Entradas

¿Sabes cuál es el mejor remedio para la infección urinaria?

¿Quién no habrá sufrido este tipo de molestia alguna vez?

Es el tipo de infección más común, que afecta al tracto urinario. La orina es el líquido que los riñones filtran del torrente sanguíneo. Ésta contiene sales, productos de desecho y habitualmente no contiene bacterias.

¿Qué provoca una infección en el tracto urinario?

Se puede producir cuando las bacterias o gérmenes que se encuentran en ocasiones en el tracto digestivo, entran en el riñón o la vejiga y se multiplican en la orina.Las infecciones urinarias son una de las molestias más desagradables que existen y también de las más frecuentes.

Si eres una de esas personas, propensa a las infecciones ya sabes que, el mejor remedio siempre es el consumo frecuente de agua. Cuando te hidratas bien, orinas más y eliminas bacterias.

El bicarbonato sódico,  lucha específicamente contra las infecciones del tracto urinario junto a los antibióticos que nos prescriba el médico.

La efectividad del mismo se debe a su capacidad para neutralizar la acidez de la orina y permite que la orina salga con fluidez y sin dolor.

Frecuentemente afecta a más mujeres que hombres, pero realmente nadie está exento de padecerlas. De hecho, es una de las causas más comunes en que los adolescentes visitan al médico.

¿Cómo tomarlo?

Agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio “El Tigre”en una taza de agua y bébelo.Puedes combinarlo con un poco de zumo de limón. Tómalo con prudencia, el bicarbonato de sodio puede alterar el equilibrio de la flora intestinal.

El jugo de arándanos evita las bacterias causantes de la infección y además tiene propiedades antibióticas.

La bromelina, es una enzima que se encuentra en la piña y también puede ayudar a curar la infección.

¿Hay algún consejo para evitar esta infección?

Bebe mínimo 2 litros de agua al día para la eliminación de las bacterias en la vía urinaria.

Toma vitamina C, mantendrá tu vejiga sana disminuyendo el grado de acidez de la orina, evitando la entrada de bacterias sumamente nocivas.

Usa siempre prendas íntimas de algodón para evitar el sudor y las rozaduras.

Lavar las toallas después de cada uso.

Intenta evitar el estrés, realmente ya sabes que te servirá para cualquier dolencia.

Reduce al máximo bebidas excitantes como el café o el té.

No pospongas ningún tipo de evacuación, sea urinaria o intestinal.

¿Podías imaginar todo lo que “El Tigre” puede hacer por ti?

Sonríe con El Tigre

¿Sabías que el bicarbonato es uno de los remedios más eficaces para el blanqueamiento dental? Es el principal ingrediente en todas las pastas dentífricas que se comercializan hoy en día. Ayuda a combatir la acumulación de sarro, neutraliza el PH de la boca, elimina el mal aliento y devuelve a tus dientes su blancura natural.

Así que, ¿por qué no usarlo en casa?

Con un cepillado minucioso puedes borrar ciertas manchas de tus dientes y además posee importantes propiedades antisépticas que eliminan algunas clases de parásitos y hongos. Si lo aplicas a tu cepillo dental, desinfectarás tanto el cepillo como tu boca. Pero, no lo uses junto a la pasta de dientes; podrías aumentar su efecto abrasivo y dañar tus dientes.

¿Cómo lo utilizo?

Ingredientes:

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

2 cucharaditas de sal marina.

1 cucharada de cáscara de limón.

Unas gotas de vainilla (opcional).

Mezcla todos los ingredientes y tritura para pulverizar la cáscara de limón. Puedes conservarlo en un pequeño envase hermético y disfruta de un cepillado totalmente natural cuantas veces quieras. Asegúrate de enjuagar bien después del cepillado, especialmente por los cítricos, ya que, pese a la mezcla, puede quedarse una sensación ligeramente ácida.

Y tú ¿Lo habías probado antes?

Ultramarinos, qué lugares (II)

ultramarinos

De la misma manera que hay productos de toda la vida, también quedan todavía algunos de esos locales que son el emblema de un barrio. Un par de meses atrás, nos metíamos en la despensa del más antiguo de España, que fue fruto del amor entre un francés y una señora oscense. También el amor está detrás de la historia de otra pequeña tienda de comestibles en la ciudad de Málaga.

