Entradas

Rosquillas de anís al horno

Si quieres trasladarte por un instante a ese momento artesano con aroma a tradición, a la infancia, a los recuerdos de nuestras abuelas… debes hacer esta receta. Las rosquillas de anís son unos de los dulces más repetidos en los hornos artesanos de cualquier pequeño pueblo. Os dejamos la receta para que viváis la experiencia 😉

Ingredientes:

1/2 copa de anís

1/2 vaso de aceite

3 cucharadas de azúcar

10 cucharadas de harina

3 huevos

1 sobre de gaseosa para repostería El Tigre

Elaboración:

En un bol, mezclamos el aceite, el anís, los huevos y el azúcar. Batimos con ayuda de las varillas.

Poco a poco añadimos la harina, de manera que se vaya integrando. Nos ayudamos con la varilla hasta que la masa se vaya soltando de las paredes del bol.

Añadimos el gasificante El Tigre y mezclamos.

Amasamos con las manos y la dejamos reposar durante media hora.

Preparamos la bandeja del horno con papel vegetal y formamos las rosquillas, las vamos colocando y horneamos durante 10 minutos a 200 º.

Roscos de naranja y aceite de oliva al horno

Esta vez hemos elaborado la receta de una de las amigas de El Tigre. Mariolu Carreño nos recuerda que en Almería había una empresa de repostería en Chirivel cuyo producto estrella eran LOS ROSCOS CHIRI. Pero la maquinaria artesanal con la que los elaboraban se estropeó y jamás volvió a funcionar. Desde entonces ella recuerda los  desayunos o cenas con un tazón de leche de cabra y mojar ahí ese manjar.

Dice que con ese recuerdo y nostalgia elaboró estos roscos que ahora compartimos con vosotros. Gracias Mariolu, ¿Qué sería de la vida sin esos recuerdos?

Ingredientes

-130 gr de zumo de naranja
-90-100 gr de azucar
-80 gr de aceite de oliva
-350 gr de harina de trigo
-ralladura de la piel de una naranja
-1 sobre de gaseosilla el tigre ( gasificante)
-1huevo batido
-Azucar para espolvorear los roscos.

Elaboración:

En un bol ponemos el zumo, la ralladura de naranja, el azúcar y el aceite. Batimos con varillas o batidora.
Ańadimos la harina y el gasificante de El Tigre.

Amasamos con las manos. Si veis que se os pega mucho, añadimos un poco más de harina. La masa debe de quedar manejable.
Guardamos 30 minutos en la nevera y precalentamos el horno a 180 º.
En una bandeja de horno con papel vegetal vamos poniendo los roscos, que formaremos haciendo una tira con la mano y dándole la forma.
Pincelamos con huevo batido. Espolvoreamos con azúcar. Llevamos al horno unos 20 minutos.
Deben de quedar blandos porque una vez fuera se endurecen al enfriarse.

 

Rosquillas de canela y limón

Rosquillas

¡Que recuerdos de la infancia! Este dulce que nos hacía nuestra abuela y al que ninguno podía resistirse, pequeños y mayores…

¿Os apetece repetirlas? Vamos a preparar uno de canela y limón, ideal para el desayuno o la merienda. ¡O simplemente a cualquier hora de día!

Comenzamos con los ingredientes necesarios:

4 huevos muy frescos.

350 gramos de harina de trigo.

100 gramos de azúcar.

Un vaso de leche tibia.

Aceite de girasol.

Zumo y ralladura de limón.

Dos cucharadas de canela en polvo.

Una cucharadita de aroma de vainilla.

2 sobres dobles de gaseosa “El tigre”

 

¿Tenemos todos los ingredientes? Pues vamos con la preparación:

– En un bol bien amplio, bate los huevos y le añades el azúcar y la ralladura de limón. A continuación vas añadiendo el aceite y el zumo de limón (conseguirás ese toque de sabor ácido tan característico) y mezclas bien todo.

– Seguidamente los sobres de gaseosa “El tigre” y a continuación incorporas la harina muy despacio sin dejar de remover y hasta conseguir una masa compacta.

– ¡Ahora es el momento de ensuciarse las manos! Coloca la mezcla en la encimera y sigue amasando con energía y agregando harina en forma de lluvia hasta que no se pegue a tus manos. Extiende la  masa y deja reposar una media hora, tapada con un paño limpio y seco.

– Transcurrido el tiempo de reposo, forma pequeñas bolas (aprox. 4 cm de diámetro) y con los dedos agujereas el centro dándoles la forma característica de las rosquillas. Ya los tenemos preparados para freír en abundante aceite caliente.

– Una vez doradas, escurrir en un plato con papel absorbente y espolvorear con una abundante mezcla de canela y azúcar.

– En cuanto se enfríen estarán lista para comerlas. ¡Se chuparán los dedos!

El Tigre nos recomienda: Utiliza siempre productos muy frescos.