Entradas

Hoy nos hemos decantado por un bizcocho de chocolate hecho con cacao en polvo y añadiendo pastillas de chocolate puro. Hemos improvisado y la verdad es que ha salido rico, rico y además… es un poco más saludable que otras recetas porque lleva menos azúcar. Eso sí, si te gusta muy, muy dulce deberás echarle o bien azúcar extra o bien chocolate a la taza en lugar de cacao puro.

Tomad nota y a la cocina. ¡Este bizcocho endulzará el fin de semana! Es ideal para el desayuno, las meriendas o para acompañar el café de la sobremesa.

Ingredientes:

200 g de cacao puro

200 g de harina

150 g de azúcar

150 ml de leche

150 ml de aceite

4 huevos

3 sobres dobles de Gaseosas El Tigre

Elaboración:

Precalentar el horno a 180 º.

Batir los huevos junto con el azúcar.

Añadir la leche y el aceite y volver a batir, echar el cacao puro en polvo y batir. Añadimos la harina y mezclamos sin batir, con la ayuda de una espátula hasta que esté todo bien mezclado.

Por último, echamos los sobres dobles de gaseosa y volvemos a mezclar con la espátula.

Colocamos las pastillitas de chocolate en la superficie y metemos en el horno durante 35 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar.

Ya solo queda disfrutar de este bizcocho de dos chocolates tan rico y esponjoso.

 

¡Hola, hola!

Hoy nos hemos levantado con ganas de dulce pero 🙁 nos daba algo de pereza ponernos con el horno. Y de repente… me he acordado de una receta rápida, muy rápida, superfácil y, a pesar de todo ello, ¡DE-LI-CIO-SA!

Lo más curioso de esta receta es la base de su elaboración, no se hace con harina sino con galleta molida. Es muy fácil porque se baten todos los ingredientes a la vez, se vierte la masa en un molde y se cocina 12 minutos en el microondas.

No os hago esperar más, os dejo los ingredientes y los pasos a seguir para conseguir una receta rápida y deliciosa, perfecta para los desayunos de este fin de semana o las meriendas de los más peques.

Ingredientes:

4 huevos

30 galletas (podéis utilizar cualquier galleta, la que más os guste para postres, tipo dorada, digestive e incluso las napolitana que llevan canela).

1 vaso de aceite de oliva (vaso pequeño, mas o menos la medida de un vaso de yogur)

1 vaso y medio de Cola-Cao

1 vaso de azúcar

1 vaso de leche

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

Elaboración:

Antes de nada, triturar las galletas. Yo he metido las galletas en una bolsa de congelado y las he machacado con la ayuda de un rodillo.

Cogemos un bol para batir todos los ingredientes y echamos las galletas molidas, los 4 huevos, el aceite, el cola-cao, el azúcar, la leche y el gasificante. Batimos todo junto y vertemos en un molde apto para microondas (si no tienes una fuente de cristal puedes utilizar un tupper grande).

Ponemos el microondas en posición de máxima potencia, metemos la masa y programamos 12 minutos. Dejamos enfriar, desmoldamos y echamos azúcar glas por encima para que nos quede más bonito.

¡Os va a encantar!

 

¡Buenos días! ¿Cómo ha ido la semana? Nosotros, la verdad que tenemos mucho trabajo, nuestras publicaciones, recetas, concursos…. pero vamos sacando nuestros pendientes adelante y realmente nos encanta estar así de atareados.

Hoy os traemos un Plumcake de Manzana y Chocolate, cortesía de Eventicooks. La pinta es increíble y no parece nada complicado así que os animamos a todos a probar esta receta.  Ahora que estamos en otoño, apetece mas quedarse en casa, así que encendemos los hornos y ¡a COCINAAAAR!

Ingredientes propuestos por Eventicooks:

4 huevos

 

175 gr de azúcar

150 gr de mantequilla

275 gr de harina

100 gr de crema de cacao ( tipo Nutella o Nocilla)

1  manzana grande  rallada

1 sobre doble de Gaseosas El Tigre

1 cucharadita de esencia de vainilla

1 pizca de sal

Azúcar para cubrir la superficie

Para la preparación:

Separamos las yemas de las claras (reservamos las claras en otro bol) y las batimos junto con el azúcar en una máquina de varillas o bien a mano con unas varillas, hasta que la mezcla haya blanqueado un poco.

