Entradas

Compartimos con vosotros otra receta de La Cocina de Jota. Ahora estamos con las naranjas a tope y cómo nos gustan tanto pues nos ha llamado muchísimo la atención esta receta. Por su sencillez en los ingredientes y por lo fácil y rápido que se hace la receta. Nos parece perfecta para hacer dos veces por semana y tener galletitas para desayunar o llevar para merendar a los peques de la casa.

En la alacena siempre tenemos galletas de compra para echar mano de ellas en cualquier momento pero es un lujo tener galletas caseras, más naturales y saludables. ¡Os animo a que las preparéis, da igual si usáis huevo o plátano porque ambas versiones están genial!

Ingredientes:

100 gr copos suaves avena integral

1 huevo campero o 1 plátano de Canarias para hacer la opción vegana

40 gr zumo de naranja natural

20 gr miel

20 gr aceite de oliva virgen extra

Ralladura de ½ naranja

½ sobre gaseosas El Tigre

Elaboración:

Encender el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Mezclar los copos de avena con el zumo de naranja y reposar 15 minutos.

Batir el huevo y la miel hasta conseguir una mezcla cremosa o triturar el plátano y mezclar con la pasta de dátil para la opción vegana. Agregar el aceite, ralladura, gasificante y avena con el zumo. Reposar 15 minutos en el frigorífico.

Sobre la placa de horno forrada con papel vegetal, formar las galletas y hornear 10-12 minutos con cuidado de que no se quemen.

Aquí tenéis otras recetas que hemos hecho de galletas caseras

Espectacular, esponjoso y delicioso se queda este bizcocho de naranja. No es un bizcocho que suba mucho (o eso nos ha pasado), es más como una coca de llanda o coca boba, es decir que nos a quedado un bizcocho planito pero muy esponjoso. Os lo digo porque a veces me decís que no sabéis que hacéis mal que el bizcocho no sube, que se os queda esponjoso y delicioso pero que no sube. Y es que hay algunas recetas que no suben tanto como otras y a nosotros nos pasa con muchas de las que hacemos.

En este caso, utilicé un molde algo más grande de lo habitual e igual tiene algo que ver, os recomiendo utilizar uno más pequeñito o incluso de los moldes rectangulares y a ver a vosotros si os sube un poquito más. Personalmente me gustan los bizcochos más bajitos por comodidad a la hora de mojar en el café con leche ;). Pero de verdad, no lo dudes y elaborad esta receta porque es deliciosa. Y si sabéis algún truco para conseguir un mayor volumen en este tipo de receta… ¡¡Compartidlo con nosotros!!

Ingredientes:

1 naranja (entera y con piel)

200 gramos de azúcar

3 huevos

100 gramos de aceite de girasol

1 yogur natural

2 sobres dobles de gaseosa de repostería El Tigre

250 gr de harina

Elaboración del bizcocho de naranja sin thermomix:

Precalentar el horno a 180º

Lavamos bien la naranja y cortamos los extremos más duros. La cortamos en trozos no demasiado grandes para favorecer el proceso de batido.

En un bol batimos huevos, azúcar, aceite y naranja.

Añadimos el yogur.

Añadimos harina y gaseosa de repostería El Tigre.

Introducimos en el horno y horneamos durante 30 minutos a 180 º calor arriba y abajo.

Elaboración de bizcocho de naranja con thermomix (inspirada en Velocidad Cuchara):

Precalentamos el horno a 180º.

Ponemos en el vaso el azúcar, la naranja troceada en cuartos y los huevos. Programamos 3 minutos, 37º y velocidad 5

Añade el aceite y el yogur y mezcla 15 segundos a velocidad 2,5.

Introduce la harina y la gaseosa de repostería. Mezcla 15 segundos a velocidad 3.

Engrasa tu molde, Rosa de Velocidad Cuchara recomienda uno redondo de 22 cm. El nuestro era mas grande y el bizcocho sale más bajito.

Introduce en el horno a 180º durante 30 minutos con calorcito arriba y abajo.

Glaseado de naranja:

Mezclar 100 gramos de azúcar glas con el zumo de una naranja y verter por encima del bizcocho.