Mari Carmen Rodríguez, además de mucha sensibilidad y un trato exquisito con la clientela, tenía un despacho de huevos de gran éxito en Málaga, en el Centro Histórico. Zoilo Montero era un joven sevillano que llegó a Málaga siendo un chiquillo de 14 años para empezar a repartir comestibles en bicicleta. Trabajaba en una pequeña tienda familiar en Málaga, en el Centro Histórico. Así se conocieron.

A mediados del siglo pasado, tras terminar el servicio militar, Zoilo aprovechó la oportunidad y se hizo con la tienda. “Vino uno que quería traspasarla y me dije, para eso me la quedo yo”. Así fue como Ultramarinos Álvarez, gestionado por diferentes familiares durante años y conocido como Florido antes de la guerra, pasó a llamarse Ultramarinos Zoilo, actual nombre del conocido negocio que da a la Iglesia de Santiago, donde fue bautizado Picasso.

ultramarinos zoilo color

Se trata de una de esas pequeñas tiendas de toda la vida en las que, en cuanto pones un pie dentro, no quieres salir. Es como si te hipnotizara el orden y la gran cantidad de productos expuestos. Allí dentro está todo “bien colocadito”, porque “toda la vida se ha hecho así y porque es lo que le gusta al público”. “Aunque yo lo que quiero es que compren, y no que les guste” confiesa Zoilo entre risas.

En este tipo de tiendas se cuida mucho el producto local, y en este caso, se le da mucha preferencia al producto de Málaga. Como el salchichón de Málaga, que es un salchichón blando. O las pasas, higos secos o borrachuelos, que tanto gustan a nuestro protagonista. Él sin embargo, recomienda el Chorizo de Ronda, “que es riquísimo”, y que se puede tomar tal como viene, asarlo un poco o echarlo a unas lentejas. “De todas formas está exquisito”.

 

-¡Seguro que sí Zoilo. Además, después de una comida copiosa, como estas que dices, siempre podemos tomar una gaseosilla El Tigre para quedar como nuevos! Ya sabéis, lo que no se arregla con gaseosilla el Tigre es mortal de necesidad.

 

Tortilla de patata con un toque del Tigre

¿Conoces a alguien que no le guste la tortilla de patatas? Es el plato o tapa estrella de la cocina española, y la más consumida por los españoles. Se cocina en todas las casas, y nunca hay dos iguales. Además, se puede comer caliente o fría, ¡está igual de buena!

A casi todo el mundo le gusta la tortilla de patatas y es muy fácil de preparar pero, necesita algo de paciencia y mucho cariño. La tortilla de patatas o tortilla española se cocina de muchas maneras; dependiendo del corte de la patata, la cantidad de huevos que incorpores a la receta y si la condimentas más o menos.

Puede comerse como tapa, acompañada de pimientos verdes fritos o con lo que quieras poner y de cualquier salsa, mayonesa, allioli, salsa de tomate, etc.. ¡Todas están riquísimas!

En nuestro caso, junto con la patata le añadiremos cebolla, aceite, una pizca de sal y el sobre doble de gasificante “El tigre”, para darle un toque más especial; Resultará más esponjosa y jugosa. ¿Por qué no lo pruebas y nos cuentas el resultado?.

¡Vamos con las proporciones!

4 huevos

1/2 kg de patatas

1 cebolla 

Aceite de oliva

1 sobre de gasificante “El Tigre”.

Una pizca de sal .

Y a continuación…

  • Pela las patatas, lávalas y córtalas en dados no demasiado grandes.
  • A continuación, procede de igual manera con la cebolla y reserva aparte.
  • Prepara una sartén con bastante aceite de oliva a calentar. Cuando haya alcanzado temperatura, incorpora las patatas para que se cocinen poco a poco.

  • En otra sartén, pon una cantidad moderada de aceite y pocha las cebollas a fuego muy lento. (No la queremos tostada, simplemente transparente).
  • Una vez estén listas las patatas, sácalas y colócalas en papel absorbente para que absorba el aceite sobrante. 

¡Nota importante! Las patatas deben estar entre fritas y cocidas.

  • En un recipiente, Batir los huevos con un poco de sal y la gaseosa “El Tigre”. Mezclar muy bien para que no queden grumos. 
  • Añade al huevo batido con la gaseosa “El Tigre” la patata y la cebolla. Mezcla bien pero no lo aplastes.
  • En una sartén con un poco de aceite a fuego medio, vierte la mezcla y pasados 3-4 minutos dales la vuelta con la ayuda de un plato para que cuaje bien por los dos lados. Recuerda que tienen que hacerse bien los bordes. Espera otros 3-4 minutos y coloca en un plato llano y grande.

