Azúcar invertido con gasificante El Tigre

azucar

Hoy no toca receta, pero vamos a hablar de ese gran desconocido que en ocasiones vemos en muchas de nuestras recetas de repostería, el azúcar invertido.

Lo podemos encontrar en multitud de productos, en los que la reacción química para conseguirlo se produce de manera involuntaria, al mezclar determinados alimentos. Un ejemplo sería cuando estamos preparando una mermelada, al mezclar el azúcar con el ácido del limón (que normalmente añadimos a esta preparación casera), provoca sin darnos cuenta la inversión del azúcar. Se rompe la sacarosa (o azúcar común de mesa) en los elementos básicos que la componen, glucosa y fructosa. Prepararlo en casa es muy sencillo, solo necesitamos unos pocos ingredientes.

. 400 gr. de azúcar blanquilla.

. 170 ml. de agua mineral embotellada (no usar agua del grifo).

. 1 sobre doble de gasificante “El Tigre”.

En un cazo, mezcla el azúcar con el sobre de ácido, el agua mineral, y mezcla bien. Pon el cazo en el fuego y lleva a ebullición pero sin dejar de remover suavemente. En el momento en que inicie el primer hervor, retira el cazo del fuego e introduce un termómetro de cocina en él. Déjalo atemperar durante unos 20 minutos, hasta que alcance 50ºC.

Controla la temperatura y cuando llegue a unos 50-60ºC saca el termómetro y añades a la mezcla el sobre de gasificante. Se formará una espuma espesa y blanca. Deja reposar hasta que la espuma se diluya completamente y obtengamos una mezcla amarillenta y transparente. Vierte la mezcla en un recipiente hermético y deja enfriar por completo.

¡Ya tenemos nuestro azúcar invertido listo!

Conserva en un lugar fresco, seco y a temperatura ambiente. Se mantendrá hasta 6 meses si lo cierras hermético después de cada uso. La principal característica del azúcar invertido es su alto poder endulzante. Es hasta un 30% superior al de cualquier azúcar. Deberás sustituir una parte del azúcar que nos indique la receta por azúcar invertido, dependiendo del tipo de producto que prepares. Conseguirás un sabor más dulce con menos cantidad de azúcar.

Puedes utilizarlo de manera habitual en tus preparaciones, te sorprenderá la diferencia. Las masas y panes serán más esponjosos y se mantendrán tiernos más tiempo. Los helados quedarán más cremosos. En la elaboración de panes y repostería aumenta la fermentación de las masas porque la levadura digiere mejor la glucosa y la fructosa por separado que la sacarosa en sí misma.

Calamares a la romana

rebozado

¿Qué puede haber mejor que tomar unos buenos calamares a la romana en una terraza? Acompañados de una cerveza, vino o un refresco, es un clásico del verano.

Pero, en ocasiones, lo que apetece es disfrutar de una buena comida en casa y acompañado de familia o amigos. Ya sabes que, según nuestra opinión, donde mejor sabe todo es en casa de uno, ¿tú que opinas? Además, es un aperitivo que gusta a todos, pequeños y mayores.

Sin embargo, el rebozado no es tan fácil como parece. Seguro que alguna vez te has preguntado, ¿cómo harán para que queden tan esponjosos y tiernos?

Hoy utilizaremos dos de nuestros productos “El Tigre”, bicarbonato y un sobre doble de gasificante (uno con el bicarbonato sódico y el otro con el acidulante). Producto que al mezclarse con la parte líquida de la masa, forma unas burbujas de gas cumpliendo con su función de aportar esponjosidad a tus platos.

Vamos a ver en primer lugar los ingredientes y, a continuación seguiremos con la receta y sus trucos para que los tuyos sean ¡los mejores!

Ingredientes :

Calamares limpios (aproximadamente 1 kg, cortados en anillas de 1 cm. de grosor).

Un huevo (a temperatura ambiente).

Una cucharadita de bicarbonato “El Tigre”.