Ya sabéis que nos encantan las rosquillas, los roscos, los rollitos o como queráis llamarlos. Nos gustan fritos y al horno, de cualquier manera nos resultan deliciosas y todas las recetas que caen en nuestras manos las probamos. Cada una tiene su variante y la verdad, es que es difícil identificar la más rica porque todas están deliciosas.

Esta receta nos gusta porque la puedes hacer sin tener báscula o medidor ya que las medidas van por cucharadas. Vamos allá, toma nota y ponte manos a la masa para tener este fin de semana un dulce deliciosos que ofrecer a todo aquel que pase por tu casa.

Ingredientes:

10 cucharadas de azúcar

5 cucharadas de aceite de girasol

4 cucharadas de aceite de oliva

1 sobre doble de gaseosa de repostería El Tigre

1 pizca de canela

2 huevos

ralladura de naranja

zumo de una naranja

harina (la que admita la masa, serán unos 350-400 gramos)

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC

Batimos los huevos y añadimos todos y cada uno de los ingredientes menos la harina. La gaseosa de repostería también. Mezclamos todo.

Cuando tengamos todo mezclado empezamos a añadir la harina, poco a poco. Vamos mezclando hasta obtener la textura que necesitamos. Tiene que ser una masa que no se pegue en las manos y que nos permita manipularla con las manos como si fuera plastilina.

Dejamos reposar con un paño húmedo durante media hora.

Preparamos la bandeja del horno con un papel vegetal y empezamos a coger trozos de masa. Primero hacemos una bola que iremos transformando en una especie de tubitos. Luego juntamos los extremos dandole la forma de rosco y dejamos sobre el papel vegetal.

Los colocaremos de forma que quede espacio entre ellos ya que luego en el horno crecerán y debemos evitar que se peguen.

Pintamos con huevo batido para que se queden con brillo, espolvoreamos con azúcar y metemos en el horno durante 20-25 minutos, hasta que estén dorados.

Dejamos enfriar y ¡LISTOS para comer!

magdalenas

Se nos ocurren pocas combinaciones de sabores tan deliciosas como la formada por la naranja y el chocolate. Y nuestros expertos reposteros dan buena fe de ello, porque El Tigre ha sido partícipe de la unión de esta pareja perfecta en cientos de recetas dulces elaboradas por nuestros amigos. Pues hoy, toca elaborar unas sabrosas y jugosas magdalenas de naranja y chips de chocolate. ¡Amor eterno asegurado!

Lo primero, toma nota de los ingredientes:

– 2 naranjas.

– 2 huevos.

– 150 g de azúcar.

– 100 g de mantequilla.

– 200 g de harina de trigo.

– 1 sobre doble de gaseosa El Tigre.

– Pizca de sal.

– chips de chocolate o chocolate puro (lo puedes trocear tú mismo).

¿Ya lo tienes todo? Antes del paso a paso, no olvides dos trucos cortesía ‘El Tigre’ antes de comenzar: todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente y, esto es para nota, separa las claras de las yemas incorporando una a una si quieres que tus magdalenas suban y suban y suban… 😉 ¡Vamos con la elaboración!

  1. Precalienta el horno a 180º y, de paso, puedes dejar los moldes de tus magdalenas listos.
  1. Calienta la mantequilla en el microondas durante unos segundos y bate con las varillas eléctricas durante 3-4 minutos, hasta que adopte una textura cremosa. Agrega la mitad del azúcar, sigue batiendo e incorpora el resto del azúcar. Bate de nuevo.
  1. Incorpora los huevos (como te decíamos antes), y no dejes de batir para que se mezclen bien con la masa anterior.
  1. Vierte el zumo de las dos naranjas, incorpora la harina, el sobre de gaseosa El Tigre y una pizca de sal (todo esto tamizado previamente) y mezcla bien con unas varillas manuales.
  1. Añade las chips de chocolate, mezcla con cariño y reparte la mezcla en los moldes sin llenar más de 3/4 de los moldes, para que puedan crecer sin desbordarse. (Otro truco: te puedes ayudar de una manga pastelera).
  1. Hornea durante unos 25 minutos a 180º, aunque recuerda aquellos de los mundos y los hornos… 😉 Retira, deja atemperar sobre una rejilla y… ¡Ya están listas para darles el primer bocado!

¿Nos enseñas cómo te han quedado? ¡Comparte el resultado con nosotros!