¡Y ya tenemos lista la tortilla! Se van a chupar los dedos… 

Puedes servirla como aperitivo o acompañada con una buena carne o pescado. Y para una cena ligera… con un poco de pan con tomate.

 

¿De dónde viene el nombre El Tigre?

gaseosas

Imagínate un control de aduanas de cualquier aeropuerto del mundo. Visualiza el momento en que entregas el pasaporte al guardia de seguridad de turno para su verificación. Bien, hasta aquí todo normal. Ahora imagina la misma situación pero, en esta ocasión, eres alguien muy famoso, fácilmente reconocible. Añade además que el nombre por el que te conocen no coincide con el que figura en el pasaporte que entregas al agente. No hace falta que visualices también el hastío y el tiempo perdido tratando de explicar el malentendido.

Algo parecido es lo que ha debido pensar Maurice Micklewhite, un consagrado actor que ha decidido, a los 83 años, cambiarse el nombre de nacimiento por el nombre artístico que venía utilizando desde 1954 en audiciones para trabajar en el cine. Ese nombre es Michael Caine.

 

michael caine

 

El veterano actor empezó siendo Michael Scott en las primeras audiciones, pero al llegar a Londres había otro Michael Scott en la ciudad, por lo que tuvo que buscar otro nombre. Con 21 años, en una conversación telefónica con su agente, este le cuenta lo que hay y le urge a buscar otro nombre. La cabina en la que se mantiene la conversación estaba situada en las puertas del cine y, de pronto, la imagen de un póster del drama naval de Humprhey Bogart asalta la vista de nuestro protagonista; “The Caine Mutiny”. Así lo contaba él hace unos días:

Estaba enfrente del cine y miré tras el cristal, mi actor favorito es Humprhey Bogart, y está justo ahí, así que…”

Una vez más, el nombre de un artista vuelve a ser cosa del azar. Es curioso esto de poner nombre a las cosas. Es un trabajo de amor que muchas veces pasa desapercibido.

Hubo en España gran afición a hacer gaseosa. El calor, alto, y el precio, bajo, eran dos de los factores que ayudaban. También que sea un producto que guste tanto a niños como a no tan niños. El caso es que durante el siglo pasado se convirtió en un fenómeno local y las técnicas del branding no eran las de ahora, claro.

Como muy bien repasa Ignacio Peyró, muchos optaron por proclamar un cierto orgullo de la raza, como gaseosas Bética, La Cervantina o El Cid, añadiendo el afluente heroico. También son un clásico las familiares, como gaseosas García o Sánchez.

Pero antes de esta afición estaban los sifones, y antes, las gaseosas en polvo, mucho más exóticas. ¿Y qué hay más exótico que un Tigre en 1915?

Logo oscuro El Tigre-08

Consejos para el verano

bicarbonato

¿No creerías que sólo sirve para hornear bizcochos verdad? Realmente tiene tantos usos y beneficios como, posiblemente, ningún otro producto.

El bicarbonato de sodio, además de ser un remedio natural, no contamina el medio ambiente, lo que lo hace apto para ser utilizado como remedio casero.

Hoy te damos 6 ideas o soluciones para este verano:

¡Te van a encantar!

. Es un excelente exfoliante corporal: Mezcla una cucharada con tu gel de baño o diluye tres partes de bicarbonato por una de agua y masajea suavemente unos minutos. Aclara bien.

Este tratamiento es ideal para quitar piel seca o muerta. Mejora su aspecto, la deja más suave y limpia para que los aceites o cremas que apliques posteriormente penetren mejor.

. Extraordinario purificante para la piel. Después de un día intenso de calor estás exhausto. Prepárate un baño relajante. Añade unas cuantas cucharadas de bicarbonato sódico al agua para que la ablande. El bicarbonato purificará tu piel y la notarás mucho más suave y lisa.

. Como desodorante y freno para una sudoración excesiva. Sus propiedades son idóneas para preparar tu propio antitranspirable casero. Los desodorantes comerciales, en la mayoría de los casos con químicos sintéticos que pueden ser dañinos para la salud. Es un buen sustituto para evitar la exposición a muchos tóxicos: En un bote de spray (preferiblemente cristal), mezcla agua y zumo de limón a partes iguales y añade 100 gramos de Bicarbonato “El Tigre”. Conseguirás un olor fresco y natural y además, no deja mancha en la ropa. Es muy efectivo como desodorante ya que bloquea los olores y es ideal para pieles sensibles.

