Entradas

Hoy nos tocan rosquillas de nuevo, por dos razones: porque se acerca la fecha en la que más rosquillas se cocinan en nuestro país, la Semana Santa, y porque nos habéis pedido la última receta que hicimos pero con las medidas porque si no es un lío e igual no queda igual, etc.

Así que aquí estamos nuevamente con una receta de rosquillas deliciosa. y, ¿sabéis de dónde la hemos sacado? Como siempre, de vuestras propuestas en nuestras redes sociales. Nuestra amiga Esperanza, una de las amigas de nuestro tigre ha compartido con nosotros esta receta ¡Gracias Esperanza!

Ingredientes:

  • 280 ml leche templada. 
  • 20 ml zumo naranja o mandarina. 
  •  Chorrito anís dulce. 
  • Una cucharadita de la levadura polvo y una pareja de gaseosas del tigre
  • 3 cucharaditas azúcar. 
  • 1 huevo.
  • un buen chorrito de aceite de oliva Virgen extra
  • Una pizca sal
  • 600 gr. harina panificable

Elaboración:

Primero en la leche templada añadimos la levadura en polvo, removemos y dejamos tapada 15 minutos.

Después añadimos todo lo demás, lo último la harina y la sal. 

Dejamos reposar una hora y media.

Ponemos aceite girasol a fuego medio.

Ponemos medio vasito de aceite al lado para mojar manos y dedos y vamos haciendo bolitas pequeñas y metiendo el dedo pulgar para abrir la bola un poquito, vamos girando girando y echamos en la sartén. 

Sacamos en un plato hondo con papel para escurrir y seguidamente bañamos en azúcar. 

Ingredientes para la rosquilla:

1 huevo

1 taza de aceite de oliva

1 taza de azúcar

media taza de leche semidesnatada

media taza de zumo de naranja

1 sobre doble de gaseosa El Tigre

9 tazas de harina

Preparar el almíbar:

500 ml de agua

100 gr de azúcar

3 cucharaditas de miel

Elaboración:

Batir todos los ingredientes excepto la harina y la gaseosa El Tigre.

Añadir la harina poco a poco e ir mezclando. Hasta que la masa no se pegue en nuestras manos. Moldeamos formando la rosquilla.

Calentamos bien el aceite, bajamos dos puntos el fuego y freímos las rosquillas. Las vamos sacando sobre un papel absorbente cuando estén doradas.

Las bañamos en el almíbar y las rebozamos en azúcar.

Esta semana compartimos con vosotros una de las recetas que nos llegaron tras la campaña Mes del pueblo que tanto os gustó a todos. Nuestra amiga Sole nos hizo llegar las fotos de sus rosquillas, tenían una pinta espectacular así que le pedimos su receta ya que queríamos compartirla con todos vosotros. Se ofreció sin problema así qué… !Gracias Sole! Ahora solo falta que los que nos animemos a  hacerlas nos salgan como las tuyas 😉

Ingredientes:

3 huevos

1 vaso de leche

1  vaso de aceite oliva

1 vaso de azúcar

1 kg de harina (mas 100 gr si lo requiere)

3 gaseosas El Tigre

Ralladura de limón o naranja (al gusto)

Una pizca de canela

Azúcar oara rebozar

Elaboración:

En un bol batimos los huevos, añadimos el azúcar y batimos, añadimos la leche, el aceite, la ralladura de cítrico y la pizca de canela.

Tamizamos la harina junto con el gasifican de repostería y lo añadimos a los huevos.

Mezclamos bien y si vemos que se queda una mas muy blanda añadimos un poco más de harina.

Calentamos abundante aceite y vamos haciendo las rosquillas y friendo hasta que estén doradas. Retiramos y reservamos.

Cuando estén listas las rebozamos en azúcar y ya están listas para comer.

¡Qué delicia!

 

Compartimos con vosotros la receta de una gran amiga de El Tigre. En estos días de descanso nos ha hecho unas ricas rosquillas de anís caseras y estaban deliciosas. Ella se llama Loli y utiliza gaseosa de repostería El Tigre para hacer todas sus recetas de repostería (rosquillas, bizcochos, magdalenas, galletas) e incluso también utiliza El Tigre para que sus rebozados sean más esponjosos y crujientes.

Ingredientes:

580 gramos de harina

100 gramos de azúcar

3 sobres dobles de gaseosa El Tigre

ralladura de naranja

2 huevos

100 mililitros de zumo de naranja

50 mililitros de licor de anís

150 mililitros de aceite de girasol

azúcar para bañar la rosquilla.

Elaboración:

Mezclamos los ingredientes secos: harina, gaseosa El Tigre y azúcar.

Añadimos la ralladura de naranja y mezclamos.

Hacemos un hueco en el centro, batimos los dos huevos y añadimos.

Añadimos también el zumo de naranja, el aceite y el licor y mezclamos con la espátula hasta que nos lo permita. Finalmente amasamos con las manos hasta que se quede una masa que no se pega, blandita pero totalmente integrada.

Enharinamos la zona donde vayamos a ir dejando las rosquillas para evitar que se pegue. Cogemos un trocioto de masa, formamos una bola y luego con los dedos enharinados hacemos el agujero del centro. Así con todas las rosquillas. Loli nos dice que ella hace un corte alrededor de la rosquilla para que aumenten más y se queden más esponjosas.

Calentamos abundante aceite y vamos incorporando las rosquillas hasta que estén doradas. Las sacamos y rebozamos en azúcar.

¡Ya están listas, esperamos que os queden deliciosas!

Esta semana hemos tenido una jornada gastronómica con una amiga de Galicia, hemos comido delicias cocinadas por sus manos y es que no se que tienen los gallegos que son capaces de hacer de todo lo que tocan una exquisitez.

Podríamos compartir un montón de recetas pero este blog está destinado a recetas de repostería adaptadas con gaseosa de repostería. Así que nos pusimos en su manos y cocinamos unas ricas rosquillas fritas. ¡Qué delicia! No pierdas detalle y a la cocina, te encantarán. Y a los niños también 😉

Ingredientes:

2 huevos

175 gramos de azúcar

1 sobre doble de gaseosa El Tigre

8 cucharadas de aceite de oliva

harina (cantidad que acepte la masa)

Elaboración:

Batimos el huevo junto con el aceite, añadimos el azúcar y el gasificante y batimos bien hasta que quede todo bien integrado.

Ahora vamos metiendo harina y removiendo hasta que la masa se quede con una textura no pegajosa y podamos manejarla y hacer la forma de la rosquilla. Primero hacemos una especie de churro y luego juntamos los extremos.

Freímos en abundante aceite y dejamos escurrir sobre un papel absorbente.

Dejamos enfriar y ya están listas para comer.