Pan casero de semillas sin levadura

Durante el confinamiento muchos nos preguntabais sobre la posibilidad de hacer pan con nuestra gaseosa y, en su día, ya os enseñamos una receta de pan de soda irlandés que hacíamos con nuestro bicarbonato, y otra versión adaptada con la gaseosa de repostería. Evidentemente no es el mismo pan que puede salir con levadura y su tiempo de levado pero es una alternativa y la verdad que con lo rápido que es y lo rico que está merece la pena probar.

Tened en cuenta que es un pan para consumir en el día y que su miga es de esas que quedan compactas con poco aire. Por otro lado, si no lo termináis en un día os recomendamos que cortéis rebanadas que quedan en el tocador y las congeléis. Cuando lo necesites, sacas una rebanada y la metes en el tostador y se queda de maravilla.

Ingredientes:

300 gramos de harina

200 mililitros de leche

Zumo de medio limón

Sal

Pipas de calabaza

Semillas de lino

1 sobre doble de gaseosa de repostería El Tigre

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC.

En una jarra mezclamos la leche con el zumo de limón, removemos y dejamos reposar durante 10 minutos.

En un bol echamos la harina, el sobre doble de gaseosa de repostería (la parte de estrellas y la blanca) y la sal.

Añadimos la mezcla de leche y limón (se queda como la leche cortado, ¡es así!) a la harina y empezamos a remover para integrar la harina, verás que poco a poco vas obteniendo una masa que no se pega en tus manos. Si ves que necesitas un poco más de harina para conseguir que no se pegue echa una cucharada más (a veces dependiendo de la harina, las recetas admiten más cantidad o menos).

Añade las pipas de calabaza y las semillas de lino (puedes utilizar las semillas que tu quieras). Amasa la mezcla integrando las semillas.

Dale forma o bien de hogaza de pan o de barra o de chapada, hazle unos cortes en la parte superior y espolvorea harina por encima.

Introduce en el horno a 180ºC durante 30 minutos.

El Prego, horno con sabor a tradición

Como muchos sabéis nuestras instalaciones están ubicadas en Cheste, una localidad valenciana en la comarca de la Hoya de Buñol. Se ha hecho famoso por los circuitos de motos pero la verdad es que esconde muchos otros secretos, historias, anécdotas y comercios tradicionales que merece la pena conocer y, en este caso, incluso degustar y disfrutar.

En Cheste, muchos de sus hornos y panaderías usan nuestro gasificante desde hace muchos años, y es que llevamos esponjando masas desde 1915. Esto nos ha hecho poder probar delicias en cada rincón de Cheste. Hoy os hablamos de El Prego, un horno tradicional regentado por Carlos, y como en los pueblos necesitamos referencias, os diré que el nombre de su horno hace homenaje a su padre. El padre de Carlos era el pregonero del ayuntamiento, el que hacía saber a los vecinos cada noticia importante para la localidad y sus vecinos. Y de ahí salió el nombre de este pequeño lugar, El Prego, un horno con sabor a pueblo de verdad.

No hay más que ver sus vitrinas para darse cuenta de que la elaboración artesanal es el pilar fundamental de todos sus productos. Si además tienes la oportunidad de pasar por aquí y probar sus magdalenas, sus galletas de huevo, sus rosquillas y todo lo demás sabrás de lo que te estoy hablando.

Os dejo con las instantáneas tomadas en nuestra visita. ¡Gracias Carlos, fue un placer conocer tu horno y esas delicias que ofreces a tus afortunados clientes!

 

 

 

Bizcocho de zanahoria

Menudo bizcocho de zanahoria que os traemos hoy, ¡para nosotros, uno de los mejores! Da igual que no te guste la zanahorias, esto es espectacular y debes probarlo. De verdad, es delicioso. Si lo haces en molde redondo más grandecito te sirve como base de tartas. Se queda esponjoso y húmedo. ¡No te lo pierdas!

Ingredientes:

350 gramos de zanahoria pelada y rallada

3 huevos medianos

200 gramos de azúcar

280 gramos de aceite de girasol

350 gramos de harina

3 sobres dobles de gaseosa de repostería El Tigre

2 cucharitas de canela

40 gramos de nueces

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200ºC.

Batimos en el robot o con varillas eléctricas los huevos con el azúcar.

Añadimos la zanahoria, el aceite y la canela.

Echamos los tres sobres dobles (sobre doble:blanco y estrellas) y batimos para que se disuelva bien el gasificante.

Añadimos la harina tamizada y removemos.

Por último, añadimos las nueces, mezclamos, vertemos en un molde y llevamos al horno durante 40 minutos aproximadamente a 180ºC.

,

Bizcocho de yogurt y chocolate

La clásica receta de bizcocho de yogurt es una de las más recurrentes, es sencilla de hacer y de recordar por las cantidades, que las basamos en la medida del propio yogurt utilizado en la receta. Esta vez nos hemos animado a añadirle cacao en polvo y oye, ¡tan rico que nos ha quedado! ¿te animas?

Ingredientes:

3 huevos

1 yogurt natural

1 medida de aceite de oliva o girasol

2 medidas de azúcar

3 medidas de harina

4 cucharadas soperas colmadas de cacao en polvo

3 sobres dobles de gaseosa de repostería El Tigre

Elaboración:

Precalentar el horno a 180ºC

Batir los huevos junto con el azúcar, durante 3 minutos, hasta que la masa esté blanquecina.

Añadir el yogurt y el aceite y seguir batiendo.

Añadir la gaseosa de repostería y batir bien, verás que la masa se esponja y se queda muy cremosa.

Añadir el cacao y batir.

Por último añadir la harina tamizada y remover con cuchara o espátula hasta que se integre con la masa y no queden grumos.

Engrasamos un molde y vertemos la masa.

Llevamos al horno durante 30 minutos a 180ºC.

Dejar enfriar y ¡COMEEEEER!

 

Magdalenas clásicas y esponjosas

Hola amigos. Ya sabéis qué receta de magdalenas que pasa por delante de nuestra vista nos ponemos a ella. Esta la hemos visto en el canal de youtube de El Comidista en el que reivindicaba la magdalena clásica de toda la vida. Evidentemente con chocolate también nos gusta  e innovar a veces es muy deliciosa pero cuando nos apetece esa receta de antaño, la que hacían nuestras abuelas nos gusta una receta como esta. Sencilla en ingredientes, rápida de elaborar y esponjosa muy esponjosa.

Ingredientes:

2 huevos

150 gr de azúcar

170 gr de harina

80 gr de leche

70 gr de aceite de girasol

1 sobre doble de gaseosa de repostería El Tigre

Esencia de vainilla (El Comidista echa semilla de vaina de vainilla)

Elaboración:

Precalentar el horno a 220ºC

Batir los huevos junto con el azúcar, añadir leche, aceite y esencia de vainilla.

Añadir solo el sobre de estrellas del gasifican y batir.

Añadir la harina tamizada y remover con espátula para no batir demasiado la harina

Disolver el sobre blanco de la gaseosa en un dos cucharadas de agua y echar en la mezcla. Removemos.

Vertemos en los moldes (ya sabéis dejando un dedito sin llenar)

Llevar al horno durante 10 minutos a 200ºC