Rosquillas de anís al horno

Si quieres trasladarte por un instante a ese momento artesano con aroma a tradición, a la infancia, a los recuerdos de nuestras abuelas… debes hacer esta receta. Las rosquillas de anís son unos de los dulces más repetidos en los hornos artesanos de cualquier pequeño pueblo. Os dejamos la receta para que viváis la experiencia 😉

Ingredientes:

1/2 copa de anís

1/2 vaso de aceite

3 cucharadas de azúcar

10 cucharadas de harina

3 huevos

1 sobre de gaseosa para repostería El Tigre

Elaboración:

En un bol, mezclamos el aceite, el anís, los huevos y el azúcar. Batimos con ayuda de las varillas.

Poco a poco añadimos la harina, de manera que se vaya integrando. Nos ayudamos con la varilla hasta que la masa se vaya soltando de las paredes del bol.

Añadimos el gasificante El Tigre y mezclamos.

Amasamos con las manos y la dejamos reposar durante media hora.

Preparamos la bandeja del horno con papel vegetal y formamos las rosquillas, las vamos colocando y horneamos durante 10 minutos a 200 º.

Galletas de huevo

Os vais a chupar los dedos con estas galletas. Son las galletas con las que deleitamos al equipo de reporteros que visitaron nuestras instalaciones. Están de vicios y aguantan muy bien. No se resecan ni se hacen blandas. Son fantásticas  si quieres tenerlas preparadas para varios días.

Lo mejor de todo, lo fácil que es prepararla y el recuerdo a nuestra infancia. ¡No dejéis de probar la receta!

Ingredientes:

250 gramos de harina

80 gramos de mantequilla

200 gramos de azúcar en polvo

2 claras de huevo

1 sobre doble de gaseosas El Tigre

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200 º.

Batimos las claras de huevo a punto de nieve y reservamos.

En un bol, mezclamos harina , el azúcar y los 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. Posteriormente añadimos la clara y removemos ligeramente hasta que quede una mas homogénea.

Formamos las galletas, al gusto, que no sean demasiado finas, y las colocamos sobre un papel vegetal en la bandeja del horno.

Horneamos 30 minutos a 180 º y dejamos enfriar.

Plumcake salado de tomates secos, olivas negras y queso

Traemos una de esas recetas ideales para las reuniones de los atardeceres veraniegos. Un bizcocho pero en versión salada. Cuando alguien nos habló de esta receta no pensamos que iba a quedar tan jugosa, esponjosa y sobretodo deliciosa. Nos ha sorprendido gratamente y es bastante fácil de preparar.

Ingredientes:

3 huevos

180 gr de harina

1 sobre doble de gaseosas para repostería El Tigre

100 ml de leche

80 ml de aceite de oliva

70 gr de tomates secos

7 hojas de albahaca

100 gr de queso variado rallado (emmental, gruyere, parmesano)

Un puñado de aceitunas negras

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º

Cortamos los tomates con ayuda de unas tijeras, en trocitos pequeños e irregulares, y troceamos las aceitunas. Reservamos.

En un bol batimos los huevos junto con la leche y el aceite. Añadimos la harina y el gasificante y mezclamos con ayuda de una espátula.

Añadimos los tomates, las aceitunas, el queso y las hojas de albahaca troceadas. Removemos.

Vertemos en un molde de Plumcake y llevamos al horno.

Puedes poner más queso por encima para conseguir un aspecto más apetecible.

 

Magdalenas aromatizadas con naranja y azahar

Esta receta nos la hace llegar una querida amiga de El Tigre. ¡Gracias Patricia, nos ha encantado! ya sabéis que una de nuestras recetas estrella son las magdalenas y esta versión cítrica nos ha parecido muy apropiada para el verano. Nos han quedado sabrosísimas y muy pero que muy esponjosas, así que se trata de una receta muy recomendable.

Ingredientes:

100 gramos de harina

1 sobre doble de gasificante El Tigre

una pizca de sal

90 gramos de mantequilla

2 huevos

100 gramos de azúcar

40 gramos de zumo de naranja

10 gramos de agua de azahar

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º.