50 gramos de harina.

Una pizca de sal

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”

Aceite de oliva virgen.

· Muy importante: El día anterior a la preparación, poner los calamares en un bol con una cucharadita de bicarbonato. Mezcla bien y reserva en el frigorífico mínimo 12 horas.

· Al día siguiente, lava bien los calamares y sécalos con papel absorbente.

· Y ahora, vamos a preparar la masa para el rebozado. (Esta masa, puedes prepararla y conservarla bien tapada en la nevera hasta 24 horas antes de freír los calamares).

· Separa la yema de la clara del huevo y reserva la yema. Añade un poco de sal a la clara y bate bien. Después incorpora la yema y el sobre doble de gasificante “El Tigre” y remueve hasta que queden todos los ingredientes bien integrados.

· A continuación, añade la harina poco a poco y sin dejar de remover. Cuando notes que la mezcla empieza a separarse de los bordes del recipiente, ¡ya está lista!

· Pon abundante aceite a calentar y fríe los calamares, previamente untados en la mezcla, y dejando espacio entre ellos para que no se peguen. Colócalos en papel absorbente, para que suelten toda la grasa.

· Es muy importante servirlos siempre recién hechos.

Un consejo: Si espolvoreas los calamares con harina antes de pasarlos por la masa del rebozado, evitarás que salpiquen al freírlos.

Puedes comerlos al plato, como tapa y ¡porqué no! también en bocadillo…

¡Date un capricho, te lo mereces!

Pancake al estilo Holandés

Cuando pensamos en Amsterdam, nos viene a la cabeza el “Barrio Rojo” y los “Coffee Shop” pero, la realidad es que se podría definir como una de las ciudades europeas con más multiculturalidad y una variada gastronomía. Entre sus especialidades se encuentran los panqueques, llamados Pannenkoeken, con un abanico de ingredientes distintos que te deja con la boca abierta.

Hay que resaltar que su máxima son los quesos que combinan en una gran variedad de platos o simplemente solos… En Holanda, “siempre” encuentras una excusa para comer queso a cualquier hora del día. Vamos a realizar los típicos panqueques de la zona, con algunos quesos variados, dándoles el aspecto esponjoso al que nos hemos habituado en todos nuestros platos con nuestro gasificante “El Tigre”.  Seguro que has probado más de uno pero, no puedes perderte la textura que adquiere esta variedad de tortita con este producto que cumple la función de impulsor químico, pero sin fosfatos. Esperamos que disfrutes preparando este sencillísimo plato, tan sabroso como rápido de preparar.

Los ingredientes para la masa son:

· 250 gramos de harina

· 250 ml de agua tibia (también puedes utilizar leche)

· 2 huevos

· 1 cucharadita de soda “El Tigre”

· Una pizca de sal

· Una cucharada de aceite o mantequilla.

Y para el relleno…

· Mezcla de quesos holandeses rallados. (Gouda, Edam, Maasdam y Old Amsterdam). Puedes variar según preferencias.

· Jamón Cocido, tocino ahumado o cualquier otro embutido.

· Un poco de orégano.

Vamos con la preparación:

· Bate la harina con el agua (o leche) tibia y añade una cucharadita de soda. La textura debe ser bastante líquida.

· Prepara una sartén antiadherente y píntala con unas gotas de aceite y con la ayuda de un pincel.

· En una sartén antiadherente, echamos unas gotas de aceite y las extendemos con un papel de cocina por toda la superficie.

· Cuando esté bien caliente, vierte la mezcla con un cucharón como medida y extiéndela por toda la superficie de la sartén.

· Incorpora el resto de ingredientes bien distribuidos y cuando la masa empiece a despegarse de la superficie, le das la vuelta.

(Es muy importante que la sartén esté en perfectas condiciones de antiadherencia, si no es así podría acabar en un desastre esparcido por toda la cocina).

