Entradas

Coca de tomate con berenjena y cebolla

¡Holaaaa!

Ahora en agosto recibimos muchas visitas y nos encanta sorprender a nuestros invitados así que hemos utilizado las gaseosas El Tigre para elaborar una receta salada que nos va a servir para deleitar a nuestros invitados con un rico almuerzo y tan ricamente empezaremos nuestro fin de semana culinario.

Nos encantan las masas, da igual dulces que saladas pero dependiendo de la ocasión cocinamos unas u otras. Las masas tipo pizza o cocas, como queráis llamarla, nos encantan y además, aceptan cualquier tipo de ingrediente por lo que es fenomenal ya que puedas adaptar la receta a cualquier temporada utilizando hortalizas y productos de la época. Nosotros hemos cogido directamente de nuestra mini huerta tomates, berenjenas y cebollas.

Para la masa necesitamos:

250 gramos de harina

150 mililitros de agua

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

una pizca de sal

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

La elaboración es muy sencilla:

Echamos la harina tamizada en un bol, añadimos el agua, la sal y el gasificante y mezclamos hasta que la masa se vaya despegando de las paredes y vayamos consiguiendo una masa homogénea.

Hacemos una bola y la dejamos reposar en un bol tapada con film durante una hora.

Mientras, podemos ir preparando las hortalizas. Nosotros hemos cortado el tomate, la cebolla y las berenjenas en rodajas y lo hemos dejado macerar con ajo, perejil y aceite mientras reposaba la masa.

Precalentamos el horno a 180 º.

Cuando hayan pasado los 60 minutos de reposado, preparamos la bandeja de horno con papel vegetal. Ponemos la masa y la extendemos con ayuda de un rodillo. Cuando la tengamos del grosor que queramos añadimos las hortalizas y horneamos durante 40 minutos en el horno.

Esperamos que os guste y os deseamos un feliz fin de semana 😉

Pan de Pizza

pizza

 

La receta del pan de pizza casera es bien sencilla, consiste en una masa ligera, enriquecida con aceite de oliva y orégano que debe hornearse a temperatura elevada.

Es un plato típicamente italiano de origen napolitano. En su inicio eran unas tortas de pan apenas aromatizadas con hierbas y aceite. Puedes adornar con aceitunas sin hueso o espolvorearlas con queso pero a nosotros nos encanta el original. Puedes utilizarlo simplemente como aperitivo o acompañado de unos embutidos para una cena.

¡Con seguridad, a todos les va a encantar!

Es un excelente alimento para el organismo, con ingredientes y complementos naturales y apto para incluir en cualquier dieta saludable. Contiene fundamentalmente hidratos de carbono complejos al igual que el pan, el arroz, las pastas alimenticias, las legumbres y las patatas.

¿Quieres saber el secreto para conseguir una masa perfecta?

Los ingredientes son muy básicos y se encuentran en todas nuestras casas…

Para la masa:

250 gr. de harina.

1 taza mediana de agua templada.

3 cucharadas de aceite de oliva virgen.

Una pizca de sal

Una pizca de azúcar

1 sobre doble de Gaseosa “El Tigre”.

Para la preparación:

Disuelve bien el agua con la gaseosa y el azúcar.

A continuación, coloca la harina en una superficie lisa y limpia en forma de volcán y dejando un hueco en el centro. Vierte la mezcla anterior.

Añade la sal y las tres cucharadas de aceite y amasa enérgicamente durante unos 12 minutos.

Pan de pizza. 2

Con un cuchillo haz una cruz en el centro.

Cubre con un trapo húmedo y déjala reposar durante una hora.

Transcurrido el tiempo o cuando la masa haya doblado su volumen vuelve a amasar bien otros 10-12 minutos y después de formar una pelota, déjala reposar de nuevo durante 15 minutos.

Calienta el horno a 250º.

Extiende desde el centro con las manos y a continuación con la ayuda de un rodillo hasta que consigas un grosor de 3-4 milímetros y con una forma lo más rectangular posible (será más fácil para cortar en tiras del mismo grosor).

Coloca la masa en la bandeja del horno y riega generosamente con aceite de oliva virgen y orégano (si quiere puedes añadir aceitunas bien colocadas en fila y mas o menos la mitad de la masa y espolvorear con queso parmesano el resto).

Hornea a 250º durante unos 10 minutos sin abrir el horno (dejaría de subir).

Cuando esté dorada y crujiente. Retira y tras unos minutos ya puedes cortarla en tiras de unos 3 cm. Sírvela templada.

Bon Appétit!