Bollos suizos, receta tradicional

bollos

Habitualmente llamados simplemente “Suizos”, su origen data de mediados del siglo XIX y son típicos de nuestra capital, Madrid. Empezaron a servirse en el mítico Café Suizo, lugar de encuentro y tertulias, tan típico de la época.

Se trata de un tipo de bollo, elaborado con una sencilla masa brioche y característico por su ranura superior rellena de azúcar en polvo y cristalizado.

Con forma de media esfera, son muy sencillos de preparar y no dan apenas trabajo. El resultado son unos exquisitos pastelitos de leche, que puedes comerlos solos, rellenos con algo dulce (chocolate, mantequilla o mermelada) o también, con ingredientes salados (Jamón York o cualquier otro fiambre).

Para su elaboración, hemos añadido nuestro gasificante para que adquiera una textura más esponjosa y, con una gran ventaja; se hornea inmediatamente después del amasado, sin tener que esperar los largos procesos de levados como en otros tipos de masas. Además, se prepara con ingredientes muy básicos y económicos.

bollos-suizos-receta-tradicional-2

500 gr de harina

120 gramos de azúcar

100 gr de mantequilla a temperatura ambiente

2 huevos

1 huevo más para pintar la masa

200 ml de leche

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

Una pizca de sal

1 huevo más para pintar la masa

Azúcar humedecido con unas gotas de anís para la cobertura.

¡Vamos con la preparación!

· En un bol grande añades la mantequilla, la harina, los huevos, la leche (templada), y los sobres de gasificante “el Tigre”. Mezcla bien.

· A continuación incorpora el azúcar, una pizca de sal y amasa hasta que adquiera una textura elástica con todos los ingredientes bien integrados. Si crees que lo requiere, puedes añadir un poco más de harina (con precaución), si hay demasiada podría perder esponjosidad.

· Después del amasado, separa en pequeñas porciones de aproximadamente unos 50 gramos. Forma unas pequeñas bolas y reserva en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal.

· Realiza un corte en la parte superior en cada uno de ellas, pinta toda la superficie con huevo batido y añade una porción (generosa) del azúcar ya humedecido con el anís, en cada una de la ranuras.

· En primer lugar hornea unos 5 minutos a 220º y a continuación, baja la temperatura a 200º. Retira pasados unos 7 u 8 minutos, o hasta que estén dorados.

· Deja enfriar sobre una rejilla…

bollos-suizos-receta-tradicional-3

Y ya tienes listos tus Suizos caseros, una deliciosa receta de lo más tradicional…

Y para los más peques, mini bollitos rellenos con lo que más les guste, dulce o salado. Sin duda, hará las delicias de todos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 9 =