· Repite el procedimiento hasta acabar con la mezcla. Puedes servirlas extendidas o con forma de rollito…

Recuerda que puedes prepararlas con ingredientes también dulces. Comerlas en el desayuno, merienda o para un almuerzo rápido…

Sírvelas bien calentitas, ¡están riquísimas!

Pan árabe o Pan de Pita y gasificante El Tigre

pita

El pan árabe o pan de Pita es una variedad de pan cocido en las paredes del horno, de consumo en el mediterráneo oriental y, especialmente en los países árabes. Una de sus características, es plano y hueco en el centro, lo que permite ponerle el relleno que más te apetezca. Además, es muy bajo en grasas y puede comerse para acompañar cualquier tipo de plato. Aunque, hay que ser sincero…Si lo pruebas recién horneado, ¡te derrites! Está delicioso, no necesita nada más.

Su nombre procede del griego moderno y se traduce como, “pastel” o “pan”. En esta ocasión lo vamos a preparar con nuestra Agua de Soda Salina “El Tigre”. Este compuesto, excepcionalmente, contiene en el mismo sobre, el gasificante (bicarbonato sódico) y el acidulante (ácido tartárico). El ácido tartárico es un conservante natural que se usa en la industria alimentaria como corrector de la acidez en vinos. En este caso es perfecto para el resultado que buscamos en nuestro Pan de Pita.

Los ingredientes que necesitamos son:

600 gramos de harina

300 ml de agua

un vaso de aceite de oliva Virgen

1 sobre de gaseosa “El Tigre”

1 cucharadita de sal

Y comenzamos con la elaboración:

Vierte todos los ingredientes en un cuenco grande y amasa unos 10-12 minutos, hasta que se despegue de manera fácil del recipiente. Reserva unos 30 minutos. Transcurrido el tiempo, extiende la mezcla en una superficie, limpia y seca. Divides en porciones del tamaño de una pelota de tenis. Dales forma redondeada y plana. Enharínalos levemente por la superficie, cubre con un paño seco y deja reposar unos pocos minutos.

Introduce los panecillos en el horno con la bandeja precalentada a 220ºC, unos 10-12 minutos. El propio calor de la placa sellará la superficie de los panes y, a los pocos minutos, el agua del interior se convertirá en vapor de agua al no poder salir (por el sellado), lo que provocará que el pan se hinche formando una bola hueca. Retira del horno apenas comience a dorarse. Si sobran, puedes congelarlos y cuando los necesites, bastará con un golpe de horno. Sólo queda rellenarlo al gusto o utilizarlo, como acompañamientos de vuestros platos favoritos. Te mostramos algunas ideas.

¿Qué te ha parecido? Más fácil y rápido imposible…

 

Con Pollo y verduras al horno…

 

Con atún, espinacas frescas y tomate…

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 14.12.36

Pita con verduras salteadas y queso fresco…

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 14.12.46

O sencillo como este, jamón York braseado al horno y queso…

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 14.12.56

Y, ¡a disfrutar del verano!

Increíble brazo de gitano de chocolate

Brazo de Gitano

¿Empezamos por explicar de dónde viene el nombre de este delicioso postre? Cuenta la leyenda que, desde principios del siglo XIX y hasta mediados del XX, pasaban por las pastelerías unos caldereros, en su mayoría de etnia gitana, ofreciendo sus servicios. Tras pagar los arreglos de calderas, peroles y ollas, los pasteleros les empezaron a regalar los recortes que sobraban de los pasteles del día. Los enrollaban en una plancha de bizcocho. “Cuando se marchaban con su cilindro de recortes apoyado en el brazo, los operarios del obrador comentaban: ‘Qué bien va el pastel en el brazo del gitano’. Se popularizó tanto, que se comenzaron a hacer expresamente y se quedaron con el nombre de brazo de gitano”, narra el presidente del Gremi de Pastisseria de Barcelona, Joan Turull i Estatuet.