Añadimos la manzana previamente rallada y mezclamos todo de nuevo.

Incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente y también la harina tamizada con el gasificante El Tigre. Mezclamos todo a velocidad baja/media.

Repartimos la masa resultante en dos boles.

Ponemos la crema de cacao unos 30 segundos en el microondas para que quede más líquida y la añadimos a uno de los boles con ayuda de una espátula de silicona. En el otro bol echamos la cucharadita de esencia de vainilla.

Montamos las claras de los huevos a punto de nieve. || Truquito de Eventicooks: añadir una pizca de sal a las claras para facilitar el trabajo||. Repartimos la mitad de las claras en cada uno de los boles con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes de abajo hacia arriba.

Engrasamos bien el molde y vamos poniendo de manera alternativa una capa de masa de cada uno de los boles (capa cacao, capa vainilla, capa cacao, capa vainilla). Al finalizar damos unos golpecitos al molde en la encimera para que la masa se alise y pasamos una brocheta o tenedor haciendo eses por la masa para conseguir un efecto marmolado y que se vean los dos colores mezclados.

Espolvoreamos azúcar normal por encima del bizcocho y lo llevamos al horno durante 40 minutos de la siguiente manera: 15 minutos a 180 grados , otros 10 minutos más a 170 grados y 15 minutos a 160 grados. Pasado ese tiempo podemos pinchar con una brocheta para comprobar si está listo. Sacamos del horno y dejamos enfriar y desmoldamos.

Esperamos que os guste esta receta de Eventicooks, un nuevo amigo de El Tigre 😉

Hola a todos,

hoy nos hemos animado con un bizcocho marmolado, nunca nos habíamos atrevido porque desconocíamos lo fácil que era conseguir ese aspecto de mármol en un bizcocho y nos hemos dado cuenta que es sencillísimo. Os lo explicamos paso a paso para que os animéis a cocinarlo. Está riquísimo y el aroma a mantequilla es delicioso.

Ingredientes:

300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, cortada en trozos

280 gr. de azúcar

5 huevos

370 gr. de harina de repostería

1 sobre doble de gaseosas El Tigre

70 gr. de leche entera

30 gr. de cacao puro en polvo

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde redondo desmoldable de 24 centímetros de diámetro.

Ponemos en un bol la mantequilla troceada y a temperatura ambiente y añadimos el azúcar. Mezclamos con ayuda del robot de cocina.

 

Añadimos los huevo y batimos un poco más. A continuación incorporamos la harina,  el sobre doble de gasificante El Tigre y 40 gramos de leche. mezclamos de nuevo con el robot de cocina.

Ayudándonos con una espátula, vertemos la mitad de esta masa en el molde engrasado y reservamos.

Al resto de la masa añadimos el cacao y los 30 gramos de leche restante y volvemos a mezclar hasta que quede una masa homogénea.

Vertemos esta segunda mezcla por encima de la otra que tenemos reservada en el molde y con ayuda de un tenedor vamos haciendo movimiento de arriba a abajo para que se mezclen los dos colores.

Horneamos durante 50 minutos, a 180º . Sacamos del horno, dejamos reposar dentro del molde durante 10 minutos, desmoldamos y colocamos sobre una rejilla hasta que enfríe completamente.

 

Ahora ya solo falta cortar y ver nuestro bonito veteado. ¡Es muy divertido, ver como quedan mezclados los dos colores!

¡Hola a todos!

¿Cómo estáis pasando el verano? Por aquí estamos pasando calorcito pero… también os confieso que alguno de los nuestros ya ha disfrutado de sus vacaciones. Ya nos tocará a los demás ;).

Hoy os traemos una receta muy sencilla y super mega deliciosa. Creo que la vamos a hacer en muchas más ocasiones porque nos ha encantado a todos. Bizcochos de chocolate hay muchos y con distintas técnicas. La receta que os dejamos hoy aquí, es conocida por muchos como bizcocho cuatro cuartos y lo llaman así porque lleva un cuarto de harina, un cuarto de azúcar, un cuarto de chocolate y un cuarto de mantequilla. Está genial porque así recordamos la receta más fácilmente.

