Entradas

Pastel de manzana con crujiente de nuez

El pastel de manzana con crujiente de nuez es una de las recetas top de repostería elaboradas con Thermomix. Nosotros la hemos preparado ayudándonos de este robot de cocina que sin duda deja unas masas espectaculares pero os ponemos las dos versiones para los que no tengáis Thermomix.

De verdad que merece la pena, es deliciosa y aunque nosotros somos más de bizcochos básicos, apenas se nota la manzana, al ser cortada en láminas acaba fundida y parece como si fuera un bizcocho muy cremoso. Esta delicioso y el contraste con el crujiente de nuez es fantástico. Os animamos y recomendamos 100%.

Para el bizcocho:

3 huevos

150 g de azúcar

90 g de aceite de girasol

100 g de leche

180 g de harina de repostería

2 sobres de gaseosas El Tigre

1 pellizco de sal

3 manzanas peladas, sin semillas y cortadas en láminas.

Para el crujiente de nuez:

1 huevo

100 g de azúcar glas

1 cucharada de azúcar avainillado

100 g de mantequilla a temperatura ambiente, en trozos

100 g de nueces

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º.

Batir los huevos junto con el azúcar durante 3 minutos, hasta que doblen su volumen. Añadir el aceite y la leche y batimos unos segundos. Incorporamos la harina y el gasificante El Tigre y mezclamos hasta que esté todo bien integrado.

Vertemos en un molde de horno y reservamos.

Pelamos las manzanas y la cortamos en láminas. Las colocamos encima de la masa del bizcocho y llevamos al horno durante 30 minutos.

Mientras el bizcocho está en el horno preparamos la cobertura.

Batimos el huevo con el azúcar glas y el azúcar avainillado, añadimos la mantequilla y batimos, añadimos las nueces y mezclamos con una espátula.

Sacamos el bizcocho del horno cuando hayan pasado esos 30 minutos (no apagar el horno) y echamos por encima la cobertura. Volvemos a meter el bizcocho en el horno durante 10 o 15 minutos o hasta que veamos que la cobertura está dorada y crujiente.

Dejamos enfriar y desmoldamos. Ahora ya solo queda disfrutar de este delicioso pastel. Esperamos que os guste tanto como a nosotros.

Versión original con Thermomix:

Precalentamos el horno a 180º

Colocamos la mariposa en las cuchillas. Echamos en el vaso los huevos y el azúcar y programamos 3 min/37°C/vel 3,5. A continuación, volvemos a programar 3 min/vel 3,5 sin programar temperatura.

Añadimos el aceite y la leche y mezclamos 3 seg/vel 3.4.

Incorporamos la harina, el gasificante El Tigre y la sal y programamos 6 seg/vel 3. Echamos la mezcla en un molde redondo desmontable de diámetro 28-30 cm previamente engrasado. Colocamos encima las manzanas y horneamos durante 25-30 minutos.

Mientras tanto, sin lavar el vaso y con la mariposa en las cuchillas, ponemos el huevo, el azúcar glas y el azúcar vainillado y programamos 1 min/vel 3,5.

Incorporamos la mantequilla y programamos 45 seg/vel 3,5.

Retiramos la mariposa de las cuchillas, añadimos las nueces y mezclamos con la espátula.

Cuando haya finalizado el tiempo de horneado del bizcocho, retiramos del horno, echamos la mezcla del vaso sobre la superficie del bizcocho y volvemos a introducirlo en el horno durante 10-15 minutos, hasta que esté dorado y crujiente.