De momento, lo que interesa es la realización, que admite muchos rellenos (incluso salados) y que sin duda a todos les encantará. Nosotros hoy vamos a prepararlo de chocolate y trufa, por supuesto con Gaseosas El Tigre.

En primer lugar, los ingredientes que necesitamos:

Para la masa:

6 huevos

100 gr. de azúcar

100 gr. de harina

1 sobre doble de gaseosa “El Tigre”.

1 pellizco de sal

1 cucharada de vainilla

Y para el relleno:

400 gr. de nata para montar

400 gr. de chocolate fondant

25 gr. de mantequilla

25 gr. de azúcar glass

Y ahora ya estamos preparados para preparar la masa y su relleno.

Para la masa

  • Separa las yemas de las claras y bate (las claras) con la vainilla, la mitad del azúcar y una pizca de sal hasta que estén a punto de nieve. Reserva.
  • A continuación, bate la yemas con el resto del azúcar hasta quedar espumoso.
  • Añade a la mezcla las claras, muy lentamente, para que no pierdan su punto.
  • Mezcla la harina con el sobre de gaseosa “El Tigre” y tamiza. Incorpórala a la mezcla y sigue removiendo hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.
  • En una bandeja de horno, con papel y untado en aceite, extiende toda la masa y hornea durante 10 minutos a 180º, hasta que esté dorada.
  • Transcurrido el tiempo, sácala de horno y, con sumo cuidado, vuélcala sobre un paño de tela y separa el papel de hornear. Envuelve la masa junto con el paño y formando un rollo. Deja enfriar.

Para el relleno:

  • Pon un cazo con 300 ml de agua al fuego y cuando hierva añade el chocolate fondant.
  • Cuando esté fundido, añade la mantequilla y remueve bien. Conserva caliente, al baño Maria.
  • Monta la nata y añádele el azúcar glass hasta que esté completamente integrado.
  • A continuación, añade aproximadamente 150 gr. del chocolate fundido y mezcla bien. Ya tenemos la trufa preparada.
  • Desenrolla el bizcocho (debe estar frío) y vierte la trufa por encima, dejando libre un pequeño espacio al final, y procede a enrollarlo bien.
  • Pon el rollo relleno sobre una rejilla y cúbrelo con el resto del chocolate, por encima y por los lados.
  • Con una púa o un peine, puedes hacerle un dibujo como el de la foto, o incluso adornarlo con fideos de colores o lo que más os guste. Reserva en el frigorífico.

¿Has probado el Brazo de Gitano de chocolate? 2

Sírvelo con un poco de nata y te aseguro que tendrás que prepararlo en más ocasiones.

¡Les va a encantar!

 

Bizcocho integral de plátano y pepitas de cacao

¿Has probado alguna vez la combinación del chocolate con el plátano? 

¡Es delicioso! Cuando prepares esta receta, todos disfrutaran de un desayuno o merienda sin grasas hidrogenadas, conservantes y otras sustancias que componen la bollería industrial. Además, con “El Tigre” disfrutarás de un producto totalmente libre de alérgenos y sin riesgo de contaminación cruzada.

Si habías pensado en cocinar este dulce, te sorprenderá la facilidad y lo rápido que se prepara.

Es un tipo de bizcocho con un sabor intenso a plátano, que mezclado con las pepitas de cacao, combina a la perfección. El plátano es un alimento altamente nutritivo y muy rico en azúcares y también en minerales como el potasio, hierro, magnesio y betacaroteno, muy bajo en sodio. Y también vitaminas A, E y C. Una fruta muy indicada para los niños, pero también para los no tan niños…

El cacao es un alimento muy digestivo y antioxidante, gracias a su riqueza en flavonoides. Rico en grasas, manganeso, zinc y vitaminas del grupo B. Es neuroprotector, con lo cual mejora el flujo cerebral, por tanto es ¡excelente para estudiantes!

Este bizcocho es muy típico de la repostería anglosajona, lo llaman pan de plátano o “banana bread”.

