina en polvo

150 gr. de chocolate

210 gr. de mantequilla

1dl de agua

Sal

Para la elaboración del bizcocho:

Derretimos el chocolate junto con 150 gramos de mantequilla y reservamos. En un cuenco a parte ponemos la harina y el gasificante El Tigre, la leche, 3 huevos, 150 gramos de azúcar y una pizca de sal y mezclamos todos los ingredientes. A continuación, añadimos a la masa el chocolate que hemos derretido previamente junto con la mantequilla.

Precalentamos el horno a 180º, engrasamos un molde con mantequilla y rellenamos con la masa. Metemos al horno durante 20 minutos y dejamos enfriar para poder desmoldar mejor el bizcocho.

Para la elaboración de la Crema de Naranja:

Calentamos el zumo de dos naranjas con el agua para disolver correctamente el azúcar y la gelatina y reservamos. Cuando la crema se haya enfriado un poco, reservamos la mitad de la crema y la otra mitad la utilizamos para empapar el bizcocho.

Para tener la cobertura perfecta:

Ponemos 3 yemas de huevo en un cazo con la mitad de crema de naranja reservada, añadimos 60 gramos de azúcar y removemos hasta que espese. Retiramos y añadimos 50 gramos de mantequilla y volvemos a remover. Por último, volcamos la mezcla sobre el bizcocho, dejamos enfriar y decoramos.

calabaza

Gracias al enorme despliegue comercial y a la publicidad engendrada en el cine durante décadas, en unos días estaremos celebrando una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. La imagen de niños disfrazados de puerta en puerta pidiendo dulces y golosinas es una imagen que ha quedado grabada en la mente de muchas personas.

Es esta una fiesta curiosa, asociada al naranja calabaza y negro bruja. De origen celta, llegó a formar parte de la tradición pagana tras la ocupación romana hasta que la Iglesia la hizo suya y fue suplantada como festividad católica. Luego llegó la expansión a Norteamérica de mano de los irlandeses y, con ella, la popularidad, tras el primer desfile de Halloween en Minnesota en 1921, ya con El Tigre a pleno rendimiento.

Por sus 101 años de historia, El Tigre ha sido testigo de la evolución de esta celebración y, de todas las curiosidades, nos quedamos con el folklore y la historia de por qué se tallan calabazas y se ilumina su interior. Se trata de una leyenda inspirada en Jack el Tacaño, que por lo visto era un tío de alma corrupta que consiguió engañar al diablo y llegar a un acuerdo con él para que no se llevara su alma. Llegado el momento de su muerte, como el bueno de Jack había sido un poco travieso, no podía entrar en el cielo; pero como había pactado con el diablo no entregarle su alma, tampoco podía ir al infierno. Fue repelido en las puertas del infierno con unas ascuas ardientes arrojadas por el despechado Lucifer, pero Jack, que era muy salao, las capturó con un nabo hueco. Y así pasa sus días, vagando entre los reinos del bien y del mal con su linterna-nabo.

Como sabemos, la tradición aterriza en el nuevo continente de mano de los irlandeses, que una vez allí, se dan cuenta de la escasa cosecha de nabos en esas tierras, y a la vez, se percatan de un excedente en el cultivo de calabazas. Et voilà! Y es por eso que en estas fechas vemos calabazas huecas con velas en el interior.

magdalenas

Hoy os traemos una receta de Alma Obregón, una enamorada de los dulces. Tal vez esta chica os suene de programas como “Dulces con Alma”, de Canal Cocina; o de “Cupcake Maniacs”, en Divinity.

En su blog cuenta cómo fue el momento de la compra y la elaboración de la receta, y también cómo cuando el pequeño Bruno se durmió, no lo pudo resistir y se abalanzó sobre ellas.

Desde El Tigre le damos las gracias a Alma y la enhorabuena, porque la verdad que las magdalenas tienen una pinta espectacular.

img_3230

La receta no podría ser más sencilla y podéis dejar la masa preparada de un día para otro, en la nevera, y hornearla justo antes de desayunar.
MAGDALENAS DE LAS DE TODA LA VIDA
Receta de Alma Obregón

Para 12 magdalenas:

  • 180ml de aceite de oliva (podéis usar suave o virgen extra, según vuestra preferencia)
  • 180g de azúcar
  • 3 huevos M
  • 50ml de nata de montar (35%mg)
  • 200g de harina
  • Un sobre de gaseosa “El tigre” (los dos sobrecitos juntos) – (5g de gasificante)
  • La ralladura de un limón
  • una pizca de sal

Puedes seguir leyendo la elaboración de la receta en el blog de Alma: Objetivo, cupcake perfecto.

maquina-agua-carbonatada

Hoy en día la soda está considerada como un refresco más, pero en su día era simple agua mineral carbonatada que la gente se tomaba por cuestiones de salud. Es curioso cómo con el tiempo (y con azúcares añadidos), la soda ha pasado de ser una especie de pócima medicinal a un gigante del marketing, emblema del consumismo y, precisamente, símbolo de una mala salud.

La historia de la soda comienza en las fuentes hidrominerales, esto es, los más comúnmente conocidos manantiales. La moda empieza en Europa por una obsesión de la gente por los beneficios para la salud de los baños en manantiales. De ahí se pasó a beber el agua mineralizada de esos manantiales como remedio para los dolores de estómago o ante las más variopintas enfermedades, como el escorbuto.

Lo malo de esta moda por los beneficios del agua mineralizada era la dificultad tanto para el embotellado como para el transporte. Fue entonces cuando apareció el doctor Joseph Priestley y, a sus 35 años, puso solución al problema. Así, este notable científico (se cree que pudo ser el descubridor del oxígeno) inventaba el agua carbonatada allá por 1767.

Unos años después de su descubrimiento, otro químico, llamado Torbem Bergman fabricó una máquina especial que hacía agua carbonatada a partir de sulfato de calcio y ácido sulfúrico. Esta máquina fue la que facilitó todo eso de embotellar y producir en masa las gaseosas.

Después ya vino lo de M. Févre y los famosos polvos que daban como resultado esta agradable y refrescante bebida.

¡Y así fue como empezó todo!