Os dejo también la vídeo receta 😉

El resultado es espectacular porque se obtiene un bizcocho esponjoso y húmedo, es muy pero que muy agradable. Es ideal para acompañar el café a media mañana o para llevarte un buen pedazo a la hora de merendar. Esperemos que os guste y cocinéis este bizcocho en muchas ocasiones. ¡Nosotros lo haremos seguro!:)

Ingredientes:

250 gramos de harina

250 gramos de mantequilla

250 gramos de azúcar

250 gramos de chocolate

4 huevos

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

Preparación:

Precalentar el horno a 180º.

En un bol ponemos los 4 huevos y batimos junto con el azúcar con la ayuda de unas varillas.

En otro bol tamizamos la harina y añadimos los dos sobres dobles de gaseosa El Tigre.

Fundimos a fuego lento la mantequilla junto con el chocolate y removemos para que se mezclen los dos ingredientes. Vertemos esta mezcla a la masa de huevo y azúcar y removemos de nuevo con las varillas.

Por último, echamos la harina y el gasificante, ya mezclado en el bol, junto con el resto de ingredientes. Mezclamos hasta que se quede una masa homogénea. ¡No te asustes, a pesar de lo espesita que parece, te saldrá genial!

Vertemos en una fuente apta para horno y horneamos durante 30 minutos a 180º. Cuando finalice el tiempo, saca del horno y deja que se enfríe.

Hola, buenos días a todos.

Estamos tremendamente contentos, muchos ya nos animabais a dar este paso, y por fin lo hemos conseguido, hemos decidido abrir nuestro canal de youtube, ¡yuhuuu! Pensamos que os va a ser muy útil ver nuestras recetas rápidas en vídeo para haceros una idea de lo sencillo y rápido que resulta elaborar platos sabrosísimos.

Para inaugurar el canal, hemos elegido una receta que ya existe en nuestro blog, nuestros muffins de chocolate son protagonistas de nuestra primera video-receta. Para hacer la receta vosotros mismos, tenéis la opción de seguir las indicaciones del post (subido ya en el blog) o, seguir el nuevo vídeo, que lo hemos hecho con muchísimo cariño. Esperamos que os guste y que lo disfrutéis. Os invitamos a que os suscribáis y así no os perdáis ninguno de nuestros vídeos. ¡Ah y no te olvides… #cocinaconeltigre!

Hola, hola amigos.

Hoy compartimos con vosotros una de esas recetas que no podemos esperar a que se enfríe para degustarla y es que… cuando algo lleva chocolate nos derretimos, y si encima lo lleva por partida doble, como son estos muffins, no dejamos ni las migas.

La elaboración es muy rápida, así que ahí estábamos delante del horno, mirando por la ventanita y esperando, y de repente, pi, pi, pi, el horno nos avisa de que el tiempo de cocción se ha completado.  ¡Qué maravilla!¡Qué aroma tan delicioso! Buenos no os hacemos esperar más, ahí va la receta y sus ingredientes.

Ingredientes:

115 gramos de mantequilla

150 gramos de chocolate negro para fundir

150 gramos de chips de chocolate

325 gramos de harina

3 huevos

180 gramos de leche

Dos sobres dobles de gaseosa El Tigre

125 gramos de azúcar  moreno

 

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es derretir la mantequilla junto con el chocolate negro en un cazo y a fuego lento para que no se nos queme. Para facilitar el proceso es recomendable trocear finamente el chocolate.

Precalentamos el horno a 180 º.

Vertemos la mezcla de chocolate y mantequilla en un bol y añadimos el azúcar. Batimos enérgicamente con la ayuda de las varillas, añadimos los tres huevos y volvemos a batir con las varillas.

Posteriormente, añadimos la harina y el gasificante El Tigre y removemos para integrar bien los ingredientes. En este paso obtenemos una masa muy espesa, no te preocupes, añadimos la leche y volvemos a batir hasta que se quede una masa homogénea. Por último, echamos los chips de chocolate y con la ayuda de una espátula removemos bien para que se queden repartidos por toda la masa.

En una bandeja especial para muffins ponemos los envoltorios y vertemos la masa. Llevamos al horno durante 25 minutos y listo.

 

Esperamos que os animéis a hacer estos riquísimos muffins y los disfrutéis.

receta

Hace poco, gozamos del privilegio de salir en una receta de Miriam en el principal espacio de referencia en lo que a repostería se refiere a nivel nacional. María Lunarillos nace en el año 2009 en forma de blog de recetas, de la mano de María, jiennensa de nacimiento pero tinerfeña de adopción, y a la que pocas cosas le gustan más que encender el horno cuando viene lluvia.