Vamos con los ingredientes:

Antes que nada, asegúrate de sacar los ingredientes que estén en la nevera una media hora antes, de esta forma todos estarán a la misma temperatura.

190 gr harina integral (avena, espelta, trigo, centeno…)

120 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

90 gramos de pepitas de cacao ecológico.

120 gramos de azúcar moreno integral.

3 plátanos (ó 4 si son pequeños)

3 huevos

1 sobre doble de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal.

Ahora nos disponemos a comenzar con su preparación:

  • Precalienta el horno a 180º.
  • Separa las claras de las yemas y bate a punto de nieve. Reserva.
  • En un bol, mezcla la mantequilla, el azúcar y las yemas.
  • Añade a la mezcla anterior, la harina y el sobre doble de gasificante “El Tigre”.
  • Cuando esté todo bien mezclado añade las claras poco a poco, para que no bajen.
  • En un recipiente pequeño, mezcla las pepitas de cacao con un poco de harina y añade un poco de leche hasta cubrir todo. Con las pepitas humedecidas, conseguirás que no todas queden en el fondo del bizcocho.
  • Aplasta bien los plátanos con un tenedor y añádelos también. Añade a la mezcla las pepitas de chocolate.
  • Engrasa el molde con mantequilla, vierte dentro toda la pasta y mezcla suavemente con una espátula.
  • Hornea unos 30-40 minutos vigilando cuando empiece a dorar. Pincha con un palillo de madera, si sale completamente seco, el bizcocho ya está listo. Sácalo del horno y deja enfriar.
  • Cuando esté frío, desmolda, corta en rebanadas y espolvorea con azúcar glass (opcional). Realmente no lo necesita, ¡así está riquísimo!

Tal y como has podido comprobar, es una receta muy fácil de preparar. Además, es magnífico para que los más peques de la casa se habitúen a comer fruta de una forma divertida.

También puedes ponerle una cobertura de chocolate, se convertirá en una ¡magnífica tarta de cumpleaños! ¡A disfrutar!

 

Tortilla de patata con un toque del Tigre

¿Conoces a alguien que no le guste la tortilla de patatas? Es el plato o tapa estrella de la cocina española, y la más consumida por los españoles. Se cocina en todas las casas, y nunca hay dos iguales. Además, se puede comer caliente o fría, ¡está igual de buena!

A casi todo el mundo le gusta la tortilla de patatas y es muy fácil de preparar pero, necesita algo de paciencia y mucho cariño. La tortilla de patatas o tortilla española se cocina de muchas maneras; dependiendo del corte de la patata, la cantidad de huevos que incorpores a la receta y si la condimentas más o menos.

Puede comerse como tapa, acompañada de pimientos verdes fritos o con lo que quieras poner y de cualquier salsa, mayonesa, allioli, salsa de tomate, etc.. ¡Todas están riquísimas!

En nuestro caso, junto con la patata le añadiremos cebolla, aceite, una pizca de sal y el sobre doble de gasificante “El tigre”, para darle un toque más especial; Resultará más esponjosa y jugosa. ¿Por qué no lo pruebas y nos cuentas el resultado?.

¡Vamos con las proporciones!

4 huevos

1/2 kg de patatas

1 cebolla 

Aceite de oliva

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal .

Y a continuación…

  • Pela las patatas, lávalas y córtalas en dados no demasiado grandes.
  • A continuación, procede de igual manera con la cebolla y reserva aparte.
  • Prepara una sartén con bastante aceite de oliva a calentar. Cuando haya alcanzado temperatura, incorpora las patatas para que se cocinen poco a poco.

  • En otra sartén, pon una cantidad moderada de aceite y pocha las cebollas a fuego muy lento. (No la queremos tostada, simplemente transparente).
  • Una vez estén listas las patatas, sácalas y colócalas en papel absorbente para que absorba el aceite sobrante. 

¡Nota importante! Las patatas deben estar entre fritas y cocidas.