. Alivia el picor de las picaduras. Cuando te pica un insecto, ayúdate con este remedio casero: Mezcla un poco de agua tibia con una cucharadita de bicarbonato de sodio hasta formar una pasta densa y aplica la solución directamente sobre la zona afectada. Te aportará un alivio inmediato. Si persiste, deja que actúe unos 30 minutos más. Puedes poner alguna gasa encima para taparlo y que el bicarbonato se mantenga en contacto con la piel. Es una sustancia muy económica y de todos los remedios caseros que existen, el bicarbonato es el más rápido neutralizador para el desazón.

La mezcla con agua es clave para contrarrestar la reacción de la saliva inyectada por el mosquito y la abeja.

. Para aliviar las quemaduras de sol. Si te quemaste en la playa este verano, llena la bañera de agua “tibia” y vierte una taza de bicarbonato.

. Relaja los pies cansados. ¿Llevas todo el día caminando? Si tus pies están doloridos por el calor, añade una cucharada de bicarbonato de sodio por litro de agua y sumerge tus pies. Sentirás un gran alivio en pocos minutos.

. ¿Deshidratado por el calor? Nada mejor que tomar una bebida casera y refrescante en verano. Preparar una limonada deliciosa la Gaseosa de Limón “El Tigre” y agua fresca. Ayuda a neutralizar los ácidos y te aportará una energía extra.

El “Tigre” te desea, ¡un feliz verano!

Bicarbonato de sodio contra el fuego

Este compuesto químico (NaHCO3), de color blanco y soluble en agua, tiene unas propiedades ácidas y básicas que al descomponerse produce CO2.

El bicarbonato tiene infinidad de propiedades y usos que jamás sospecharías.

La industria farmacéutica utiliza este producto en medicamentos efervescentes, la industria petrolera como antidetonante y la alimentaria como aditivo, sustancias que facilitan la conservación de los alimentos.

Es un producto barato y que está al alcance de cualquiera.

Pero, ¿cómo es posible que pueda enfrentarse al fuego?

La explicación es bastante sencilla; Al producirse las llamas y verter encima el bicarbonato, se produce dióxido de carbono desplazando el oxígeno, en lugar de propagarlo como hace éste.

En cuanto apagues el gas o la electricidad puedes proceder.

Retrocede un poco y echa un puñado de bicarbonato de sodio “El Tigre”, en la base de la llama para ayudar a apagar el fuego, enseguida se irá debilitando.

Por este motivo, es útil para pequeños incendios caseros, como es el caso si arde una sartén.

¡Bicarbonato de sodio para extinguir incendios! 2

Sin embargo, no es recomendable para incendios en superficies mayores puesto que, demasiado hidróxido de carbono es muy nocivo para el sistema respiratorio.

Cuando salieron al mercado los extintores de polvo químico, estaban provistos de bicarbonato sódico cuyo uso fue extendido por sus buenas propiedades extintoras. Actualmente existen cinco tipos básicos de polvos químico que se utilizan como agentes extintores.

¡Ya sabes! Ten siempre a mano bicarbonato sódico “El Tigre”, nunca se sabe cuando puedes necesitarlo…

Agua de ¿litines?

litines

Hay objetos, sonidos, sabores… que se meten en nuestra memoria para remover los recuerdos y los vínculos que crean. Conocemos la sensación a través del famoso concepto de la magdalena proustiana, que aparece en la obra En busca del tiempo perdido del autor francés Marcel Proust.

Para más de una generación, beber “agua de litines” podría ser la versión líquida de la magdalena de Proust, un viaje íntimo hacia un paraíso perdido…

El consumo de esta bebida en polvo es casi desconocido para las nuevas generaciones, pero los sobrecillos aún siguen vigentes. Como sabéis, vienen presentados en un sobre doble. Uno contiene el ácido cítrico y otro el bicarbonato sódico, pero de litio nada.

¡Eh!, ¿y entonces?