En 2012 se suma al proyecto Eduardo, y juntos ponen en marcha la tienda online, un proyecto muy ilusionante que en muy poco tiempo pasa de ser un mero hobby a convertirse en una profesión.

Hoy, muchas personas contribuyen a darle forma. Entre ellas se encuentra Miriam, traductora y química durante más de 15 años, que además es una gran aficionada a la cocina en general, y a la repostería en particular. Miriam comenta que esta afición le viene de familia, como a tantos otros. En su caso es por parte de madre y de abuela paterna. Esta misma afición es la que le aporta la ilusión para mantener su propio blog (El invitado de invierno). Incluso ha impartido algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid «La Cocina de Babette«.

La semana pasada Miriam nos obsequió con la  tradicional receta de bizcocho cuatro cuartos de chocolate, que recibe el nombre por su composición; un cuarto de huevos, un cuarto de harina, un cuarto de azúcar y un cuarto de mantequilla. Luego también lleva nuestras gaseosillas El Tigre para impulsar y algún que otro aroma. Además este también lleva una parte de chocolate, como su nombre indica.

 No os perdáis la receta completa, tiene un pinta espectacular.

receta-cuatro-cuartos-chocolate-5

Al final de la receta, podéis encontrar una breve descripción de las diferencias entre las gaseosillas y la levadura química. Así lo cuenta Miriam:

Todos los impulsores químicos o levaduras de repostería se componen de un ácido (o varios) y un álcali (o varios). Al juntarse en una masa con un líquido se produce una reacción entre ellos que desprende CO2, el gas que esponja los dulces.

Las gaseosas, como las de la marca Tigre, son el ejemplo más sencillo de impulsor: en uno de los sobres viene el ácido (ácido cítrico) y en el otro viene el álcali (bicarbonato sódico). Al igual que cuando ponemos bicarbonato en un dulce con otro ingrediente ácido, el efecto es inmediato y la masa normalmente no se debe dejar reposar porque corremos el riesgo de perder el efecto.

La levadura química tiene una composición algo más compleja, pues lleva un conjunto de ácido y álcali de efecto inmediato, al disolverse, pero también otros ácidos y álcalis que solamente se activan con el calor, al meter la masa en el horno. Además llevan otros compuestos para que los ingredientes activos no se humedezcan y pierdan su fuerza, etc.

En resumen, las gaseosas tienen un efecto inmediato y rápido en frío, mientras que la levadura química precisa del calor del horno para ejercer todo su efecto.

bollos

Habitualmente llamados simplemente “Suizos”, su origen data de mediados del siglo XIX y son típicos de nuestra capital, Madrid. Empezaron a servirse en el mítico Café Suizo, lugar de encuentro y tertulias, tan típico de la época.

Se trata de un tipo de bollo, elaborado con una sencilla masa brioche y característico por su ranura superior rellena de azúcar en polvo y cristalizado.

Con forma de media esfera, son muy sencillos de preparar y no dan apenas trabajo. El resultado son unos exquisitos pastelitos de leche, que puedes comerlos solos, rellenos con algo dulce (chocolate, mantequilla o mermelada) o también, con ingredientes salados (Jamón York o cualquier otro fiambre).

Para su elaboración, hemos añadido nuestro gasificante para que adquiera una textura más esponjosa y, con una gran ventaja; se hornea inmediatamente después del amasado, sin tener que esperar los largos procesos de levados como en otros tipos de masas. Además, se prepara con ingredientes muy básicos y económicos.

bollos-suizos-receta-tradicional-2

500 gr de harina

120 gramos de azúcar

100 gr de mantequilla a temperatura ambiente

2 huevos

1 huevo más para pintar la masa

200 ml de leche

2 sobres dobles de gasificante “El Tigre”

Una pizca de sal

1 huevo más para pintar la masa

Azúcar humedecido con unas gotas de anís para la cobertura.

¡Vamos con la preparación!

· En un bol grande añades la mantequilla, la harina, los huevos, la leche (templada), y los sobres de gasificante “el Tigre”. Mezcla bien.