Fundimos la mantequilla, añadimos los huevos y el azúcar y batimos. En otro bol echamos los huevos y el azúcar y batimos con ayuda de las varillas eléctricas. Añadimos el zumo de naranja, a poder ser, zumo natural. Volvemos a batir y añadimos la mantequilla y el agua de azahar.  En otro bol ponemos la harina y añadimos la mezcla, removemos con una espátula con movimientos envolventes hasta que esté bien integrado. Finalmente echamos el sobre de El Tigre y removemos con la espátula.

Vertemos la mezcla en los moldes y metemos en el horno durante 15 minutos a 180 º.

Solo falta dejarlas enfriar y a comeeer.

 

 

Leche merengada con azúcar invertido

Hoy toca una receta fresquita, de las que nos gustan en verano pero con truco del almendruco.

Una de las cosas para las que se suelen usar nuestras gaseosas es para hacer el famosos azúcar invertido. Últimamente está muy de moda bajar las calorías de los bizcochos utilizando este tipo de azúcar. es relativamente sencillos de preparar y es ideal para recetas de helados porque ayuda a no cristalizar el agua dejando un resultado más cremoso.

Ingredientes para el azúcar invertido:

350 gramos de azúcar

150 gramos de agua

1 sobre doble de gaseosa en polvo El Tigre

Ingredientes para la leche merengada:

1 litro de leche

1 palo de canela

corteza de un limón

Elaboración del azúcar invertido:

Ponemos un cazo con el agua a calentar, tenemos que tener un termometro de coicna ya que debemos esperar a que se caliente a 50º. Añadimos el azúcar y removemos. Esperamos que suba la temperatura pero que no hierva, mas o menos a 80º. Añadimos el sobre blanco y removemos. Dejamos que baje la temperatura a 60º y echamos el contenido del sobre de estrellas. Reservamos en un bote hermético.

Elaboración de la leche merengada.

En una cazuela echamos la leche, el palo de canela, la corteza de limón y 40 gramos de azúcar invertido. Llevamos a ebullición y apagamos el fuego. Cuando se enfríe lo meteremos en el congelador e iremos dando vueltas cada media hora hasta que se congele.

Servir y espolvorear con canela.

 

 

Plumcake de avellana y chocolate fondant

Hola, hoy traemos una de esas recetas deliciosas con sabor a crema de cacao por la mezcla de avellana y chocolate. Nos ha recordado un poco a los bombones Ferrer Rocher. Tenéis que probrala. Nos hemos inspirado en una receta de El Comidista pero la hemos adaptado con nuestras gaseosas de repostería. Cómo dice El Comidista es una receta facilona apta para manazas, jajajaja.

Ingredientes:

125 gramos de mantequilla

150 gramos de avellanas tostadas

60 gramos de chocolate fondant

3 huevos

250 gramos de harina

2 sobres dobles de gaseosa de repostería El Tigre

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º.

Derretimos la mantequilla y la vertemos en el molde de plumcake y bañamos con ella las paredes del molde.

Picar las avellanas lo más fino que podamos. También picamos el chocolate lo más fino que podamos (yo he dejado algunos trozos algo más grandes y me ha gustado mucho el resultado).

En un bol batimos los huevos con el azúcar, añadimos la harina y batimos, echamos los dos sobres de gaseosa y removemos. Cuando ya tengamos la masa, añadimos las avellanas y el chocolate y volvemos a remover.

Introducimos al horno durante 15 minutos a 180º, luego bajamos la temperatura a 160º y dejamos otros 20 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar y ya solo queda disfrutar de esta delicia que podríamos llamar plumcake de Ferrero Rocher.

Pan de semillas casero

Seguimos con nuestras recetas especiales para deportistas. El otro día llegó a nuestros ojos una receta muy sencilla, nutritiva y saludable. Es una receta que las chicas de Mama Runners de Runnea  comparte con todos aquellos que sufren intolerancias, es un Pan sin gluten, sin lactosa y sin harinas.

Ingredientes:

4 huevos

2 claras

10 cucharadas de semillas variadas

sal

8 cucharadas de aceite

1 sobre doble de gaseosa El Tigre

200 mililitros de leche de almendras

Elaboración:

Batimos los huevos, añadimos el resto de ingredientes y amasamos.

Ponemos la masa en el molde deseado, nosotros hemos escogido el molde alargado como para hacer plumcake o pan de molde.

Horneamos durante 20 o 25 minutos a 180º.

 

 

Bebida isotónica casera para deportistas

El Tigre tiene muchos amigos deportistas y es que se convierte en un perfecto aliado para calmar la sed y refrescarse durante la práctica del ejercicio.

