El Tigre colabora con los alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia

sodas y gaseosas

Inmaculada Borrás Asensio, Teodoro Vallet Sánchez, Alejandro Torres Castells y Juan José Portalés Palerm son cuatro estudiantes de primer curso del grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales en la Universidad Politécnica de Valencia.

Desde esta institución se les animó a aplicar los conocimientos aprendidos en la asignatura Empresa y Economía Industrial a una empresa local, lo que les trajo hasta nosotros.

Este es el resultado fruto del duro trabajo de estos cuatro estudiantes con la colaboración de El Tigre:

Puedes descargar el trabajo aquí.

El objetivo era analizar el carácter de la empresa Sodas y Gaseosas el Tigre, así como su análisis financiero y patrimonial y la influencia del microentorno sobre esta. Para ello se concertó una entrevista entre los estudiantes y los directores de la empresa, con el fin de facilitar y reunir toda la información posible.

Nos sentimos orgullosos de esta colaboración y del resultado final, con conclusiones como la siguiente:

“La empresa a lo largo del tiempo ha conseguido ofrecer un producto de calidad e innovador dentro de lo que cabe (ya que les gusta actualizar su empaquetado y estar a la orden del día en alérgenos y productos para celiacos). Todo esto influye en la creación de valor.

Los clientes compran el Tigre por su calidad frente a otras marcas más baratas y por el trato recibido”.

Como es lógico por su extensa y longeva historia en el mercado, la demanda y la oferta de la empresa ha ido variando con los años, adaptándose a las novedades de cada etapa y sobreviviendo cada obstáculo para llegar a donde se encuentra hoy mismo.

Sodas y Gaseosas El Tigre ha sabido potenciar su marca correctamente y es en ello precisamente en lo que reside su propuesta de valor de cara a los clientes. La marca El Tigre es el buque insignia de la empresa, en donde se concentra el valor añadido de esta. Y únicamente se ha conseguido este valor por medio de dos premisas. Por un lado, siempre se cuida la calidad del producto, por sencillo que sea, utilizando materias primas de primerísima calidad. Por otro lado, el trato al cliente y al trabajador siempre es el más atento y familiar que se pueda esperar. En esas dos ideas se resume la esencia del valor añadido de nuestra empresa centenaria: tradición y calidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 6 =