  • En un recipiente, Batir los huevos con un poco de sal y la gaseosa “El Tigre”. Mezclar muy bien para que no queden grumos. 
  • Añade al huevo batido con la gaseosa “El Tigre” la patata y la cebolla. Mezcla bien pero no lo aplastes.
  • En una sartén con un poco de aceite a fuego medio, vierte la mezcla y pasados 3-4 minutos dales la vuelta con la ayuda de un plato para que cuaje bien por los dos lados. Recuerda que tienen que hacerse bien los bordes. Espera otros 3-4 minutos y coloca en un plato llano y grande.

¡Y ya tenemos lista la tortilla! Se van a chupar los dedos… 

Puedes servirla como aperitivo o acompañada con una buena carne o pescado. Y para una cena ligera… con un poco de pan con tomate.

 

Las originales cookies de chocolate americanas

Cookies

Hoy vamos a preparar las típicas galletas americanas “Cookies”, pero siempre con nuestro producto estrella, ¡gasificante “El Tigre”! Con dos sobres, el de las estrellitas con el gasificante (bicarbonato sódico con un poco de sacarina) y el blanco con el acidulante (ácido cítrico), para cumplir la función de impulsor químico. De esta forma, separados, se evita que la reacción se produzca antes de tiempo y conseguimos las mejores condiciones para nuestras cookies.

Estas galletas son grandes, irregulares y con trocitos de chocolate. Son fáciles de preparar y “si sobran”, puedes guardarlas en un recipiente hermético, aguantarán durante bastante tiempo.

Este clásico de la repostería americana ya se ha extendido al resto del planeta, y se puede también elaborar sustituyendo el chocolate por otros alimentos como frutos secos o incluso chucherías; sin embargo no olvidemos que, con chocolate suelen ser las favoritas de los niños.

¡Atención golosos! Vamos con la receta.

Ingredientes:
500 g de harina.
250 g chips de chocolate
175 g de mantequilla (temperatura ambiente).

200 g  de azúcar moreno

100 g  de azúcar blanco
1 sobre doble de gasificante “El Tigre.
1 huevo entero
1 yema de huevo
Una cucharadita de vainilla en polvo.

Preparación:

  • Precalienta el horno a 160ºC.
    · En un recipiente  mezcla la harina, la sal y el gasificante. Reserva.
    · En un bol, mezcla la mantequilla con el azúcar y bate bien.
    · Agrega el huevo, la yema de huevo, una cucharadita de vainilla y sigue mezclado hasta que se integren bien todos los ingredientes.
    · A continuación, coge la mitad de la mezcla de harina e incorpora. Bate hasta que esté bien combinado y procede de igual forma con el resto de la harina.

 

SONY DSC

  • Por último, puedes agregar el chocolate y remover hasta incorporarlo bien.
    · Con la ayuda de una cuchara vas colocando la masa, en forma de bolas, en la bandeja del horno. Mantén las porciones separadas porque estas galletas se extienden mucho.
  • Hornea a 160ºC de 15 a 20 minutos ( o cuando veas que se han dorado los bordes).

Deja enfriar bien en la propia bandeja para para que no rompan al retirarlas.

Estas cookies son tan grandes que, con una ya quedas satisfecho. Anímate a probar diferentes combinaciones: chocolate blanco en lugar de negro, sustituir por nueces troceadas, pasas, etc…

La base es igual para hacer cualquier tipo de cookie.

¡Que las disfrutéis!

Cookies americanas. 3

Irresistibles galletas de miel y canela

Galletas

En algunos países las llaman Melitas. Estas sabrosas galletas son muy fáciles de elaborar y por sus ingredientes, tienen muchos beneficios para la salud, especialmente si las cocinamos con productos libres de alérgenos y gluten como El Tigre.

La miel y la canela dos son alimentos muy nutritivos que, si los combinamos bien, nos ayudarán a activar el metabolismo y reducir la ansiedad por consumir azúcares en exceso.