La referencia, del francés lithiné, se debe a la presencia de litio en ciertas aguas minerales cuyas propiedades medicinales estuvieron en boga a finales del siglo XIX y principios del XX. Algunos de los compuestos del litio, por el ejemplo el uratio, se utilizaban en 1840 para el padecimiento de la gota y reumatismo. Se trataba de un elemento al que se le atribuían, además de a las cualidades digestivas, beneficiosas propiedades en la curación de distintas psicopatologías como la manía o la depresión bipolar, considerándose un estabilizador del estado de ánimo.

En aquella época era posible tomarse pastillas de litines, beber agua mineral con litines, etc. El litio, más blando que el talco y menos denso que el agua, tuvo gran predicamento tras su descubrimiento en 1817. De hecho, en una pequeña comuna suiza del cantón de Vaud (Henniez), los químicos de una de las marcas más prestigiosas de agua mienral detectaron la presencia de este metal en las aguas que corrían allí, y pasaron a vender su producto estrella; Eau d’Henniez lithinée. Hace diez años, el grupo Nestlé adquiría la compañía suiza.

En España, la aceptación popular y la inmutable credibilidad humana, hicieron que nuestras farmacias fueran invadidas por suplementos minerales de alto contenido en carbonato de litio, para elaborar agua litinada de la mano de los Lithinés del Dr. Gustin, que tuvieron fuerte presencia en territorio nacional durante la primera mitad del siglo XX y nos dejaron el neologismo litines para referirnos a las papeletas para hacer soda, aunque sin rastro de litio.

La revolución del bicarbonato

la-revolucion

Como la vida misma, unos llegan y otros se van. En 1915, justo el año de la fundación de El Tigre, cerró la última fábrica de sosa Leblanc.

Nicolas Leblanc fue un químico francés encargado de dar el pistoletazo de salida a la revolución del bicarbonato a finales del siglo XVIII. Fue en 1791, y lo que hizo fue patentar un proceso por el que obtener artificialmente este producto. Más tarde otro químico, esta vez belga (Ernest Solvay), eliminó algunos de los problemas del método Leblanc y abarató el proceso.

Hasta entonces el bicarbonato, que se había convertido en un elemento de una importancia notable en según qué industrias (como la del papel, el vidrio o el jabón), únicamente se podía hallar en la naturaleza.

Se trata de un producto bien antiguo, tanto, que su uso se remonta a tiempos inmemoriales, y si rastreamos su pista podemos llegar navegando por el Nilo hasta el antiguo Egipto, a la época de pirámides, momias y faraones.

Ya en aquella época su utilidad era muy variada, desde su uso como producto de higiene personal hasta importante ingrediente en los procesos de momificación, pasando por la producción de cristal o detergente para el lavado de tejidos.

Esta versatilidad no se ha perdido con el paso de los siglos, y hoy en día estos mágicos polvos blancos sirven para una gran cantidad de cosas. Por aquí iremos descubriendo los trucos más curiosos y algún que otro experimento, así que aquellos que queráis aprovechar todas las bondades de El Tigre no os vayáis muy lejos, pues pronto traeremos novedades.

 

Bienvenidos a la nueva web del Tigre

bienvenidos

Como sabréis, corría el año 1915 cuando Alejandro Martínez Máñez comenzó a fabricarme en una pequeña tienda de comestibles en la localidad de Cheste. Con el tiempo he llegado a una edad en la que puedo decir “he llegado a una edad”, y con ello, he llegado a almacenar una cantidad innumerable de recuerdos, anécdotas e historias.

Aquí nos mantendremos entretenidos, ya que en 101 años de historia caben muchas historias, y como este es mi hábitat, no se me ocurre un lugar mejor donde compartirlas con vosotros.

También será un rincón donde compartiré algunas recetas; las vuestras, y las que he ido horneando con la paciencia de un siglo. Y también será un buen sitio donde descubrir los trucos, consejos y curiosidades más útiles del bicarbonato.

¿Quieres apagar la sed? ¿Quieres comer a gusto? ¿Digerir bien? ¿Quieres un refresco acalórico de sabor agradable? ¿Uno que no pueda perjudicar la salud? ¿Quieres ver cómo se esponja ese riquísimo bizcocho? Pues estate atento, poco a poco te iré contando.

De momento, y a falta de que vaya incorporando los contenidos, que seguro te parecerán mucho más interesantes que esta simple presentación, te invito a que nos conozcas a través de nuestras redes o a que te des un paseo por esta selva. Seguro que te ayudará a saber quién soy y, sobre todo, qué esperar de mi.

Bienvenidos a El Tigre.