Estamos cansados de ver como los runners, alpinistas, senderistas y un largo etcetera van cargados con sus bebidas para poder hidratarse durante el ejercicio y como durante este mes, coincidiendo con la final del mundial vamos a apostar por el deporte hemos pensado enseñaros como hacer una bebida isotónica perfecta para el deportista pero también cuando alguien está malito de la pancha y necesita recuperarse. La clave está en la sal y el bicarbonato asi que toma nota y a probar que es muy sencillo.

Ingredientes:

1 litro de agua hervida

Zumo de dos limones

4 cucharadas de azúcar

1 sobre de soda El Tigre (caja de soda para 10 litros)

1 cucharadita de sal marina yodada

Elaboración:

Echar un litro de agua en una jarra de dos litros (para que la espuma no se salga), añadir el zumo, el azúcar, la sal y remover.

Por último echamos el sobre de soda. Normalmente siempre os decimos sobre doble pero en esta ocasión solo un sobre porque en este caso el producto viene dentro de un mismo sobre.

Enfriar y beber.

Rosquillas de naranja y un toque de canela

Ya sabéis que nos encantan las rosquillas, así que aquí tenéis otra receta de esta delicia tan tradicional. Estas son fritas y  aunque sea pecar un poco, están tan sabrosas que de vez en cuando nos lo debemos permitir.

Son perfectas para acompañar el café en la sobremesa. ¿Te animas?

 

Ingredientes:

250 gramos de harina.

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

1 huevo pequeño

2 cucharadas de zumo de naranja

3 cucharadas de nata

La ralladura de una naranja

Una pizca de sal

Elaboración:

Batimos y mezclamos todos los ingredientes líquidos (nata, huevo y zumo de naranja).

En un segundo paso añadimos la harina, el gasificante y la ralladura de naranja y lo vamos integrando.

Amasamos hasta que integremos bien los ingredientes y consigamos una mezcla homogénea y no tan pegajosa.

Calentamos abundante aceite en una satén profunda o en una freidora. Nos untamos bien las manos y damos forma a las rosquillas que las vamos echando en la sartén y dejamos hasta que estén doradas, dando la vuelta para que se dore por ambas partes.

Mientras se están friendo podemos preparar una mezcla de azúcar y canela y según las vamos sacando, con una espumadera para que escurra bien el aceite, las dejamos en la mezcla de azúcar y  las vamos rebozando.

Rosquillas glaseadas de San Blas

Hoy compartimos con todos vosotros una de las recetas donde gana por goleada la utilización de la gaseosas en lugar de otras levaduras.

Son muchos los expertos reposteros que usan gasificante para todas sus recetas de repostería, en algunos casos incluso mezclan gasificante y levadura química o polvos de hornear, pero si hay recetas donde la mayoría usan el gasificante es en recetas tradicionales como esta.

La receta de rosquillas es la típica que da un poquito de pereza porque a la hora de hacerlas es algo pringoso pero estamos seguros de que merecerá la pena, es más sencillo de lo que parece y están riquísimas.

 

Ingredientes:

250 gramos de harina

3 huevos

100 gramos azúcar blanco

Una taza de aceite de oliva

1/4 copa de anís

2 sobres dobles de gaseosa El Tigre

150 gramos de azúcar glas

Una clara de huevo

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º.

En un bol batimos el huevo con el azúcar hasta que se haga una mezcla más clara, se añade el aceite y el anís y removemos.

Añadimos la harina tamizada para evitar grupos y el gasificante.

Amasamos la masa hasta que notemos que se nos despega de las manos. Cuando tengamos la consistencia adecuada vamos separando porciones de masa. Con las manos vamos haciendo rulitos que luego uniremos formando los roscos o rosquillas.

Se colocan en la bandeja del horno sobre un papel vegetal y se lleva al horno durante 10 minutos a 180 º.

Mientras, en un cazo al fuego ponemos la misma cantidad de agua que de azúcar para hacer un glaseado. Cuando este bien disuelta, retiramos de fuego y y añadimos la clara de huevo y el azúcar glasé y batimos para montar la mezcla merengada.

Sacamos las rosquillas y las bañamos con el glaseado y volvemos a introducir a temperatura suave en el horno para endurecer el glaseado.