Además, gracias a sus propiedades antioxidantes son un buen remedio de belleza, ya que ayudan a disminuir los daños en los tejidos causados por el paso del tiempo.

¿Estás deseoso de conocer cómo se cocinan? ¡Allá vamos!

Los ingredientes que necesitamos son:

125 ml. de aceite de girasol.

225 gr. de harina.

100 gr. de azúcar.

1 huevo.

65 gr. de miel (preferiblemente orgánica, ya que garantiza un procesado natural).

2 sobres de gasificante “El Tigre” 🙂

1 pizca de sal.

Galletas de miel y canela. 2

Y, a continuación, el proceso:

– Precalentamos el horno a 180º

– En un bol grande colocamos el huevo, el aceite, el azúcar y la miel.

– Mezcla muy bien los ingrediente y a continuación incorporas la harina, la sal y los sobres de gasificante El Tigre, removiendo hasta formar una masa homogénea.

– Con la ayuda de una cuchara vas confeccionando bolitas y las colocas sobre papel vegetal en la bandeja del horno.

– Con las manos las aplastas un poco y horneas unos 10 minutos, hasta que estén doradas y tengan un aspecto inmejorable.

 

Déjalas enfriar y… ¡a comer!

Pan de Pizza

pizza

 

La receta del pan de pizza casera es bien sencilla, consiste en una masa ligera, enriquecida con aceite de oliva y orégano que debe hornearse a temperatura elevada.

Es un plato típicamente italiano de origen napolitano. En su inicio eran unas tortas de pan apenas aromatizadas con hierbas y aceite. Puedes adornar con aceitunas sin hueso o espolvorearlas con queso pero a nosotros nos encanta el original. Puedes utilizarlo simplemente como aperitivo o acompañado de unos embutidos para una cena.

¡Con seguridad, a todos les va a encantar!

Es un excelente alimento para el organismo, con ingredientes y complementos naturales y apto para incluir en cualquier dieta saludable. Contiene fundamentalmente hidratos de carbono complejos al igual que el pan, el arroz, las pastas alimenticias, las legumbres y las patatas.

¿Quieres saber el secreto para conseguir una masa perfecta?

Los ingredientes son muy básicos y se encuentran en todas nuestras casas…

Para la masa:

250 gr. de harina.

1 taza mediana de agua templada.

3 cucharadas de aceite de oliva virgen.

Una pizca de sal

Una pizca de azúcar

1 sobre doble de Gaseosa “El Tigre”.

Para la preparación:

Disuelve bien el agua con la gaseosa y el azúcar.

A continuación, coloca la harina en una superficie lisa y limpia en forma de volcán y dejando un hueco en el centro. Vierte la mezcla anterior.

Añade la sal y las tres cucharadas de aceite y amasa enérgicamente durante unos 12 minutos.

Pan de pizza. 2

Con un cuchillo haz una cruz en el centro.

Cubre con un trapo húmedo y déjala reposar durante una hora.

Transcurrido el tiempo o cuando la masa haya doblado su volumen vuelve a amasar bien otros 10-12 minutos y después de formar una pelota, déjala reposar de nuevo durante 15 minutos.

Calienta el horno a 250º.

Extiende desde el centro con las manos y a continuación con la ayuda de un rodillo hasta que consigas un grosor de 3-4 milímetros y con una forma lo más rectangular posible (será más fácil para cortar en tiras del mismo grosor).

Coloca la masa en la bandeja del horno y riega generosamente con aceite de oliva virgen y orégano (si quiere puedes añadir aceitunas bien colocadas en fila y mas o menos la mitad de la masa y espolvorear con queso parmesano el resto).

Hornea a 250º durante unos 10 minutos sin abrir el horno (dejaría de subir).

Cuando esté dorada y crujiente. Retira y tras unos minutos ya puedes cortarla en tiras de unos 3 cm. Sírvela templada.

Bon Appétit!