Pierniki. Las galletas de jengibre típicas de Polonia

 

Este delicioso postre es originario de la ciudad de Toru?, hermosa ciudad medieval y donde nació Nicolás Copérnico.

Es algo parecido a un pan de jengibre, con muchos siglos de tradición porque su preparación data del siglo XIII. Es un producto que se vende o regala como souvenir y tiene infinidad de formas y presentaciones.

Es una receta un tanto laboriosa, sin embargo, el resultado merece la pena. Todos sus ingredientes son muy saludables y con la variedad de especias, le añades propiedades muy beneficiosas para el organismo. Además, como siempre le hemos añadido nuestro gasificante libre de alérgenos, convertirá nuestras galletas en un auténtico “manjar de dioses”.

¡Por cierto! Una de las variedades más populares, es la de chocolate… Ciertamente, “lo tienen todo”.

Los ingredientes son bastantes y además muy variados pero, sin duda no te arrepentirás…

Para la masa necesitaremos:

100 gramos de miel

120 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.

130 gramos de azúcar en polvo

2 huevos enteros

350 gramos de harina de vaso de harina de trigo

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

1 cucharada de Pan de Jengibre

1 cucharadita de cacao en polvo (opcional)

Seguro que te has preguntado ¿qué es el Pan de Jenjibre? Ahí va la solución…

 

Ingredientes para la elaboración del Pan de Jenjibre:

20 gramos de jengibre seco.

15 gramos de clavo.

15 gramos de pimienta negra.

10 gramos de nuez moscada.

50 gramos de corteza de canela.

20 gramos de semillas de cardamomo.

5 gramos de anís.

Es necesario moler todos los ingredientes en un molinillo o con un mortero.

Y ¡listo! Ya tenemos el Pan de Jenjibre preparado para añadir a la masa.

Y para los adornos:

Chocolate líquido.

Nueces.

Almendras en copos.

Coco.

¡Vamos con la preparación!

· Mezcla todos los ingredientes y amasa hasta que consigas una consistencia elástica.

Corta en trozos de unos 2 cm, y despliega la masa con un rodillo hasta conseguir un grosor de unos 3 mm.

Recorta en diferentes formas o, según los moldes que tengas (corazones, estrellas, redondas, etc…). Colócalas en una fuente de horno y sobre papel de hornear.

Precalienta el horno a 180º y hornea las pastas durante unos 10 minutos.

Transcurrido el tiempo, retira del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla. Reserva.

Decora con chocolate derretido, con golosinas y con lo que queráis, todas están riquísimas…
– Verás como los peques de la casa se apuntan a la decoración, es la parte más divertida… –

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 6 =