· A continuación incorpora el azúcar, una pizca de sal y amasa hasta que adquiera una textura elástica con todos los ingredientes bien integrados. Si crees que lo requiere, puedes añadir un poco más de harina (con precaución), si hay demasiada podría perder esponjosidad.

· Después del amasado, separa en pequeñas porciones de aproximadamente unos 50 gramos. Forma unas pequeñas bolas y reserva en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal.

· Realiza un corte en la parte superior en cada uno de ellas, pinta toda la superficie con huevo batido y añade una porción (generosa) del azúcar ya humedecido con el anís, en cada una de la ranuras.

· En primer lugar hornea unos 5 minutos a 220º y a continuación, baja la temperatura a 200º. Retira pasados unos 7 u 8 minutos, o hasta que estén dorados.

· Deja enfriar sobre una rejilla…

bollos-suizos-receta-tradicional-3

Y ya tienes listos tus Suizos caseros, una deliciosa receta de lo más tradicional…

Y para los más peques, mini bollitos rellenos con lo que más les guste, dulce o salado. Sin duda, hará las delicias de todos.

tarta-de-queso

Esta deliciosa tarta de queso y chocolate, con el sabor dulzón de la Crema Irlandesa Baileys, será tu postre estrella. Verás cómo no quedan ni las migas.

Y que no se te olvide, ¡sólo apta para adultos!

A todos los adictos a los quesos, les encantará esta cremosa receta con una base de galletas Oreo, la mezcla de quesos y una gruesa capa de chocolate por encima. “El Tigre” le aportará la textura esponjosa perfecta que necesita, y a la que estamos siempre habituados gracias a su producto estrella, el sobre doble de gasificante.

Puedes probar con distintos tipos de chocolate, con leche, blanco…según prefieras. Hoy lo vamos a preparar con chocolate negro.

¡Está delicioso!

tarta-de-queso-y-chocolate-con-baileys-2

Los ingredientes para la base son:

Unas 20-24 galletas Oreo 

5 cucharadas de mantequilla sin sal y a temperatura ambiente.

Para el relleno de queso:

250 gramos de queso blanco en crema (tipo Philadelphia).

200 gramos de queso Mascarpone.

160 gramos de azúcar.

150 gramos de harina.

4 huevos.

30 gramos de mantequilla.

1 sobre doble gasificante “El Tigre”.

100 cc de crema irlandesa Baileys.

Una pizca de sal.

Y para la cobertura o ganache de chocolate:

175 cc de crema de leche.

300 gramos de chocolate negro.

Instrucciones

· Precalienta el horno a 200 grados.

· Tritura bien las galletas Oreo, mezcla con la mantequilla y vierte la pasta en un molde redondo. Hornea unos 8 minutos y deja enfriar.

· En un bol grande, mezcla los quesos con el azúcar, hasta que adquiera una textura suave.

· Incorpora la harina junto con el sobre doble de gasificante “El Tigre” y continúa mezclando hasta que todos los ingredientes estén totalmente incorporados. Añade los huevos, de uno en uno, junto con la crema irlandesa Baileys.

· Remueve hasta incorporar bien todos los ingredientes y vierte en el molde y sobre la base de galletas. Hornea unos 45-50 minutos.

· Cuando veas que la mezcla está ligeramente suelta por el centro, será el momento de retirar del horno y colocar en una rejilla para que enfríe.

tarta-de-queso-y-chocolate-con-baileys-3

¡Y ahora le toca el turno a la cobertura de chocolate!

· Pon a calentar un cazo y agrega el chocolate. Derretir a fuego lento hasta que esté bien diluido y sin grumos. A continuación agrega la crema de leche fría. Mezcla hasta unir en una masa espesa. Retira del fuego y, con la ayuda de una cuchara, vierte dos tercios por encima del pastel. Procura extenderlo bien para que la superficie quede lisa, y después reserva en el congelador unos 15 minutos, para que el chocolate se endurezca.

· A continuación, y cuando el chocolate empiece a endurecer, retira el pastel del frío y vierte el resto de la mezcla (previamente calentado de nuevo) por encima. Para que se vea brillante, deja primero enfriar a temperatura ambiente y seguidamente mételo en el frigorífico hasta que vayáis a comerlo.

Nota: Si lo prefieres, reserva el resto del chocolate hasta la hora del postre y viértelo en el último momento. Servirás una tarta de chocolate semi fría y muy esponjosa.