Entradas

Rosquillas glaseadas al horno

Compartimos con vosotros una receta que nos encanta, rosquillas glaseadas al horno. Ya sabéis que nuestra gaseosa de repostería se utiliza mucho en las recetas de rosquillas, ya sean fritas o al horno. La verdad es que nos encantan y esta versión al horno nos da un poquito de tranquilidad ya que al no freírlas nos las comemos con algo menos de remordimiento ;).

Ingredientes:

Una taza de agua

50 gramos de mantequilla

Media cucharadita de sal

Una taza de harina

4 huevos

1 sobre doble de gaseosa El Tigre

Para el glasé:

Una clara

Jugo de limón

75 gramos de azúcar glasé

Elaboración:

Mezclamos en un bol la harina con el gasificante.

En una cazuela colocamos el agua, la mantequilla y la sal y llevamos a fuego fuerte hasta que hierva. Añadimos la harina y el gasificante de golpe y removemos sin parar  y de forma rápida con una cuchara de madera.

Bajamos el fuego al mínimo y continuamos mezclando. La masa va a estar lista una vez que comienza a despegarse de los bordes de la cazuela.

Separamos del fuego y dejamos que se enfríe durante 5 o 10 minutos.

Empezamos a añadir un huevo y mezclamos, añadimos otro y mezclamos y así sucesivamente. Cuando la tenemos lista la metemos en una manga pastelera con boquilla lisa.

Preparamos la bandeja del horno con papel vegetal y vamos formando las rosquillas sobre la bandeja con ayuda de la manga pastelera.

Las metemos en el horno a 200ºC hasta que se inflen y bajamos la temperatura del horno a 160 para que finalicen la cocción. Una vez estén doradas las sacamos y dejamos enfriar.

Para preparar el glasé se mezcla la clara de huevo, un poco de zumo de limón y azúcar glasé, . Cuando veas que tiene una textura ligeramente espesita ya puedes usarlo. Vertemos el glasé por encima de las rosquillas y dejamos que se seque y endurezca.

¡¡Están deliciosas, tenéis que probarlas!!

Rosquillas de orujo al horno

Hoy os traemos unas ricas y sencillas rosquillas, son de orujo y en media horita las tienes listas para comer. Nos ha parecido una receta muy fácil y rápida porque solo hay que mezclar y amasar todos los ingredientes y además son ingredientes que están presentes en todas las casas. Lo que más nos gusta que al ser al horno nos las comemos con menos remordimientos 😉

Ingredientes:

1 huevo

65 gramos de aceite de girasol

65 gramos de azúcar

225 gramos de harina

1 sobre doble de gaseosas El Tigre

5 gramos de orujo

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220 º.

En un bol batimos el huevo y añadimos el resto de ingredientes.

mezclamos bien con la ayuda de una espátula y cuando esté todo mezclado terminamos amasando con nuestra propias manos hasta que tenga una textura manejable tipo plastilina para poder ir cogiendo trozos de masa. Vamos formando churritos, juntamos los extremos haciendo la forma de rosquilla.

Pincelamos con huevo batido e introducimos en el horno a 200º durante 15 minutos.

Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glas.

 

Roscos de naranja y aceite de oliva al horno

Esta vez hemos elaborado la receta de una de las amigas de El Tigre. Mariolu Carreño nos recuerda que en Almería había una empresa de repostería en Chirivel cuyo producto estrella eran LOS ROSCOS CHIRI. Pero la maquinaria artesanal con la que los elaboraban se estropeó y jamás volvió a funcionar. Desde entonces ella recuerda los  desayunos o cenas con un tazón de leche de cabra y mojar ahí ese manjar.

Dice que con ese recuerdo y nostalgia elaboró estos roscos que ahora compartimos con vosotros. Gracias Mariolu, ¿Qué sería de la vida sin esos recuerdos?

Ingredientes

-130 gr de zumo de naranja
-90-100 gr de azucar
-80 gr de aceite de oliva
-350 gr de harina de trigo
-ralladura de la piel de una naranja
-1 sobre de gaseosilla el tigre ( gasificante)
-1huevo batido
-Azucar para espolvorear los roscos.

Elaboración:

En un bol ponemos el zumo, la ralladura de naranja, el azúcar y el aceite. Batimos con varillas o batidora.
Ańadimos la harina y el gasificante de El Tigre.

Amasamos con las manos. Si veis que se os pega mucho, añadimos un poco más de harina. La masa debe de quedar manejable.
Guardamos 30 minutos en la nevera y precalentamos el horno a 180 º.
En una bandeja de horno con papel vegetal vamos poniendo los roscos, que formaremos haciendo una tira con la mano y dándole la forma.
Pincelamos con huevo batido. Espolvoreamos con azúcar. Llevamos al horno unos 20 minutos.
Deben de quedar blandos porque una vez fuera se endurecen al enfriarse.